martes, 06 diciembre 2022

Brasil, un referéndum sobre la democracia. CAROL PIRES

En Brasil, la campaña de Lula florece mientras la de Bolsonaro echa raíces.


Lula obtuvo 48.4% de votos, un resultado impresionante para quien, hasta hace dos años, estaba preso y desacreditado políticamente. Hoy, apoyado hasta por exadversarios que le confiaron su voto para hacer frente a las amenazas golpistas de Bolsonaro, Lula ha probado que sigue siendo el político más popular de Brasil. Pero Bolsonaro no solo ha sorprendido con 43.2% (casi diez puntos más de lo que preveían algunas encuestas), sino que se reafirmó como el líder del movimiento extremista de la derecha brasileña. Si en 2018 la extrema derecha tomó por asalto la política institucional con Bolsonaro como líder de ocasión, en 2022 ya probó que su movimiento ha creado raíces profundas en la sociedad y que Bolsonaro, aún con un gobierno desastroso, los representa.

….
Tal vez lo más difícil para ambas campañas será frenar el crecimiento en los índices de rechazo tanto de Lula como de Bolsonaro.

Aunque Lula fue liberado de su condena de cárcel, está grabado en el imaginario popular que su gobierno fue corrupto. Mientras tanto, las acusaciones a la familia Bolsonaro de haber malversado el sueldo de servidores públicos de sus oficinas parlamentarias durante décadas, y haber comprado 51 propiedades en efectivo, parece no tener efecto entre quienes lo apoyan.


Ambos han intentado consolidarse como una tercera vía política, pero la elección ahora se ha transformado en un referéndum sobre la democracia. Se espera de ellos que sean responsables no solo con lo que puede pasar en los próximos cuatro años, sino que con el futuro de todo Brasil.

CAROL PIRES
Periodista, guionista y maestra en estudios latinoamericanos por la Universidad de Columbia. Es coguionista de Al Filo de la Democracia, nominado al Oscar 2020 como mejor documental,
Publicado en: THE WASHINGTON POST

Leer más:

La última innovación de la ultraderecha italiana y europea y en el mundo. GABRIELA WIENER
Chile: cuando la democracia no juega a su favor, sale por los poros incluso de aquellos que llevan las banderas del progresismo. YASNA MUSSA
Las democracias liberales no pueden volverse complacientes, ni confundirse con el neoliberalismo. FRANCIS FUKUYAMA

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad