viernes, 07 octubre 2022
estudiantes

Los diez mejores estudiantes que están transformando el mundo a mejor

Las nuevas generaciones están destinadas a afrontar los importantes desafíos que se plantean y transformar el mundo a mejor. El reto es mayúsculo pero hay una generación de jóvenes con alta capacidad que pueden hacer historia.

El premio Global Student Prize concede 100.000 dólares estadounidenses a un estudiante excepcional que tiene un impacto real en el aprendizaje, la vida de sus compañeros y en la sociedad más allá.

Chegg.org aborda los problemas a los que se enfrenta el estudiante moderno. Los estudiantes que se presentan al Global Student Prize son evaluados en función de sus logros académicos, el impacto en sus compañeros, la forma en que marcan la diferencia en su comunidad y más allá, cómo superan las adversidades para conseguirlo, cómo demuestran creatividad e innovación y cómo actúan como ciudadanos globales.

El ganador es elegido entre los 10 mejores finalistas por la Academia del Global Student Prize y la Academia del Global Teacher Prize, formadas por personas destacadas. Los ganadores se anunciarán en una ceremonia de entrega de premios en París en noviembre de este año.

Por lo pronto ya conocemos a los 10 finalistas, unos estudiantes brillantes que han sido elegidos entre casi 7.000 nominaciones y postulaciones de 150 países y son impulsores del cambio.

Alesyah Asa: es estudiante de tecnología de la construcción en Keningau Vocational College, Sabah, Malasia. Alesyah, una mujer que vive en un área rural y más pobre de Malasia y estudia en un campo vocacional, ha superado varios estigmas, estereotipos y obstáculos económicos para promover la innovación, la educación STEM y la inclusión en su escuela y en la comunidad en general.

Ha dirigido una serie de iniciativas escolares en actividades relacionadas con STEM, centrándose particularmente en estudiantes de formación profesional y estudiantes con necesidades especiales.

Como estudiante de tecnología de la construcción, la misión de Alesyah es inspirar a las mujeres a sobresalir en campos tradicionalmente dominados por hombres.

Como una de las pocas alumnas inscritas en su curso, Alesyah ha representado a su departamento en varios concursos vocacionales y ha asesorado a otras alumnas para que hagan lo mismo.

Alesyah dirigió un proyecto STEAM conocido como “Eureka Hub” que capacitó a compañeros y maestros en robótica, drones, impresión 3D y espíritu empresarial para ayudarlos a prepararse para un mundo tecnológico en rápida evolución.

Anagha Rajesh: es estudiante en el Instituto Birla de Tecnología y Ciencia en Goa, con especialización en Química y especialización en Filosofía, Ciencias Políticas y Economía. Investigadora, narradora y constructora de comunidades, Anagha ha trabajado en múltiples proyectos que van desde la nutrición hasta la tecnología nuclear, desde la defensa de la salud mental hasta el espíritu empresarial.

Como fundadora y directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro de salud mental dirigida por jóvenes Yours Mindfully, Anagha tiene como objetivo hacer del mundo un lugar más seguro para hablar sobre salud mental.

Su revista electrónica brinda a los jóvenes una plataforma para hablar sobre problemas de salud mental a través de artículos, poemas y arte, y amplía la investigación de los expertos en salud mental. A través de su trabajo con psicólogos, ofrece sesiones de terapia gratuitas para jóvenes que de otro modo no tendrían acceso a asesoramiento.

Anagha, la primera mujer de su comunidad en ser aceptada en una universidad de investigación de primer nivel en la India, dirige el Club de Literatura y Debate de la universidad y trabaja con un equipo de nueve miembros principales para organizar eventos literarios, como sesiones de escritura, capacitar a los miembros del club para que participen.

Gitanjali Rao: estudia en STEM School Highlands Ranch, Colorado. Es científica e ingeniera, inventora, autora y promotora de STEM a nivel mundial. Ganó el Discovery Education 3M Young Scientist Challenge en 2017 y fue honrada como una de las “30 menores de 30 en ciencia” de Forbes por sus innovaciones. Fue nombrada “Mejor joven innovadora” de Time de 2020 y, el 4 de diciembre de 2020, apareció en la portada de la revista Time y fue nombrada su primera “Niña del año”. El 18 de noviembre de 2021, fue galardonada como Laureada de la Cumbre de Jóvenes Activistas en la ONU en Ginebra. Gitanjali también ha sido galardonado con el Premio a la Juventud Ambiental del Presidente de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos.

Los numerosos premios de Gitanjali provienen de su destreza innovadora. Cuando solo tenía 10 años, Gitanjali se enteró de la crisis del agua de Flint mientras miraba las noticias y, a través de la colaboración con un científico investigador de 3M, en séptimo grado había desarrollado su primera innovación, un dispositivo llamado Tethys. Tethys detecta plomo en el agua utilizando nanotubos de carbono y puede enviar información sobre la calidad del agua a dispositivos móviles a través de Bluetooth.

Gitanjali también ha centrado su atención en abordar la creciente amenaza del ciberacoso. Creó un servicio de Internet llamado “Kindly” que ayuda a detectar y prevenir el ciberacoso, especialmente en las escuelas, utilizando los últimos avances en tecnología de Inteligencia Artificial. Se asoció con UNICEF para lanzar Kindly a nivel mundial.

Igor Klymenko: estudia Ciencias Físicas y Matemáticas en el Instituto Politécnico de Kyiv. A Igor le apasiona generar conciencia y resolver el problema mundial de las minas terrestres.

En quinto grado, cuando comenzó la guerra en Ucrania, Igor sabía que quería ayudar a su país. Siempre interesado en la ciencia, decidió aplicar sus conocimientos para desarrollar robots para desminado y en el décimo grado comenzó a incorporar cuadricópteros y drones en sus ideas. Durante los últimos dos años ha estado trabajando activamente en su última investigación, Quadcopter Mines Detector, que ha presentado con éxito en numerosos concursos y exposiciones: fue finalista del X Festival de Proyectos Innovadores “Sikorsky Challenge 2021: Ucrania y el mundo”.

Igor ha desarrollado dos prototipos de trabajo de su dispositivo y ahora está trabajando con inversionistas y varias organizaciones para una implementación rápida en el mundo real para ayudar a reducir la cantidad de víctimas de artefactos explosivos y comenzar a reconstruir Ucrania.

Kenisha Arora: estudia Ciencias Médicas en Western University en Canadá, donde está trabajando para convertirse en cirujana cardiotorácica. Le apasiona tener un impacto positivo en la sociedad y lo hace a través de su participación en la UNESCO, el gobierno estudiantil y varios esfuerzos filantrópicos.

Kenisha y su hermana, inspiradas para difundir positividad durante los días oscuros de la pandemia, en particular para los niños en hogares de crianza, comenzaron Project HopeBags para ayudar a recuperar las experiencias y las risas de las que a menudo carecen los niños en hogares de crianza.

Esto rápidamente se convirtió en un movimiento de esperanza con más de 5000 HopeSpreders y más de 50 capítulos escolares.

Ahora, una organización sin fines de lucro registrada, HopeSisters se dedica a animar a los miembros vulnerables de la comunidad al difundir esperanza y positividad y al empoderar a otros para que hagan lo mismo.

Lucas Tejedor: es estudiante del Centro Federal de Educación Tecnológica de Río de Janeiro (CEFET/RJ). Como innovador autodidacta en una variedad de disciplinas como la programación, las ciencias sociales y la política, Lucas ha trabajado en una gran variedad de proyectos e innovaciones (más de 30) a pesar de su corta edad.

Creó una aplicación que se usó en su universidad para ayudar a las personas a saber dónde reciclar los desechos electrónicos, ya que Brasil tiene una de las tasas más altas de este problema en el mundo.

Debido a los métodos innovadores de la plataforma, se publicó en la revista científica internacional Brazilian Journal of Development. También creó un A.I. que podría identificar incendios a través de imágenes para ayudar a identificar rápidamente los incendios forestales, ganando el 1er lugar en la exposición CEFET/RJ, la segunda competencia científica más grande del estado de Río de Janeiro.

Mathias Yabe: es un estudiante de la Universidad de Ciencia y Tecnología Kwame Nkrumah, Ghana, que estudia Diseño de la Comunicación.

Es un emprendedor social reconocido internacionalmente, ganador de múltiples premios, cuya misión de vida es crear sistemas alimentarios resilientes e introducir soluciones climáticamente inteligentes en las comunidades locales de África.

En línea con este sueño, Mathias es cofundador y director ejecutivo de AkoFresh, una startup de AgriTech que ofrece a los pequeños agricultores servicios sostenibles de conservación de cultivos para reducir el problema de las pérdidas poscosecha y garantizar sistemas alimentarios resilientes. AkoFresh está reduciendo las pérdidas poscosecha, aliviando la pobreza y mejorando la nutrición.

Maya Bridgman: es estudiante en Dubai College, Emiratos Árabes Unidos. Le apasiona aumentar la accesibilidad de la informática, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para todos los estudiantes, independientemente de su edad, género, ubicación, ingresos y experiencia.

Para impulsar el cambio necesario para equipar a los jóvenes de hoy con las habilidades del siglo XXI, Maya creó un club de inteligencia artificial en su escuela secundaria, que rápidamente se convirtió en el club académico más popular de su escuela.

Después de ser invitada a hablar con adolescentes en la Expo 2020 y comprender que había una demanda real de educación de IA accesible y digerible, Maya abrió sucursales en los EE. UU., Sudáfrica, Qatar y otras escuelas en Dubái, formando la Sociedad de IA de Dubái que tiene ahora ha acumulado más de 600 miembros en cuatro continentes con cinco sucursales. A través de la Dubai AI Society, Maya puede impactar a los jóvenes impartiendo lecciones semanales tanto en vivo como en línea para capacitar a los estudiantes para que tengan confianza en sus habilidades de IA, compartiendo su plan de estudios personalizado basado en proyectos que aumenta la accesibilidad a la IA de una manera divertida y atractiva. y enseñar IA a estudiantes en eventos como Expo 2020 Dubai.

Nathan Nguyen: es un estudiante de secundaria en Brisbane, Australia. Su mayor objetivo es promover la igualdad en la educación STEM, creyendo que el lugar donde uno crece no debe dictar qué tipo de educación recibe.

Para ayudar a lograr esto, Nathan estableció Scicious, una organización sin fines de lucro registrada, con el objetivo de proporcionar recursos STEM a estudiantes desfavorecidos y con escasos recursos en todo el mundo.

Sciencious proporciona una plataforma de publicación para estudiantes de secundaria de todo el mundo donde pueden cargar artículos científicos en su sitio web antes de que sean revisados ​​por su experimentado equipo de edición. El sitio web tiene más de 27.000 usuarios. Luego, los mejores artículos se compilan en una revista digital gratuita que luego se distribuye a sus suscriptores y miembros. El último número trata sobre el tema Mujeres en STEM, con el objetivo de erradicar el estigma asociado con las mujeres en ocupaciones STEM y aumentar la representación femenina.

Nicolás Monzón: es estudiante de informática en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).

Criarse en un barrio pobre y poder pagar la universidad era solo un sueño para Nicolás. Trabajó durante toda la escuela secundaria en trabajos manuales, leyendo sobre matemáticas, su pasión, en su tiempo libre. Cuando se unió a la organización benéfica Jóvenes en Acción (JEA) como voluntario, su vida cambió. JEA lo animó a ir a la UADE y solicitar una beca, lo que le permitió obtener su primer trabajo profesional y comenzar a estudiar matemáticas en la UBA, otra universidad de Argentina.

A partir de ahí nunca miró hacia atrás, siendo cofundador de la consultora informática Magnetar. A lo largo de su viaje, Nicolás nunca perdió de vista su ciudad natal y ha motivado a muchos de sus amigos de la infancia a estudiar, crecer como personas y seguir sus sueños. Uno de sus amigos de la infancia se inspiró en Nicolás para estudiar informática y ahora trabaja en Magnetar.

El voluntariado siempre ha estado cerca del corazón de Nicolás. Trabajó para Vida Solidaria, que alimenta a personas sin hogar, y también fue paramédico en hospitales infantiles.

Redacción
En Positivo

Leer más:

La “revolución” de los jóvenes contra las armas de fuego

Despertar verde: la fructífera alianza generacional entre jóvenes y mayores. Jorge Dobner

La generación “geek”: jóvenes emprendedores en la era digital

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad