lunes, 27 junio 2022

Los 10 mejores lugares del mundo para vivir tras la jubilación

Dado que los viajes globales han aumentado a lo largo de los años, muchas personas mayores quieren continuar la aventura de explorar el mundo jubilándose en el extranjero. Otros se instalan en nuevos lugares para hacer que sus ingresos de jubilación rindan más o para disfrutar de nuevas experiencias.

La atención médica, los requisitos de visa, la cultura local, los impuestos y los costos de vida son parte de la decisión de jubilarse en otro país.

Con tantas consideraciones, es recomendable obtener asesoramiento profesional, y los asesores recomiendan pasar al menos varios meses en un posible destino de jubilación antes de mudarse.

La prestigiosa revista de viajes Travel + Leisure recomienda los 10 mejores lugares para vivir tras retirarse de la vida laboral.

PANAMÁ

Este país centroamericano se ha convertido en un destino de retiro, en parte debido a su proximidad a los EE. UU., clima y ambiente acogedor. El costo de vida puede adaptarse a la mayoría de los presupuestos, según la ubicación y el estilo de la vivienda.

El gobierno ha hecho que la jubilación en Panamá sea especialmente atractiva con la “visa de pensionado”, un plan que requiere un ingreso de pensión de al menos $1,000 al mes y ofrece beneficios que incluyen descuentos en una variedad de servicios y una exención de impuestos sobre la importación de artículos para el hogar.

Con un pasaporte válido, los visitantes pueden quedarse por tres meses, pero para la residencia permanente, un abogado de inmigración local debe manejar los detalles.

PORTUGAL

Este país europeo se ha convertido en uno de los destinos de jubilación más populares en los últimos años para los europeos y otros de todo el mundo. El clima templado, los hermosos paisajes y los ciudadanos acogedores son algunas de las razones. La vivienda y el costo general de vida son razonables, con variaciones según la ciudad. Los costos de Lisboa y Oporto son aproximadamente un 50% más bajos que los de Nueva York, y vivir en Oporto cuesta un poco menos que en Lisboa.

Los residentes legales pueden registrarse en el Servicio Nacional de Salud para acceder a los hospitales y centros de salud públicos, pagando los servicios sobre la marcha. Para otros, la atención médica generalmente está cubierta por un seguro privado. Se requiere un seguro médico como condición para recibir un permiso de residencia, junto con un pasaporte y un comprobante de ingresos.

REPÚBLICA DOMINICANA

Para una jubilación en una isla tropical, la República Dominicana es uno de los países latinoamericanos menos costosos para los jubilados.

La mayoría de los jubilados compran un seguro de salud privado ya que no son elegibles para los programas gubernamentales, y la atención médica de calidad en hospitales privados está disponible a precios razonables. La República Dominicana ofrece una visa de retiro o “pensionado” con prueba de al menos $1,500 en ingresos mensuales, verificación de antecedentes y certificado de nacimiento. Los jubilados pueden ingresar al país con una visa de turista y luego solicitar una visa de jubilación, lo que lleva varios meses.

ESPAÑA

El clima cálido, la cultura acogedora y una variedad de entornos, desde pueblos de playa costeros hasta ciudades sofisticadas, hacen de España un lugar deseable para jubilarse. El sistema de salud altamente calificado del país incluye atención médica pública para ciudadanos y residentes que contribuyen a la seguridad social. La mayoría de los expatriados optan por la asistencia sanitaria privada cubierta por un seguro.

Hay varios tipos diferentes de visas disponibles, pero para los jubilados de países fuera de la Unión Europea, generalmente se usa la visa de residencia.

El primer permiso es por un año, con renovaciones de hasta cinco años, momento en el cual los jubilados pueden solicitar una visa de residencia.

COSTA RICA

Este país centroamericano, donde “pura vida” es saludo y descripción de la cultura, se extiende desde el Caribe hasta el Pacífico, con selvas, selvas y playas. Los costos varían tanto como los entornos, pero en general, el costo de vida en Costa Rica es razonable.

Algunas formas de convertirse en residente incluyen el Programa Pensionado, que requiere un ingreso mensual de al menos $1,000. Esos fondos deben ser transferidos a un banco costarricense para ser retirados para gastos. El Programa Rentista, para quienes no tienen pensión mensual, requiere un mínimo de $60,000 o ingresos mensuales de $2,500 durante al menos dos años.

La atención médica está disponible a través de sistemas públicos y privados.

MALTA

La población de este pequeño país mediterráneo es casi un 15 % de expatriados, en su mayoría de Europa continental, Australia y el Reino Unido. Las atracciones de Malta incluyen el clima, la ubicación, las playas y la belleza arquitectónica. El inglés se habla ampliamente; Malta fue una vez parte del Imperio Británico.

Se recomienda la atención médica privada ya que los expatriados no tienen acceso al seguro médico nacional. Para obtener la residencia permanente, una visa de “autosuficiencia” requiere alrededor de $ 60,000 en activos, prueba de seguro médico y un impuesto anual del 15%. El programa de Residencia Permanente requiere alrededor de $600,000 en activos, contribuciones financieras al gobierno y compra de bienes raíces.

ECUADOR

Ubicado en el noroeste de América del Sur, Ecuador es la puerta de entrada a Galápagos y alberga un volcán activo y millas de la costa del Océano Pacífico. Su bajo costo de vida atrae a los jubilados, especialmente a aquellos que disfrutan de la aventura y aprecian la naturaleza.

Ecuador usa el dólar estadounidense como moneda, y muchas personas en las principales ciudades hablan inglés.

Los servicios de atención médica tienen un costo aproximadamente un 25 % más bajo que en los Estados Unidos, la calidad es alta y todos los ciudadanos y visitantes tienen atención garantizada. Los jubilados extranjeros pueden unirse al sistema del gobierno por menos de $100 mensuales para obtener una cobertura completa o pueden proporcionar prueba de un seguro de salud privado.

MÉXICO

El bajo costo de vida de México y su ubicación cercana atraen a un gran número de jubilados de los Estados Unidos y Canadá. Además, como destino turístico, México es familiar para muchos visitantes que han vacacionado allí a lo largo de los años. El país ofrece una amplia gama de ubicaciones, estilos de vida, climas y costos de vida, lo que lo convierte en el principal destino de jubilación para los estadounidenses que deciden irse de los EE. UU.

La atención médica está disponible a través de dos programas administrados por el gobierno que cubren a los residentes de bajos ingresos o requieren el pago de una prima. Los hospitales privados y los especialistas ofrecen atención de alta calidad y bajo costo, y muchos jubilados simplemente pagan en efectivo por los servicios o mantienen un seguro privado.

COLOMBIA

Este país sudamericano, ubicado en la costa noroeste del continente, ofrece playas, selva tropical, montañas y una variedad de ciudades. Colombia se ha convertido cada vez más en un destino turístico popular, y muchos visitantes han descubierto sus atractivos como residencia de ancianos.

El costo de vida en Bogotá es aproximadamente un 72 % más bajo que en Nueva York, y el alquiler es un 88 % más bajo. Los costos varían entre ciudades y comunidades del interior, y hay una variedad de viviendas disponibles. El sistema de salud de Colombia cuenta con modernos hospitales públicos y privados, con atención asequible y de alta calidad. El plan de salud pública está disponible para ciudadanos y titulares de una tarjeta de identificación nacional, incluidos los expatriados, con pago de primas. Seguro privado también está disponible.

Varias categorías de visa incluyen la visa de pensionado, más utilizada por los jubilados. Para obtener la visa, los solicitantes deben acreditar un ingreso mínimo mensual de al menos tres veces el salario mínimo en Colombia.

ESTADOS UNIDOS

Las ciudades de Florida son los refugios de retiro favoritos, con clima cálido, kilómetros de costa y sin impuestos estatales sobre la renta como algunos de los atractivos. Una variedad de ciudades en las costas del Atlántico y del Golfo ofrecen una variedad de estilos de vida y costos, lo que hace que Florida sea accesible para la mayoría de los presupuestos de jubilación.

Los jubilados que desean mudarse pero se mantienen a una distancia fácil de viajar encuentran en Florida la mejor opción. A lo largo de los Estados Unidos, las ciudades universitarias, las ciudades con estaciones de esquí y los pueblos pequeños son opciones deseables para los jubilados.

Redacción
En Positivo

Leer más:

Los mejores países para el progreso social

Patrimonio de la Humanidad: los 29 nuevos lugares reconocidos por la UNESCO

15 lugares que hay que visitar, al menos, una vez en la vida

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad