viernes, 07 octubre 2022

Las profesiones y los trabajos qué serán más demandados.

En las energías renovables y el reciclado estarán los trabajos del futuro: qué puestos serán demandados.
La sostenibilidad que ya está en marcha para mitigar el calentamiento global abre nuevas puertas a especializaciones antes desconocidas. Cuáles serán los perfiles buscados.

La llamada cuarta revolución industrial está generando cambios en el mundo laboral que están llegando a una velocidad extraordinaria, por lo que el presente se confunde con el futuro. Lo cierto es que los nuevos trabajos ya están siendo demandados y lo serán más aún en poco tiempo, por lo que conviene saber cuáles serán las habilidades demandadas.

Las transformaciones están llegando de la mano de la inteligencia artificial (IA), la automatización y la biotecnología que abarcan un gran número de actividades diferentes. Las máquinas cada vez reemplazan más las actividades que no requieren de creatividad y análisis, pero esto implica que otras puertas se están abriendo. ¿Cuáles son esos nuevos empleos? ¿Cómo subirse al tren de los trabajos del futuro?

“Mucha gente joven me pregunta hacia qué perfiles deberían orientarse y tengo algunas buenas recomendaciones”, dijo Olivier L. de Weck, profesor del Programa Apolo de Astronáutica e Ingeniería de Sistemas del Instituto de Tecnología de Massachusets (MIT, por sus siglas en inglés). “Suelo recomendarles la robótica, el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), la biotecnología. Son las áreas de crecimiento de cara al futuro y los jóvenes que entren en esas nuevas áreas serán competentes y valiosos”, explicó, según publicó UE Studio.

En verdad, De Weck, quien también fue director de Planificación Tecnológica de Airbus, coincide con otros especialistas en el tema.

Un informe del Foro Económico Mundial también apuntó a que los puestos más demandados serán los que se especialicen en las casas, ciudades y medios de transporte inteligentes, la transformación digital y el marketing online y la Inteligencia Artificial. Se trata de actividades que serán transversales a todas las industrias y ámbitos de la actividad humana.

Muchas de esas especializaciones serán aplicadas a la sostenibilidad, es decir a las actividades que abrirá la necesidad de todos los países del mundo de poner en marcha la mitigación del cambio climático a través de la economía circular y el cambio energético. La consigna indica que en un futuro que ya se avisora “todo será digital y todo será sostenible”, por lo cual todo lo que se vincule con esos dos factores está destinado a crecer en los próximos años.

Sostenibilidad
La Organización Mundial del Trabajo (OMT) publicó en 2018 el informe Ecologización de los puestos de trabajo, en el que calculó que se crearán 24 millones de empleos en todo el mundo para 2030 a partir de la instrumentación de las medidas que marcó el Acuerdo de París, el tratado internacional firmado por 196 países, que entró en vigencia el 4 de noviembre de 2016, cuyo objetivo es limitar el calentamiento global por debajo de los 2 grados centígrados en comparación con los niveles preindustriales.

El informe estimó que 6 millones de esos nuevos puestos de trabajo corresponderán a las organizaciones que adopten la economía circular, que implica un nuevo modelo de producción y consumo que optimice los recursos, la reducción del consumo de materias primas y el aprovechamiento de los residuos a través del reciclaje. Según los mismos cálculos esos puestos permitirán reemplazar los que, al mismo tiempo, se pierdan por la implementación de actividades ecológicas.

“La economía circular requiere, generalmente, de un equipo multidisciplinar. Los científicos se encargan de seleccionar las tecnologías más eficientes”, explicó Ignacio Fresneda, del área de Personas y Organización de Transformación Industrial y Economía Circular de Repsol.

“Suelen ser químicos, ingenieros, biólogos, expertos en materiales que, junto con ingenieros industriales, ingenieros químicos e ingenieros de procesos, adaptan esas tecnologías y las integran en nuestros procesos actuales”, dijo.

Fresneda explicó que “la economía circular va a demandar formaciones específicas enfocadas en negocios incipientes como el hidrógeno renovable, expertos en nuevos materiales, ingenieros de nuevas energías o informáticos de big data”.

Y en el caso específico de las energías renovables, la OIT señaló en el mismo estudio que generarán un crecimiento del 11%, es decir unos 5 millones de puestos de empleo, entre 2018 y 2030, es decir que la demanda está en pleno auge. “La cantidad de teravatios que necesitamos generar a partir de fuentes solares, eólicas, geotérmicas o maremotrices requerirá grandes inversiones y mucha gente para instalar, mantener y monitorizar toda esa infraestructura”, señaló De Weck.

Los perfiles que estarán al tope de las necesidades en un futuro próximo se pueden englobar en 5 grupos.

Ingenieros e investigadores
Las compañías de energía demandarán cada vez más ingenieros que investiguen en laboratorio nuevos tipos de combustibles que reduzcan o eliminen la huella de carbono, que puedan construir y poner en marcha la infraestructura de centrales solares, parques eólicos y plantas geotérmicas y maremotrices.

También serán necesarios ingenieros y especialistas que investiguen y desarrollen nuevos materiales más sostenibles o nuevas técnicas de reciclado que profundicen los procesos de la economía circular.

Por ejemplo, dijo Fresneda, en el caso de Repsol, la petrolera española, “está analizando más de 40 tipos de residuos y tecnologías para asegurar la producción de biocombustibles avanzados y materiales petroquímicos circulares”, como “la producción de combustibles de baja huella y materiales circulares a partir de aceite de pirólisis procedente de plásticos de vertedero o la producción de biocombustibles a partir de aceites de fritura”. Estos proyectos están desarrollados por “profesionales como científicos e investigadores, ingenieros químicos, de procesos, expertos en materiales”, entre otros.

Marketing y gestión
También está creciendo la demanda de puestos vinculados con la gestión de la infraestructura de energías renovables o su monitoreo y el análisis de los datos que generan las instalaciones. Además, con la definición de productos y servicios alineados con las nuevas exigencias derivadas de los objetivos de descarbonización y por la creciente conciencia medioambiental de los clientes. En este grupo se incluyen puestos de chief sustainability officer y green marketer y analista de sostenibilidad, puestos vinculados con el desarrollo, comercialización y distribución de productos pensados para minimizar los efectos negativos en el medio ambiente, para dar respuesta a la creciente preocupación ecológica de los consumidores.

Consultoría de sostenibilidad
Si bien los especialistas señalan que muchas organizaciones están contratando personal para los puestos vinculados con aspectos ecológicos de sus actividades, otras están tercerizando esas tareas, es decir contratando consultorías externas para cumplir con la normativa en relación con las emisiones de CO2, reciclaje y eficiencia energética.

Sea como personal de plantilla como externo, serán necesarios asesores en sostenibilidad en el marco de la transición energética, especialistas en recursos hídricos, gestor de proyectos de energía eólica, consultor de logística sostenible, controlador de huella de cabono, entre otros.

Perfiles técnicos
Los perfiles técnicos ya son altamente demandados en numerosas áreas, pero es una rama que globalmente crecerá en los próximos años. Especialmente aquellos que puedan encargarse de la instalación y el mantenimiento de la infraestructura de energía renovables, que puedan asistir a los científicos en los laboratorios donde se desarrollan nuevos materiales o nuevos procedimientos de reciclado.

En este nivel de capacitación serán necesarios técnicos de generación de energía a partir de metano, técnico de aerogeneradores, de procesamiento de biofuels, recolector de deshechos y material reciclable. “En el sector, en general, los perfiles de las disciplinas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés) son clave. Y no solo me refiero a formación universitaria, la formación profesional es fundamental en nuestro sector”, dijo Fresneda.

Otros perfiles
Finalmente, los rubros vinculados con la sostenibilidad también demandarán perfiles como educadores ambientales, eco diseñadores y eco constructores, gestores culturales especializados en sostenibilidad, entre otros.

De esta forma, la transición energética y la economía circular está generando una multiplicidad de actividades nuevas que contribuirán a reducir el calentamiento global, pero para las que hará falta también altos niveles de educación.

Publicado en: INFOBAE
Leer más:

Los 25 mejores lugares que ofrecen visas exclusivas para nómadas digitales
Navegar a velocidad de crucero y en piloto automático es cosa del pasado. MARÍA DEL MAR MARTÍNEZ
La crisis climática no es ciencia ficción; es el futuro que venía pronosticando la comunidad científica. ÍÑIGO ERREJÓN
Vivir rural: los pueblos donde pagan por residir
Hay buenas razones para creer en la cura del cáncer en los próximos 10 años. PETER DIAMANDIS
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad