martes, 06 diciembre 2022
muros de pago

Los muros de pago se afianzan en los medios, pero no es la solución definitiva

Después de las décadas de bonanza en la prensa escrita llegó una grave crisis en la industria que aún avanza en el tiempo en busca de un modelo sostenible.

La prensa escrita sigue explorando nuevas vías para afianzar un modelo de negocio sostenible en unos tiempos inciertos. La solución que hoy suma más adeptos entre las principales cabeceras en España es un sistema que combina ingresos procedentes de la publicidad y de muros de pago. Un planteamiento que, pese a su madurez, sobre todo en el campo audiovisual, todavía en la prensa, sigue en proceso de experimentación.

El conocido como muro de pago se ha afianzado como una vía de financiación. Durante el COVID-19 cosechó una notable aceptación y que hoy reclama mayor tiempo de observación antes de certificar sus frutos.

Los muros de pago medidos permiten a los lectores consumir una muestra limitada de artículos antes de que se muestre un muro de pago bajo suscripción.

Portavoces de distintos medios se han reunido en el debate “Rentabilidad del modelo de muro de pago y las suscripciones en medio escritos” que se celebró 21 de octubre en el centro CaixaForum de Madrid.

El evento forma parte de un ciclo organizado por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) en colaboración con la Fundación La Caixa, donde se analiza la actualidad desde la perspectiva periodística a través de cuatro debates. La primera sesión fue “El papel del periodismo en la invasión de Ucrania: ¿estamos siendo objetivos?”

Los profesionales allí reunidos coincidieron que los muros de pago se están consolidando como vía alternativa de ingresos a la publicidad, si bien no es la panacea en una situación aún delicada para los medios y todavía con enorme dependencia sobre la publicidad.

La directora de Público, Virginia Pérez Alonso, explicó que “los muros de pago van a ser una vía de ingresos más, pero no es la solución en mayúsculas”, y considera que este sistema se caracteriza por su alta volatilidad.

“Si entendemos que muchos usuarios se dan de alta gracias a las promociones”, dijo, “tenderemos a pensar que muchos se dan de baja también después de aprovechar esa promoción o cuando se acabe”.

La compañía especializada en suscripciones, Piano, señala en su último informe que el 40% de los suscriptores pertenecen a un grupo calificado como ‘durmientes’, que pagan a pesar de que no han visitado la web durante los últimos 30 días. “Esto nos convierte en un grupo con mucho riesgo de bajas”, señaló Pérez.

Igualmente la chief digital officer de El Mundo, Gabriela Bolognese, considera que el contenido es, por encima del precio, el elemento que determina que un usuario se suscriba a un medio y que “los ingresos publicitarios siguen teniendo el peso dominante”. Además, lamentó que “hay poca comprensión de la importancia de la tecnología”.

Por su parte la directora de Producto en El Español, Verónica Milo, apuesta por un modelo híbrido de ingresos “nos permite trabajar con un poco más de seguridad, ya que si en un momento determinado hay una crisis publicitaria, podemos contar con una base de pagos recurrentes que nos ayude a pasar malos momentos”.

Mientras que el director comercial de Voz Pópuli, Manuel Tereisa, afirmó que “el modelo de suscripción es válido como un complemento a los ingresos de publicidad” aunque prevé un 2023 “complicado en ingresos publicitarios” y reconoce sentirse “pesimista” de cara al modelo de suscripción.

Por el momento hay espacio para crecer con un muro de pago medido, puesto que los editores que los usan son cada vez más inteligentes y exitosos en sus estrategias con el tiempo. Sin embargo la volatilidad sigue lastrando para creer que puede ser el modelo definitivo.

Redacción
En Positivo

Leer más:

Buenas noticias: los medios generalistas se suman al periodismo constructivo

¿Por qué la televisión está muriendo?

La televisión que nos merecemos. Antón Layunta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad