Comparte y aporta. Jorge Dobner

Comparte y aporta. Jorge Dobner

Esperanza significa la espera con fe. En los momentos más difíciles el ser humano se aferra a esos motivos de esperanza para no desfallecer.

Sin duda esta pandemia mundial sin antecedentes en nuestra era moderna enfrenta a millones de personas a su propia existencia, buscarle el sentido a la vida y encontrar revulsivos para hacer el confinamiento lo más liviano posible.  Pero la esperanza puede crecer con más confianza si hay indicios que la sustentan.

Si al confinamiento se le añade el ruido informativo la situación se agrava para una población de por sí preocupada por esta realidad que nos toca enfrentar.

No es de extrañar, en anhelo de alternativas más positivas, que los ciudadanos hayan incrementado de forma exponencial durante estas semanas la búsqueda de “buenas noticias”.

Así lo refleja Google Trends, la herramienta de la empresa norteamericana que permite analizar tendencias de búsqueda, que demuestra un crecimiento significativo de esas buenas noticias tras la expansión del coronavirus en España, México, Estados Unidos y otros países europeos.

En el 2011 cuando esta existencia no era tal, hablé en  mi libro “Verdades cambiadas”  de la tripe crisis que padecían los medios: la económica (caída de las ventas de ejemplares, publicidad…), la tecnológica (desincronización de los medios tradicionales respecto a los avances tecnológicos) y la de valores, quizás la pérdida más relevante pues se vincula a la desconfianza creciente de las audiencias.

Lo recuerdo ahora, pues es en esta crisis sanitaria cuando alguno de estos desafíos aún no se han resuelto, la industria periodística también es cuestionada pero parece, estar reaccionando.

Además, habría que añadir un factor diferencial como es la enorme influencia de las redes sociales, y el hecho de que muchas veces se difundan noticias alejadas de la realidad sin ningún rigor periodístico que acaban propagándose cual bulos en pólvora.

A diferencia de la grave crisis económica del 2008 hoy los medios cuentan con precedentes sobre la necesidad de reciclarse y reivindicar los buenos valores.

Esto que desde En Positivo venimos reivindicando desde hace tanto tiempo parece que por fin tiene una resonancia mayor más allá de una presencia testimonial.

Ya sea por esa demanda impulsada por la ciudadanía tan hastiada del ruido informativo o por iniciativa propia de los medios generalistas que es de agradecer.

Periódicos, radios, televisiones aumentan la cuota de buenas noticias o dedican secciones especiales. Es un principio de cambio de línea editorial sumándose al movimiento del periodismo constructivo.

Eso no implicar renunciar la necesidad de seguir informando sobre los acontecimientos de nuestra cotidiana realidad, también de las tragedias, pero sí darle el espacio a “la otra realidad” que merecen de manera más proporcional y justa las buenas noticias y  las soluciones que se suceden cada día pero que equivocadamente se desechaban por creer que no venden lo suficiente.

El mundo pide un respiro, también en la cuestión informativa. Una sociedad atosigada sólo por las tragedias es una sociedad condenada al desánimo, al hastío, a la desesperanza en definitiva.

Siguiendo un rol pedagógico, incluso terapéutico, los medios tienen el poder de inspirar y recuperar también la confianza de unas audiencias que progresivamente se estan desconectando.

En esta línea desde En Positivo seguimos profundizando en nuestra línea editorial de Periodismo de Soluciones. Por ello, hemos puesto en marcha una campaña en la sección Comparte tu idea. Donde hombres y mujeres cuyas ideas pueden servir de inspiración para la ciudadanía aportan pensamientos valiosos para mejorar nuestra realidad más inmediata y con el hashtag  #enpositivochallenge poder compartir estas aportaciones positivas en redes sociales.

Estaís invitados a compartir y aportar vuestras buenas y poderosas ideas enviandolas a info@enpositivo.com

Buen fin de semana.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:

Comparte tu idea positiva
El mundo en positivo: 8 vídeos inspiradores para afrontar el confinamiento
infodemia, el maremágnum de teorías conspirativas, desinformación y propaganda
Cuatro consejos para salir del círculo vicioso de la sobreinformación. Francesc Miralles
Construir o destruir. Jorge Dobner
Nuestros saboteadores mentales. Ingeborg Porcar
De verdades cambiadas a mentiras descaradas. Jorge Dobner
La necesidad de un discurso constructivo. Jorge Dobner
  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Celebrar la vida.

Basta comprobar según un informe del pasado 2014 de la OMS cómo en apenas 12 años la esperanza de vida se incrementó en seis años, 73 para las mujeres y 68 para los hombres.

Leer más

Valorar lo que tenemos.

En el marco incomparable de una gran Barcelona quejarse en exceso es pecado, aún nos queda mucho por ver, que sentir y disfrutar.

Leer más

La catarsis del odio.

Y a pesar de todo, aún por encima del catastrófismo, no hay que olvidar que el mundo es cada vez más pacífico, aún cuando pueda resultar chocante.

Leer más

El desafío de la nueva década: un progreso con más humanismo. Jorge Dobner

Este fin de año no es uno cualquiera, pues supone al mismo tiempo el cierre de un ciclo y el inicio de la segunda década de este siglo XXI. No

Leer más

Grietas, relatos y verdades cambiadas

En el 2011 cuando publiqué mi libro “Verdades cambiadas” escribí el esbozo de una posverdad incipiente todavía, no invasiva,  al menos en el grado actual. Entonces traté desmontar el oportunismo

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario