jueves, 07 diciembre 2023

Desafío mundial, unir Estados Unidos

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos es un acontecimiento mundial, atendiendo que dentro de un mundo globalizado los resultados de la aún primera potencia influirán en el devenir de los equilibrios geopolíticos y sus relaciones internacionales.

Cuando sólo unas cuantas semanas para las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el candidato demócrata, Joe Biden, consolida su liderazgo con nueve puntos por delante del actual  presidente, el republicano Donald Trump , que busca la reelección en un contexto de crisis de salud por la pandemia y también de caos socioeconómico.

Según el último sondeo de Reuters/Ipsos, realizado del 11 al 15 de septiembre, el 50% de los probables votantes dijeron que respaldarán a Biden, mientras que el 41% prefería a Trump. Otro 3% dijo que apoyará a un candidato de un tercer partido y el resto está indeciso.

Paradójicamente los Estados Unidos están más desunidos que nunca por riesgo de una fractura social. Esto hace que estas elecciones sean todavía más decisivas ante el desafío de unir a la nación y solucionar los múltiples problemas pendientes.

La errática gestión del Coronavirus por parte del ejecutivo de Trump, sus histriónicas salidas en momentos tan delicados, unido a las protestas raciales por el asesinato de George Lloyd a manos de un policía. Estados Unidos es hoy un polvorín.

El escándalo por la ocultación de datos acerca de la pandemia ha terminado de minar la confianza ciudadana en Trump, que durante meses se ha vanagloriado de no llevar mascarilla aún con el alto riesgo de contagio por Coronavirus y los miles de muertos que se sucedían en el país.

Según extractos del nuevo libro del periodista veterano Bob Woodward, el actual presidente de Estados Unidos admitió que trató de minimizar la amenaza letal del nuevo coronavirus a comienzos de la pandemia

“Siempre quise restarle importancia”, en palabras textuales de Trump. Al tiempo que  dejó en claro que entendía que el virus era “mortal” y mucho más peligroso que la gripe común.

Sin embargo, Trump ha estado engañando repetidamente en público que el virus no debería considerarse un gran peligro y que “desaparecerá” por sí solo.

Asimismo, al inicio de la pandemia también elogió frecuentemente la respuesta del gobierno chino, y después cambió drásticamente su retórica, culpando a Pekín por la crisis de salud mundial.

Es tal el hartazgo que incluso en las filas republicanas cuestionan el papel del presidente, y miembros de las Fuerzas Armadas que se declaran republicanos votarán más a Biden según una encuesta de ‘Military Times’.

La profesora de derecho en la Universidad Georgetown en Washington, Rosa Brooks, especialista de política exterior y que fue asesora del Pentágono bajo la presidencia de Obama, evidencia la preocupación por el  debilitamiento de las instituciones democráticas de EE.UU.

Ella fundó a finales de 2019 con el historiador Nils Gilman, el Proyecto de Transición Integral. El objetivo de este grupo de pensamiento político, que reúne demócratas y republicanos, es de proteger la vida democrática.

Los cuatro escenarios que los especialistas consideran más probable: una corta victoria de Biden; una victoria aplastante para Biden, con un claro avance tanto en el número de votantes como en las urnas; una victoria de Trump que lo ve a la cabeza en el colegio electoral, pero ampliamente derrotado en el voto popular, como en 2016; y, finalmente, un período de incertidumbre que se prolonga, como en las elecciones presidenciales de 2000.

Con la excepción del escenario de una victoria aplastante para Biden, en cada uno de nuestros ejercicios el país ha oscilado al borde del abismo, con gigantescas campañas de desinformación, violencia en las calles y un callejón sin salida constitucional.

Para evitar suspicacias es más que nunca necesario velar por unas elecciones garantistas con legitimidad plena y que no dejen resquicio de dudas.

Asegurar el buen desarrollo de la votación. Todo primero, funcionarios del Congreso y de los estados, incluyendo legisladores, gobernadores, secretarios de estado y procuradores generales de los partidos, pueden y deben comprometerse a defender la integridad del proceso electoral contra la interferencia partidista y de agentes externos.

Representantes de la autoridad, en estados, puede asegurar que los votantes disponen de información detallada, precisa y sobre dónde, cuándo y cómo votar, y asegurarse de que entiendan que nadie puede cancelar o ampliar el plazo.

Ellos pueden también eliminar los obstáculos administrativos que podrían impedir a los votantes respetar los plazos de votación por correo, y contratar personal suficiente para garantizar que todos los votantes puedan votar.

Finalmente, pueden tomar medidas para proteger los responsables de gestionar la tabulación de los intentos de acoso e intimidación, y establecer previamente criterios para poder pronunciarse sobre las disputas sobre cómo asignar el voto de un estado.

Durante estas semanas el candidato demócrata está apelando a la unidad nacional y se cree que puede ser un hombre de consenso que consiga unir a un país bastante polarizado.

Biden apela a la unidad nacional desde el punto de vista de partido y también patriótico. El primero uniendo la voluntad del partido demócrata para ser alternativa de gobierno a Trump y desde el sentido patriótico para en positivo curar las heridas abiertas de América.

Eso requiere restaurar las viejas alianzas de EE.UU en el mundo y rechazar “amistades peligrosas” con dictadores (el nuevo libro del famoso periodista del Washington Post Bob Woodward desvela correspondencia privada y amistosa de más de 30 cartas entre Donald Trump y Kim Jong-un).

También exige trabajar a favor de la clase trabajadora para que pueda ascender a la clase media y conservar el seguro médico que les proveyó Obama.

Redacción
En Positivo

Leer más:

El Green New Deal en Estados Unidos para una economía libre de carbono. Thomas P. Gloria
Kamala Harris, de padre jamaicano y madre india, candidata de Biden a vicepresidenta
El plan económico de Biden es políticamente inteligente
La fraternidad, la hermandad entre los hermanos. Elisa Beni
Líderes inteligentes, menos líderes inútiles. Jorge Dobner
Construir o destruir. Jorge Dobner
Aporta o aparta. Jorge Dobner

Recibe nuestro boletín semanal
con lo más positivo de los medios

Opiniones

Descarga gratuita

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad