lunes, 06 febrero 2023

Lo mejor del ser humano. Jorge Dobner

La historia está repleta de hechos significativos con muestras de solidaridad y colaboración cuando más se necesita, especialmente en los peores momentos. Se suele decir que las crisis sacan a la luz lo peor y mejor de la naturaleza humana.

La crisis de salud del Coronavirus, no iba a ser la excepción. En cuestión de días la OMS declara el brote Covid-19 de epidemia a pandemia a nivel mundial. Al mismo tiempo que llegan imágenes un tanto tremendistas de histeria colectiva y otras de una gestión cuestionable, también se suceden los gestos amables que nos reconcilian con nuestra condición.

Ciudadanos chinos de Madrid reparten mascarillas en el metro de Madrid, combatiendo así de forma inteligente los mensajes xenófobos. Empresas facilitan a  conductores de autobuses urbanos y autocares el gel higienizante para que puedan lavarse las manos con frecuencia, conscientes de su profesión expuesta de cara el público. En algunas viviendas lucen carteles en que ciudadanos se ofrecen hacer la compra y traerla donde las personas mayores se quedan en casa.

En un gesto de generosidad China ha anunciado el envío a España e Italia de material médico para ayudar a estos países a luchar contra la crisis sanitaria del coronavirus.

Cuando se trata de colaborar ningún gesto es pequeño y todos son necesarios.

Los hay héroes anónimos y otros conocidos, que desde sus posibilidades, están dando una lección de cómo actuar. Pues en momentos excepcionales, se necesitan actuaciones excepcionales.

De la misma forma, en contextos difíciles es cuando se revela la calidad de los dirigentes y políticos. Estas situaciones, como la gestión del Coronavirus, exigen un alto nivel en liderazgo y tomar decisiones con el mayor acierto posible.

Es el caso del gobierno chino donde emergió el primer brote, y que ante una situación desconocida lo ha tenido muy difícil, pero ahora está demostrando  redirigirlo y llevar a cabo medidas importantes para atajar el Coronavirus, no ya en su país sino a nivel global.

En un gesto de inaudita empatía y sentimiento colectivo, el exprimer ministro italiano Matteo Renzi imploraba a distintos países “No perdáis tiempo”, “Pido por favor a mis amigos de Europa, y también a los americanos, que no cometan los mismos errores en la evaluación del riesgo”.

En un ejercicio de responsabilidad incluso en las redes sociales se ha brindado un servicio, elogiando el trabajo de los profesionales sanitarios e instando para que la gente cumpla con las recomendaciones de los expertos, hacer cuarentena y quedarse en casa.

Cuando la crisis del Coronavirus todavía espera su evolución en las próximas semanas, seguro veremos actuaciones e imágenes que no nos gustan. Pero también otros muchos gestos y actuaciones ejemplares que nos hacen confiar en el ser humano.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:

Toda crisis es también una oportunidad. Francesc De Carreras
Cambia de estrategia. Es la hostia sentirse vivo. Susana Quadrado
El miedo es el virus más contagioso. Javier Gallego

Recibe nuestro boletín semanal
con lo más positivo de los medios

Opiniones

Descarga gratuita

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad