martes, 06 diciembre 2022

Stop a culpabilizar solo al hombre como tal de un modelo patriarcal. ESTEFANÍA MOLINA

Los hombres víctimas del machismo.
Esta cultura aún presiona a los varones para ser algo, ya no únicamente frente al mundo, sino como príncipes azules de las mujeres.

Poco se habla de cómo se siente un hombre que fracasa cuidando de su familia, en el trabajo o en los roles de pareja. No pasa con las mujeres, sobre las que ciertas ideologías se prodigan. Así que la película En los márgenes, de Juan Diego Botto, desliza más que una crítica social sobre los desahucios, infrecuente en el cine español. Supone un revolcón a la estulticia de quienes aún entienden el feminismo desde el maniqueísmo, el hombre malo siempre, y niegan que ellos sean también víctimas de la estructura machista.

Los hombres son la primera víctima de ese rol proveedor que el modelo patriarcal o la sociedad tradicional les impone, del que muchos no logran zafarse ni en pleno siglo XXI.

Y tal vez la clave resida ahí: esta cultura aún presiona a los hombres para ser algo, ya no solo frente al mundo, sino con una virilidad como proveedores, seres superiores o príncipes azules de las mujeres. Puede acabar siendo el clásico flipado que cree coleccionar señoras seducidas entre las sábanas.

Stop a culpabilizar solo al hombre como tal de un modelo patriarcal que hasta a ellos les asfixia, como a todos los que creemos en la igualdad real entre sexos.

Ahí están los chavales que acompañan a las mujeres iraníes en sus protestas como ejemplo.

ESTEFANÍA MOLINA
Artículo completo: EL PAÍS

Leer más:

Las mujeres iraníes se alzan contra esta forma opresiva de poder. MÁRIAM MARTÍNEZ-BASCUÑÁN
Nuestra ilusión por la vida. JORGE DOBNER
Que el “solo sí es sí” haya corrido como la pólvora es ya un triunfo. ZIRA BOX
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad