viernes, 07 octubre 2022
fondo solidario

La mayoría rica apoya un fondo solidario global

Vivimos tiempos convulsos: después de una pandemia sobrevino la guerra de Ucrania, la crisis económica, energética, el cambio climático…

La suerte es que a diferencia de años atrás disponemos de los mayores recursos materiales, humanos y tecnológicos que ha habido en la historia para afrontar estos múltiples desafíos.

Muchas veces lo más difícil es concretar esas soluciones para que sean al gusto de todos, al menos cuenten con un respaldo mayoritario.

Una nueva encuesta ciudadana de gran alcance que abarcó 22 países de todo el mundo reveló un alto nivel de acuerdo con respecto a los desafíos más importantes que enfrenta el mundo hoy en día, y un deseo común de una acción global efectiva en respuesta.

Sin embargo los hallazgos también resaltan la falta de confianza en la capacidad de la comunidad internacional para trabajar juntos para abordar las amenazas globales. El pesimismo sobre la dirección del mundo es más pronunciado en Europa Occidental y Estados Unidos.

La encuesta, realizada en julio por Datapraxis, YouGov y proveedores locales en Moldavia y Ucrania para Open Society Foundations, cubrió a más de 21 000 personas en todo el mundo, con más de dos tercios de los encuestados viviendo en África, América Latina y el Norte. América, Oriente Medio y Asia, lo que la convierte en una de las encuestas más ambiciosas de su tipo desde que Rusia lanzó su ataque a gran escala contra Ucrania hace seis meses.

A los participantes se les hizo una serie de preguntas que iban desde las actitudes hacia la guerra de Rusia en Ucrania; las consecuencias de la pandemia de COVID-19; la necesidad de una acción climática internacional; y la actual crisis del costo de vida. La encuesta también buscó medir el apoyo a través de una gama de opciones políticas ambiciosas.

Los hallazgos, publicados en un nuevo informe, Fault Lines: Global Perspectives on a World in Crisis , incluyeron:

Los encuestados en el Norte Global y el Sur Global tienen diferentes perspectivas sobre las causas de la invasión de Ucrania. Pero existe un fuerte y generalizado apoyo a la opinión de que la paz requiere que Rusia se retire del territorio ucraniano que ha ocupado. Solo en cuatro de los 20 países en los que se hizo esta pregunta (Senegal, India, Indonesia y Serbia) menos del 50 por ciento de los encuestados adoptaron esta opinión.

De todos los encuestados, el 62 por ciento estuvo de acuerdo en que la agresión de Rusia contra Ucrania podría conducir a una guerra nuclear y el 65 por ciento estuvo de acuerdo en que Rusia es una amenaza para la seguridad mundial.

Sin embargo, el cambio climático fue el problema que con mayor frecuencia se clasificó como el desafío más importante que enfrenta el mundo, con un 86 por ciento de acuerdo en que ya estaba afectando la vida de las personas a través de olas de calor, sequías, inundaciones y otros climas extremos.

Hay altos niveles de ansiedad global compartida por la inflación y los aumentos del costo de vida, y por la posible escasez de alimentos. En los tres países latinoamericanos encuestados, el 80 por ciento de los encuestados estuvo de acuerdo en que “a menudo les preocupa si mi familia pasará hambre”.

Existe un interés común en una variedad de soluciones políticas globales ambiciosas, incluida la cancelación de la deuda, el financiamiento de la justicia climática y el apoyo a la investigación de vacunas, incluso en los países más ricos que serían las principales fuentes de financiamiento e inversión necesarios.

La mayoría más rica apoya un fondo solidario global y cancelar la deuda a los países pobres.

Concretamente  los tres países de Europa occidental incluidos en la encuesta (Gran Bretaña, Alemania y Francia), el 58 % de los encuestados apoyaría dedicar el 2 % de su presupuesto nacional a un fondo de solidaridad mundial para ayudar a los más necesitados, y la cifra asciende a 65 por ciento en Francia. En Estados Unidos más de la mitad (53 por ciento) estuvo de acuerdo con la idea.

No obstante a pesar del aparente interés en las soluciones globales, hubo una clara insatisfacción con el trabajo de la ONU, particularmente en los países más ricos. En solo tres países, Kenia, Nigeria y Ucrania, al menos el 50 por ciento de los encuestados creía que la ONU había hecho un buen trabajo en general en relación con la invasión de Ucrania, cayendo al 25 por ciento o menos en ocho países, incluida Francia. Estados Unidos, Gran Bretaña y Japón.

Redacción
En Positivo

Leer más:

La solidaridad es más frecuente. Por eso no es noticia. LUIS ROJAS MARCOS

En las peores crisis siempre ha vuelto a surgir una solidaridad. Pablo Servigne

Basta de privilegios para ‘los intocables’. JORGE DOBNER

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad