viernes, 01 julio 2022

Una mina urbana capaz de extraer metales a partir de smartphones y ordenadores

Cada año, se desechan millones de televisores, teléfonos y otros equipos electrónicos, a pesar de que son una rica fuente de metales. Gracias a la minería de desechos electrónicos, la industria no solo tiene el potencial de ver un crecimiento inmenso, sino también de encontrar formas innovadoras de mantener nuestro planeta sostenible.

La profesora Veena Sahajwalla realiza “minería urbana”, que se define simplemente como el proceso de recuperación de materias primas de productos gastados, edificios y desechos. En la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW), extrae materiales de aparatos electrónicos en lugar de rocas.

La experta en ciencia de materiales con sede en Sydney cree que su operación es lo suficientemente eficiente como para generar ganancias cuantiosas.

“El modelo económico muestra que el costo de alrededor de $ 500,000 dólares australianos para una micro-fábrica se amortiza en dos o tres años y puede generar ingresos y crear empleos”, comenta Sahajwalla.

De hecho, la investigación indica que tales instalaciones pueden ser mucho más rentables que la minería tradicional. Según un estudio publicado en la revista Environmental Science & Technology, el televisor de tubo de rayos catódicos promedio contiene alrededor de 450 g de cobre y 227 g de aluminio, así como alrededor de 5,6 g de oro. Mientras que una mina de oro puede generar cinco o seis gramos del metal por tonelada de materia prima, esa cifra aumenta hasta 350g por tonelada cuando la fuente son productos electrónicos descartados.

“La extracción de desechos electrónicos y la producción de lingotes de metal puro de cobre u oro promete ser un negocio muy rentable”, dijo el profesor de Macquarie, John Mathews, en la publicación. “Es probable que los primeros profesionales sean especialistas en metales, en particular pequeñas empresas emprendedoras que son conscientes de la magnitud del problema de los desechos electrónicos”.

La cantidad de desechos electrónicos que se generan ciertamente sugiere que las oportunidades comerciales para el reciclaje aumentarán.

Y uno de los aspectos más atractivos de la solución de Sahajwalla es que, si bien la minería tradicional requiere mucha mano de obra, la minería de desechos electrónicos puede ser altamente automatizada.

En la microfábrica de Sahajwalla, por ejemplo, se utilizan robots para identificar y separar piezas útiles. Ella dice que los desechos electrónicos pasan a través de una especie de línea de producción. “Los dispositivos de desechos desechados se colocan primero en un módulo para descomponerlos. El siguiente módulo involucra un robot especial para extraer partes útiles. “Otro módulo usa un pequeño horno para separar las partes metálicas en materiales valiosos, mientras que otro reforma el plástico en un filamento de alta calidad adecuado para la impresión 3D”, dice ella.

Redacción
En Positivo

Leer más:

Soluciones eléctricas para descarbonizar la vida

Reconstrucción o descolonización de la Tierra

«Ciudades esponja» para ayudar a combatir el cambio climático

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad