viernes, 19 agosto 2022

El gran reto pendiente de la ciencia está en nuestro mundo interior. Enrique Gracián

Programas míticos como Redes en TVE, con Eduard Punset a la cabeza, abrió el camino a la divulgación científica para el gran público. Acercó ese conocimiento a los hogares de la mano de los investigadores pioneros de nuestro tiempo como Richard Dawkins, Jane Goodall, Steven Pinker, James Lovelock, entre otros muchos.

Como subdirector de este programa, Enrique Gracián, es uno de los artífices de favorecer la divulgación de la ciencia a través de los medios. Licenciado en matemáticas por la Universidad de Barcelona, tiene un largo historial como docente en diversos ámbitos académicos, actividad de la que derivó una clara vocación por la divulgación ya mencionada, también a través de colaboraciones en los suplementos de ciencia de La Vanguardia y El País.

Entre sus publicaciones cabe destacar las biografías de Von Neumann y Hooke, así como los libros de divulgación matemática “El Infinito, un descubrimiento sin fin” y “Los números primos, el largo camino hacia el infinito”, traducido a más de catorce idiomas.

Ahora vuelve a sorprender con su nuevo libro “Construir el mundo” como un viaje extraordinario desde los confines de la materia y el universo hasta el inagotable mundo interior de nuestra mente.

El ambicioso concepto de “construcción” sirve para concebir un juego, tan sencillo como ingenioso, que nos desvela con asombrosa claridad la lógica interna de la química y la física: cómo se construye el mundo. Un profundo conocimiento del mundo y una insospechada capacidad para construir dispositivos tecnológicos.

Pero nos sumimos también en una ignorancia cada vez mayor de nuestra naturaleza interior. Una encrucijada de la que resulta difícil salir si no aprendemos a distinguir con claridad lo que es material y lo que es inmaterial.

Luego establece el descubrimiento del universo exógeno hasta nuestro propio mundo interior, pues como bien explica Gracián sigue siendo un gran desconocido “algo que ya sabía pero no deja nunca de impactarme: lo poco que sabemos sobre nuestro mundo interior”.

“En los estudios fisiológicos se está avanzando mucho en el estudio de las neuronas, de si la memoria está allí o allá… Pero de las emociones, el inconsciente o del lenguaje del mundo interior sabemos muy poco”.

Entre los conceptos a desarrollar se encuentra los paralelismos insospechados entre la materia oscura del universo y nuestro inconsciente.

Según explica “la mayor parte del universo está formada por materia oscura. No la podemos ver, pero sí medir sus efectos. El inconsciente es la parte oculta de nuestra mente. Descubrir su existencia fue un primer paso (bastante revolucionario) y poder medir sus efectos (cómo eso determina nuestros actos) es la tarea que hoy tenemos encomendada”.

Como matemático pone incidencia en la importancia de esta disciplina dentro del sistema educativo “a los alumnos de matemáticas se les exige que sepan resolver problemas. Mi propuesta es que se les enseñe a crearlos. Si lo consigues (que es mucho más fácil de lo que parece) lo de resolverlos es pan comido”.

No en vano Gracián es creador del método SANGAKOO, un sistema innovador para la didáctica de las matemáticas a través de la red y del proyecto BOURBAKI, método matemático para el tratamiento de la información en organizaciones empresariales.

Por último y no menos importante se muestra crítico acerca de la acción ser del humano sobre el planeta tierra, siendo una asignatura pendiente para nuestra civilización.

“Vivimos en el planeta Tierra como si estuviéramos de paso. ¡Es asombroso, pero es así! Es como destruir la casa en la que vives sin tener ni idea de a dónde irás a vivir después (…) Nuestra civilización tecnológica está haciendo una explotación masiva del medio. Estamos sacando todo lo que podemos de determinados elementos sin importarnos qué sucederá después”.

Redacción
En Positivo

Leer más:

Cambio de conciencia para un bienestar real. Otto Scharmer

La ciencia debe saber explicar todo y no dejar nada al azar. Richard Dawkins

La ciencia revoluciona en positivo la vida política

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad