Nuevos tiempos para un nuevo orden. Jorge Dobner

Nuevos tiempos para un nuevo orden. Jorge Dobner

De acuerdo a un reciente informe de Situación y Perspectiva Económica Mundial lanzado por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas estima que a mediados de este año, el producto interno bruto (PIB) en los países desarrollados caerá a 5.0 por ciento, mientras que la producción de los países en desarrollo se reducirá en 0.7 por ciento.

El coronavirus ha desatado una crisis económica y de salud, sin precedentes en alcance y magnitud, con bloqueos y cierres de fronteras que paralizan la actividad económica y despiden a millones de trabajadores en todo el mundo.

Mientras tanto, para combatir la pandemia y minimizar el impacto de una recesión económica catastrófica, muchos gobiernos a nivel mundial están implementando medidas de estímulo fiscal que equivalen aproximadamente al 10 por ciento del PIB mundial.

La recuperación dependerá en gran medida de qué tan bien se conjugan las medidas fiscales y de salud pública para frenar la propagación del virus, minimizando los riesgos de reinfección, salvaguardando el empleo y restableciendo la confianza del consumidor, para que las personas comiencen a gastar nuevamente.

Más allá de occidente no hay que olvidar otras realidades a menudo invisibles, que agudizan problemas previos. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) advierte que “millones de civiles que viven en naciones afectadas por conflictos, incluidas muchas mujeres y niños, pueden verse empujados al borde de la inanición, con el espectro de la hambruna como una posibilidad muy real y peligrosa”.

A diferencia de la crisis del 2008 existe la oportunidad de acelerar un cambio sistémico, afrontar reformas profundas, y no parches, con la certeza de que se necesitan soluciones globales. Lo mal que se hizo en la anterior crisis sirve de precedente para remediar y no caer en los mismos errores.

Frente a la necesidad puede ser ahora tiempo de aplicar lo que antes solo se soslayaba como hipótesis interesantes. La economía circular como nexo de unión entre la economía y el medio ambiente o la economía del bien común que acuñara Christian Felber para desarrollar una verdadera economía sostenible.

En cualquier caso urge introducir el principio de solidaridad como organizador de un nuevo orden socioeconómico, esto ayudaría a que las clases medias, populares y trabajadores no volvieran a soportar el peso de esta crisis.

En este sentido Europa parece que ha comprendido ese cambio de postura respecto al pasado.  La UE está financiando proyectos de investigación para encontrar formas de prepararse, diagnosticar y tratar mejor a los pacientes, y ha introducido más flexibilidad con respecto a las normas fiscales y la ayuda estatal para los estados miembros.

Además, la UE puede contribuir con fondos a esquemas nacionales para ayudar a las personas a mantener sus trabajos.

Ahora también se ha presentado una “hoja de ruta europea” para coordinar los esfuerzos para preparar el regreso a la normalidad. Paralelamente a la solidaridad dentro de sus fronteras, la UE, junto con los estados miembros y las instituciones financieras de la UE, está movilizando 20 000 millones de euros para apoyar a los países socios, especialmente los de África y los países vecinos de Europa, en la lucha contra la pandemia COVID-19 y sus consecuencias sociales, sanitarias y económicas.

De forma histórica en las últimas horas los cinco grupos de más peso en la Comisión Europea han aprobado una propuesta explícita y totalmente elaborada para la Reconstrucción de Europa.

Pero esto solo debe ser el principio. Se espera que este año en elecciones presidenciales en EE.UU pueda haber un cambio. La ventaja de confianza que en estos momentos tiene el demócrata Joe Biden puede ser otro motivo de esperanza para dejar atrás el proteccionismo y sumarse a esas soluciones globales que tanto se necesitarán en los próximos años.

Estos nuevos tiempos, nos tienen que servir para una nueva sociedad: la del bien común.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:

Agenda progresista de Biden y Sanders sobre cambio climático, sanidad, economía y educación
Paraísos para pocos o derechos para muchos. Jorge Dobner
“Solo una crisis produce un cambio real”. Naomi Klein
“El mundo será radicalmente diferente al de hoy”. Nicolas Hulot
Repensar el mundo. Jorge Dobner

 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

No estamos solos.

“Demain” (mañana), contra pronóstico y sin más apoyo que el crowdfunding ha arrasado en las taquillas francesas evidenciando que el público está ávido de conocer nuevas herramientas y soluciones creativas para dar aliento a este mundo nuestro.

Leer más

Un periodismo que conecte con la esperanza. Jorge Dobner

Bajo la actual dinámica de los medios a veces los periodistas operan cumpliendo el supuesto que es suficiente con exponer los problemas para generar un cambio social. Sin embargo, este

Leer más

Feminizar la política.

Aún a fuerza de errores la ciudadanía está reconociendo un cambio de tendencia donde las mujeres deben ser líderes de estos nuevos tiempos en los que necesitamos tanta paz, comprensión y sosiego.

Leer más

Un mundo de paz es posible.

Ya como en su día dijo el admirado Mandela “Siempre parece imposible hasta que se hace”.

Leer más

Ni un golpe más.

Cada golpe que recibe una mujer, es el golpe de vergüenza a las sociedades avanzadas. A pesar de los progresos en igualdad y justicia todavía se necesitan dar más pasos para ver una violencia de género por fin erradicada.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario