lunes, 27 junio 2022

La democracia es para que resolvamos los problemas. MANUELA CARMENA

A menudo una de las quejas de la sociedad es la endogamia de los partidos y acomodo de muchos de los políticos sin experiencia en profesión conocida.

Un mal vicio de la política que intenta ser corregido por aquellos que dando ejemplo tiene una profesión fuera de la política y luego pueden ejercerla por cuestión de un periodo determinado.

Es el caso de la abogada laboralista y jueza emérita Manuela Carmena quien entró en política en un breve pero fructífero tiempo, siendo alcaldesa de Madrid de 2015 al 2019.

No se puede decir que su paso fuera del todo satisfactorio como luego ha reconocido, pues las dinámicas de la mala política siguen pesando, lo cual fue motivo de frustración.

Con la voluntad de corregir estos problemas y hacer pedagoga ahora Carmena publica el libro ‘La joven política. Un alegato por la tolerancia y crítico con los partidos’ (Editorial Península) en su visión crítica de todo lo que funciona mal en el sistema político: desde políticos, periodistas y jueces, sus compañeros de profesión.

Es un manifiesto a favor de una nueva política –transversal, horizontal–, en la que el activismo forme parte de nuestro día a día y en la que el populismo, el griterío y los axiomas queden desterrados para siempre.

Entre sus críticas se encuentra la necesidad de rendir cuentas a los ciudadanos una vez terminado los mandatos “hablo de la necesidad de que todos los equipos políticos, cuando concluyan su periodo de gobierno, deberían forzosamente hacer una rendición de cuentas pública. Quedaría constatado lo que se ha hecho y lo que no”.

A lo largo del libro, por ejemplo, dice que percibe la política como “una guerra absurda”.

“Creo que la democracia es el mejor sistema para igualar las diferencias, para empoderar a todos. Y precisamente porque me preocupa mucho la democracia, quiero que la democracia se ejerza bien, y no es ejercerla bien insultarse, tener un diálogo pueril, tabernario, infantil. No tiene sentido.

La democracia es para que resolvamos los problemas que tienen las sociedades, para que busquemos la mejor alternativa” argumenta en una entrevista para el diario.es.

Carmena reivindica hablar de asuntos concretos que afectan a la ciudadanía en lugar de entretenerse en lo abstracto “he intentado en el libro hablar un poco de que las alternativas son diferentes cuando hablas de cosas concretas, de datos. Ha pasado [el jueves 25] el día contra la violencia de género, si hablamos de cómo evitar que haya tantas mujeres asesinadas, estamos hablando de cosas concretas. Nadie puede estar a favor de que haya un número absolutamente escalofriante de mujeres asesinadas”.

Asimismo analiza el papel de los medios de comunicación y la excesiva atención que recibe de los políticos en tanto en cuanto se mueven por los intereses de lo que les pueda beneficiar y lo que ellos dicen en la prensa.

“Yo he visto cómo se crispa un departamento político simplemente porque ha salido algo en alguna prensa. Por eso yo acabo diciendo que en la política al final los medios de comunicación no dicen lo que se ha hecho. Dicen lo que consideran que se debe decir por una serie de razones. Y eso hace que no haya una capacidad de comunicación buena entre lo que se hace y cómo se cuenta a los ciudadanos”.

MANUELA CARMENA
Es una abogada laboralista, jueza emérita y política española que fue alcaldesa de Madrid desde junio de 2015 hasta junio de 2019

Redacción
En Positivo

Leer más:

Alemania marca el camino. JORGE DOBNER

Los ismos que envenenan. JORGE DOBNER

La aristocracia de la maldad. JORGE DOBNER

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad