martes, 07 febrero 2023
brasil

Los planes de Lula Da Silva para reconstruir Brasil

Luiz Inácio Lula da Silva prestó juramento como presidente de Brasil el domingo y en su primer discurso expresó optimismo sobre los planes para reconstruir el país. Inició su tercer mandato como presidente de Brasil en una ceremonia multitudinaria y cargada de simbolismo, en la que reforzó su compromiso con el combate a las enormes desigualdades sociales que dividen el país.

El veterano político de izquierda que ha obrado el ‘milagro’ de volver a la presidencia después de una dura travesía en la prisión y en unas ajustadísimas elecciones al ultraderechista Jair Bolsonaro, prometió reconstruir el país sobre las ruinas de su predecesor y gobernar para todos los brasileños, los que le votaron y los que no – algo sumamente importante atendiendo la polarización del país -.

“Nuestro mensaje a Brasil es de esperanza y reconstrucción”, dijo Lula en un discurso en la Cámara Baja del Congreso luego de firmar el documento que lo instaura formalmente como presidente. “El gran edificio de derechos, soberanía y desarrollo que construyó esta nación ha sido sistemáticamente demolido en los últimos años. Para volver a erigir este edificio, vamos a dirigir todos nuestros esfuerzos”.

Lula ha dicho que sus prioridades son combatir la pobreza e invertir en educación y salud. También ha dicho que detendrá la deforestación ilegal de la Amazonía “No hace falta derribar ningún árbol más”, dijo el mandatario, asegurando que esto no impedirá apoyar al poderoso sector agrícola de Brasil.

Regresa con el equipo de ensueño amazónico con el objetivo de salvar la selva tropical. “El mundo espera que Brasil vuelva a ser líder en la lucha contra la crisis climática y un ejemplo de un país social y ambientalmente responsable”.

Cabe recordar que casi dos tercios de la selva tropical, que ayuda a regular el clima global, se encuentra dentro de las fronteras de Brasil. Bolsonaro eliminó la aplicación de la ley, atacó a los terratenientes indígenas y alentó a la industria, lo que provocó un aumento devastador del 60 por ciento en la deforestación durante su mandato en comparación con los cuatro años anteriores. Partes del bosque se convirtieron en fuentes de emisiones de carbono en lugar de esponjas de CO2.

Para revertir esta situación la nueva administración ya está buscando ayuda externa. Solo dos semanas después de su victoria en las elecciones de octubre, y a pesar de que aún no estaba en el cargo, Lula apareció en las conversaciones climáticas de la COP27 en Egipto para asegurarle al mundo que Brasil sería un administrador ambiental responsable. Su equipo también abrió conversaciones informales con Alemania para un nuevo paquete de financiamiento para ayudar en la transición del país sudamericano hacia una economía más limpia.

Asimismo el presidente electo ha buscado el apoyo de políticos centristas para formar un frente amplio y derrotar a Bolsonaro, luego ha nombrado a algunos de ellos para que sirvieran en su gabinete.

En su primer acto como presidente y con carácter de emergencia Lula firmó un decreto para endurecer el control de armas y fijó un plazo de 30 días para que la Contraloría General evaluara varios decretos de Bolsonaro que sellaron información oficial durante 100 años. También firmó un decreto que garantizaba un estipendio mensual para las familias pobres y restablecía el fondo amazónico para el desarrollo sostenible de la selva tropical, financiado en su mayoría por Noruega.

Su plan de gobierno prestará especial atención a los que menos tienen, a los que necesitan del Estado para que les garantice la mera supervivencia (la distribución de renta fue la marca de sus dos mandatos anteriores). Una de sus consignas es avanzar en la justicia social atendiendo la enorme desigualdad que lastra el país. Recordó que el 5% más rico de los brasileños acumula la misma renta que el 95% restante.

Igualmente el nuevo presidente promete hacer prevalecer el estado de derecho como garante de la democracia: “No tenemos ningún espíritu de venganza contra quienes pretendieron subyugar a la nación a sus designios personales e ideológicos, pero vamos a asegurar el estado de derecho”, dijo Lula.

Redacción
En Positivo

Leer más:

Lula y el compromiso de salvar el Amazonas. KATHRYN BARAGWANATH

Un Lula renacido para un nuevo Brasil. CÉSAR G. CALERO

La política de la vida hoy en Brasil es la continuación y profundización de las políticas de justicia. BOAVENTURA DE SOUSA SANTOS

Recibe nuestro boletín semanal
con lo más positivo de los medios

Opiniones

Descarga gratuita

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad