lunes, 06 febrero 2023

El modelo sueco para frenar el Covid-19

La mayoría de países afrontan la crisis mundial del coronavirus con confinamientos más o menos restrictivos y servicios mínimos. Una respuesta lógica si atendemos la falta de previsión y abastecimiento de materiales sanitarios y test masivos para proponer otro tipo de solución al estilo de Corea del Sur.

En la medida que el confinamiento está dando resultados en la disminución de los contagios y se abastecen del material sanitario suficiente es cómo los países pasan a una segunda fase de desescalonamiento progresivo.

Sin embargo en Europa hay un país que está proponiendo un enfoque muy diferente con resultados eficaces.

Suecia con 10, 23 millones de habitantes cuenta a fecha de escribir este artículo con 11.445 contagiados y 1.033 fallecidos. Cifras comparativamente más bajas que los países nórdicos y el resto de Europa.

Suecia parece seguir un camino similar al de Corea de sur en esta crisis y a razón de los resultados lo hace con éxito. La supresión arbitraria del confinamiento viene avalada por una alternativa sólida desde el inicio de la emergencia sanitaria. Más precauciones calibradas y en aislar solo a los más vulnerables.

“La estrategia en Suecia es centrarse en el distanciamiento social entre los grupos de riesgo conocidos, como los ancianos. Intentamos utilizar mediciones basadas en la evidencia”,  explica Emma Frans, doctora en epidemiología del Instituto Karolinska de Suecia. “Intentamos ajustar la vida cotidiana. El plan sueco es implementar medidas que se puedan practicar durante mucho tiempo”.

Según Ulf Persson en su oficina en el Instituto Sueco de Economía de la Salud ayuda sobremanera la actitud cívica y altamente responsable de la ciudadanía sueca. Los suecos son tranquilos y constantes, se comportan con más precaución de lo normal, siguen controles sociales obligatorios del gobierno, como un límite de 50 personas en las reuniones y solo servicio de asiento en bares y restaurantes.

Persson estima que la economía sueca caerá alrededor del 4 por ciento debido a los cierres económicos mundiales. Pero eso no es nada en comparación con los niveles de desempleo de la Gran Depresión del 32 por ciento que estima la Junta de la Reserva Federal de los Estados Unidos para los Estados Unidos.

La planificación de Suecia está perfectamente coordinada. Hay bastantes lugares abiertos pero con horarios reducidos. No hay bares que sirvan. Todo se sirve en la mesa. Todas las escuelas secundarias y universidades están cerradas o trabajando remotamente. Pero las escuelas de primarias sí están abiertas.

La mayoría de las actividades sociales están cerradas. Pero se permiten reuniones sociales de no más de 50 personas siempre cumpliendo las normas de distanciamiento social.

Se trata de un encierro flexible con medidas enfocadas en colectivos. Es el caso de las personas de la tercera edad antes mencionado para quienes el confinamiento sí es total.

Redacción
En Positivo

Leer más:

Cuidar la salud mental en la crisis del Coronavirus

Soluciones para hacer frente al coronavirus

El test de diagnóstico del Covid-19 con una fiabilidad casi del 100 %

Recibe nuestro boletín semanal
con lo más positivo de los medios

Opiniones

Descarga gratuita

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad