martes, 07 febrero 2023

No respetar las comunicaciones privadas es una regresión impura. DAVID TRUEBA

Espiar, deporte mundial.
No respetar las comunicaciones privadas es una regresión impura y dañina que se ampara en esta estúpida sumisión tecnológica que llamamos progreso.

Espiar y dejar rastro es como estafar con factura. Pero es el descaro de nuestros días. En el espionaje a los líderes independentistas catalanes por parte de los servicios secretos españoles hay huellas que señalan hacia algo que definitivamente anda torcido en nuestra comprensión de la amplitud de las libertades.

DAVID TRUEBA
Leer más: EL PAÍS

Lo peor y lo mejor de la semana ( las 10 noticias positivas de esta semana y las peores en los medios)
Lo peor y lo mejor de la semana ( las 10 noticias positivas de esta semana y las peores en los medios)
Ha llegado la hora de exigir una libertad de expresión real. NURIA LABARI

Recibe nuestro boletín semanal
con lo más positivo de los medios

Opiniones

Descarga gratuita

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad