martes, 07 febrero 2023

Una mentalidad de gratitud. Peter Diamandis

¿Conoces las ventajas de una mentalidad de gratitud? ¿Y qué podría estar reteniéndote? Desde hace tiempo la gratitud es un elemento investigado por la ciencia para evaluar su impacto en nuestras vidas.

Dicha palabra procede del latín gratitūdo y, según la RAE, es “el sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de alguna manera”.

Cada año, en diferentes fechas, Estados Unidos y Canadá celebran el día de Acción de Gracias, originalmente conocido como Thanksgiving. Los estadounidenses lo celebran el último jueves de noviembre, mientras que los canadienses, el segundo lunes de octubre.

Según la tradición las familias se reúnen alrededor de la mesa y cenan un pavo asado u horneado, que es el plato principal; además, ensaladas, pan y pasteles sirven de acompañamiento. Esa noche, los hogares disfrutan de un momento especial en la que cada miembro comparte sus bendiciones y da gracias por ello.

La gratitud transforma la química del cerebro generando un estado mental más positivo y feliz. En particular la psicología positiva, que investiga aquello que podemos hacer para mejorar nuestra percepción del bienestar, ha mostrado especial interés.

El visionario y gurú tecnológico Peter Diamandis resalta su cualidad e impacto positivo de poner en práctica el ser agradecidos.

Uno de los principales desafíos que todos tenemos hoy es una sensación generalizada de “abrumar”.

Una abundancia cada vez mayor de oportunidades y un ritmo vertiginoso de progreso tecnológico a menudo pueden cegarnos a muchas de las alegrías simples de nuestras vidas. Lo que una vez fue un milagro, ahora lo damos por sentado.

En parte, esto se debe a que la tecnología nos permite hacer mucho más, mucho más rápido, mucho más barato y más fácil.

Pero no siempre fue así.

Como especie, solíamos trabajar más de 80 horas a la semana solo para sobrevivir. Tener acceso a alimentos básicos, agua y refugio. Todos nuestros avances tecnológicos nos están dando a muchos de nosotros unas vacaciones de la supervivencia básica.

Ser agradecido significa sentir y expresar gratitud y aprecio por lo lejos que hemos llegado y por lo que tenemos.

Desde el punto de vista básico del “nivel de vida”, cada uno de nosotros ahora tiene acceso a más alimentos frescos, agua limpia, contenido educativo y medicinas que los reyes y reinas de hace apenas un siglo.

Desde un punto de vista empresarial, cada uno de nosotros tiene acceso a más capacidad de comunicación, más conocimiento y más poder computacional que el que tenían los jefes de las empresas Fortune-100 hace apenas un par de décadas.

Desde un punto de vista de impacto y de propósito, cada uno de nosotros ahora tiene el privilegio de trabajar en algunos de los problemas más grandes del mundo, una capacidad que antes solo podían abordar los jefes de gobierno o los filántropos más destacados.

La resolución de problemas en sí se ha democratizado y todos estamos mejor gracias a ello. Deberíamos estar agradecidos.

Una mentalidad de gratitud implica hacer un cambio regular de la expectativa al aprecio y el agradecimiento.

Significa reconocer constantemente que estamos viviendo en el momento más extraordinario de la historia … que hoy es mejor que ayer y que mañana será mejor aún.

Creo que una mentalidad de gratitud es especialmente importante para los emprendedores. Tenemos tantas expectativas para el futuro y nuestro papel en su creación que nos impacientamos … ¡¿por qué no está aquí todavía ?!

Una mentalidad de gratitud es una de las 6 mentalidades críticas que exploro y entreno a emprendedores y líderes durante mi Abundance 360 ​​Mastermind cada enero.

Aquí hay un resumen de POR QUÉ debería desarrollar una mentalidad de gratitud:

Con una mentalidad de gratitud …
(1) Sabes que estar agradecido mejora tu estado de ánimo y te hace sentir realmente feliz. Expresar gratitud hace que nuestro cerebro libere dopamina y serotonina, los dos neurotransmisores cruciales responsables de nuestras emociones. Nos hacen sentir “bien”.

(2) Reconoce lo increíblemente afortunado que es tanto a nivel personal como profesional, y se toma el tiempo para sentir y expresar agradecimiento y aprecio.

(3) Como líder, comprende el poder de alentar a su equipo a estar agradecido. Sabes que estar agradecido y agradecido mejora el bienestar relacional tanto para las personas como para el grupo en general.

(4) Inviertes en relaciones. Como dice mi querido amigo Joe Polish: “El tiempo no es dinero. Las relaciones son dinero”. Tienes que desarrollar y nutrir tus relaciones. Todos los días, intentas ser lo más útil posible para quienes te rodean. Y en su rol de liderazgo, se concentra en los resultados positivos que puede crear para los demás.

(5) Ha creado rutinas diarias que le permiten reflexionar sobre lo afortunado y agradecido que es. Y comparte esas reflexiones con otros en su vida de una manera que le brinda alegría y eleva a quienes lo rodean.

Redacción
En Positivo

Leer más:

Hoy vivimos en un mundo abundante, a pesar de todo. Peter Diamandis

Razones para ser optimista, pese a todo. Peter Diamandis

En 2030 crearemos más riqueza de la que hemos tenido en los últimos cien años. Peter Diamandis

Recibe nuestro boletín semanal
con lo más positivo de los medios

Opiniones

Descarga gratuita

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad