lunes, 27 junio 2022

Profundizar todavía más en lo mejor que tenemos como humanos. JOSE MARÍA ESQUIROL

En un momento en que la tecnología parece ocupar todo es cuando merece reivindicar la filosofía ya que aporta una visión integral acerca de diversos conceptos abstractos, así como, de los hechos reales y los fenómenos humanos, sociales y naturales.

El filósofo español  Josep María Esquirol, reconocido por acuñar la filosofía de la proximidad para describir su pensamiento, que se plasma en sus volúmenes como “La resistencia íntima: Ensayo de una filosofía de la proximidad” (Acantilado, 2015) y su más reciente “Humano, más humano: Una antropología de la herida infinita” (Acantilado, 2021).

“Intento hacer una filosofía en donde la abstracción nunca se desconecte de lo concreto. Es lo que en la filosofía contemporánea se ha llamado el mundo de la vida, de las experiencias fundamentales. Y en cierto modo, la palabra proximidad recoge eso”.

“Quiero siempre que los verbos sean más radicales que los sustantivos. Y aunque hable de proximidad, en realidad lo que cuenta es el verbo que está detrás”.

En este su último libro Esquirol a partir de preguntas aparentemente sencillas, como ¿qué te pasa?, ¿cómo te llamas? o ¿de dónde vienes?, nos van acercando poco a poco al centro más profundo de nuestra alma, allí donde se descubre la herida originada por las cuatro infinitudes esenciales: vida, muerte, tú y mundo. Jamás seremos demasiado humanos: si algún horizonte tiene sentido es el de llegar a ser más humanos. No se trata, pues, de ir más allá de lo humano, como quiso Nietzsche, sino de intensificar y de profundizar en lo más humano.

Es por eso que en parte de su filosofía rechaza ciertas corrientes que piden ir más allá de lo humano. Así lo explica en una reciente entrevista para BBC Mundo “En mi filosofía intento recuperar la fuerza y riqueza de la vida cotidiana frente a ciertos planteamientos teñidos de un romanticismo superficial, que exalta lo extraordinario y las aventuras más especiales.

Una especie de caricatura de romanticismo que no creo que le hace bien a las personas. En este sentido quiero recuperar la hondura de lo cotidiano.

Vivimos bajo una serie de discursos ideológicos que nos piden superarnos como humanos.

Se habla de todo lo que conseguiremos con las innovaciones tecnológicas y demás, pero opino que estas ideas transhumanistas nos desvían de lo más fundamental, que es profundizar todavía más en lo mejor que tenemos como humanos”.

El filósofo considera que los humanos debemos valorar la vida cotidiana tantas veces opacada por proyectos extraordinarios o cosas que consideramos más ambiciosas porque el sentido de la existencia se encuentra en las pequeñas cosas.

“Soy consciente de que este planteamiento va a contracorriente. Sé que el contexto del mundo occidental tiene en este momento otra orientación y respira otra cosa. Pero hay que resistir. Que algo sea a contracorriente, a contrapelo, no significa que no tenga sentido o valor” argumenta.

JOSE MARÍA ESQUIROL
Filósofo, ensayista y catedrático de filosofía de la Universitat de Barcelona.

Redacción
En Positivo

Leer más:

Un nuevo optimismo, armado de datos, y también de una cierta filosofía. Andrés Ortega

La filosofía de los optimistas

Felicidad, estrategias de la filosofía clásica para encontrarla

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad