lunes, 27 junio 2022

El fenómeno del podcasting está introduciendo nuevos cambios

El podcasting es la respuesta de la era del streaming a la radio y ha revolucionado totalmente la industria de los medios. El podcast se define cómo la emisión de radio o de televisión que un usuario puede descargar de internet mediante una suscripción previa y escucharla tanto en una computadora como en un reproductor portátil.

La ventaja del podcast es que es un formato bajo demanda; el usuario lo escucha cuando desea hacerlo. Además puede oírse en diversos dispositivos y esto ha ayudado a aumentar su popularidad.

Como todos los medios también el podcast está en constante evolución para adaptarse a las rápidas actualizaciones que exige la industria.

En este caso en un reciente informe de Nieman Lab analizan cómo las adquisiciones corporativas están cambiando fundamentalmente el podcasting al introducir nuevos cambios.

A principios de mayo de 2022, Meta anunció que finalizaría abruptamente la integración de podcasts de Facebook menos de un año después de su lanzamiento. Facebook había ofrecido a los podcasters la posibilidad de subir sus programas al sitio de redes sociales. Mientras tanto, la costosa apuesta de Spotify en la integración de podcast dentro de su servicio de transmisión de música no ha resultado en la oleada de nuevos oyentes que esperaba.

¿Y qué hay del surgimiento de plataformas sociales de audio como Clubhouse que prometieron volver a imaginar el podcasting como salas de chat de audio en vivo organizadas por celebridades y figuras públicas?

Después de su meteórico ascenso en 2021 durante el punto álgido de la pandemia mundial, Clubhouse ha experimentado importantes descensos en las instalaciones de aplicaciones, en parte debido al aumento de servicios de la competencia como Twitter Spaces y Spotify Live.

En medio de toda esta agitación corporativa, es tentador concluir que las empresas de tecnología online están dejando atrás los podcasts en busca de mayores márgenes de ganancias en otros lugares.

Pero estos realineamientos desmienten una verdad más grande: las plataformas ya han remodelado el podcasting de manera fundamental, y jugarán un papel muy importante en su futuro.

Un medio abierto choca con Big Tech

El podcasting, que existe desde hace solo dos décadas, tiene una infraestructura única y descentralizada.

Se puede acceder a los archivos de audio de Podcasting a través de una tecnología simple de la era 2000 conocida como RSS, abreviatura de “Really Simple Syndication”. Gracias a la apertura de RSS, es un mecanismo de distribución no patentado que nadie puede controlar, el podcasting se ha mantenido como un ecosistema creativo próspero. Una vez que cargue un archivo de audio y lo conecte a una fuente RSS, cualquier software o aplicación de captura de pods puede encontrarlo y descargarlo.

La primera década de existencia del podcasting se caracterizó por un crecimiento constante, aunque lacónico. En 2006, por ejemplo, solo el 22% de los oyentes estadounidenses habían oído hablar de los podcasts. Ese porcentaje se sitúa en el 79% en la actualidad.

Sin embargo, después de 2014, este aumento lento y constante se ha visto impulsado por una asombrosa ola de adquisiciones corporativas.

En 2019, el podcasting estaba pasando por un proceso de “plataformización”, gracias al papel cada vez más central de las plataformas digitales como Spotify, Google y Amazon en el desarrollo del medio. Solo Spotify ha gastado más de mil millones de dólares en adquisiciones de podcasts. Otras grandes empresas de radio y tecnología también han realizado adquisiciones significativas en los últimos tres años, remodelando la industria en el proceso.

Sin embargo, la apertura es un anatema para las plataformas digitales, que están intencionalmente estructuradas como jardines amurallados que restringen el acceso. Ganan dinero cuando los usuarios pagan por el acceso al contenido y los servicios, y eso, por supuesto, solo funciona cuando el contenido no está disponible en ningún otro lugar.

Uno de los cambios recientes en el podcasting ha sido la introducción de muros de pago y contenido exclusivo. Desde entonces se ha convertido en una característica estándar del medio.
La importancia de la propiedad intelectual de los podcasts

Para Spotify, asegurar podcasts populares para acuerdos de distribución exclusivos se trata de aumentar la cantidad de usuarios en su plataforma. Pero los podcasts con seguidores dedicados también están emergiendo como formas codiciadas de propiedad intelectual.

El flujo de contenido desde los podcasts hasta la televisión y los largometrajes ahora está bien establecido, gracias en gran parte a la centralidad emergente de las agencias de talentos de entretenimiento tradicionales en los podcasts.

Ahora se lanzan nuevos podcasts con talentos rentables de Hollywood como parte de acuerdos multimedia que incluyen libros, dramas o documentales hechos para televisión. Mientras tanto, las redes de podcasts están cambiando sus estrategias de producción, con el objetivo de conseguir celebridades con audiencias integradas para acuerdos de licencia de contenido exclusivo.

La tecnología publicitaria viene para el podcasting

Las plataformas también están cambiando la forma en que se miden las audiencias de los podcasts. RSS fue diseñado para distribuir archivos de audio de manera eficiente y anónima, pero no para rastrear quién estaba descargando esos archivos o si realmente se estaban escuchando.

Las plataformas digitales, por otro lado, funcionan como sofisticadas máquinas de vigilancia. Saben quién está escuchando un podcast, lo que permite una orientación demográfica y psicográfica específica, y cuánto de ese podcast se está consumiendo.

Las empresas también pueden realizar un seguimiento de su consumo de otros medios en la plataforma. Los anunciantes esperan cada vez más que sus compras de anuncios de podcast permitan la responsabilidad y la atribución.

Si bien no recibió tanta atención de los medios, la reciente adquisición de Chartable y PodSights por parte de Spotify, dos importantes empresas de análisis de podcasts, son indicativas de esta carrera armamentista por los datos de los usuarios.

Redacción
En Positivo

Leer más:

¿El podcasting puede ‘matar’ a la radio?

Clubhouse En Positivo, la primera mesa de redacción abierta en la nueva red social

La nueva comunicación post pandemia. Teresa Baró

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad