Un nuevo contrato social. Jorge Dobner

Un nuevo contrato social. Jorge Dobner

La consecución del Estado del Bienestar durante el siglo XX es considerado con razón como uno de los grandes éxitos de las democracias occidentales. La expansión del modelo Keynesiano de economía mixta, a través del cual la población podía mejorar sus condiciones de vida y crear una clase media que ganara estabilidad económica y derechos sociales.

Sin embargo las dinámicas de este siglo XXI han cambiado respecto al pasado, lo que ayer era válido hoy es insuficiente. Las crecientes desigualdades así lo demuestran.

Un contexto enormemente cambiante deja en evidencia la necesidad de contemporizar el modelo de Estado de Bienestar en arreglo a las nuevas condiciones.

Los síntomas para atender esta revisión se manifiestan en diversas formas pues son muchos los retos que afrontar. Si hablamos de occidente: la prolongación de crisis socioeconómicas de las cuáles no se termina de salir, la injusticia fiscal, una población envejecida, tasas de natalidad bajas, clases medias asfixiadas por la burocracia y los gobiernos o desfase en las estructuras del empleo.

La reforma del Estado de Bienestar debe colocar otra vez en el centro  a las personas, actualizando sus derechos, aspiraciones de vida y expectativas para seguir cumpliendo su cometido.

No en vano el también llamado Estado benefactor o providencial se define en la búsqueda de una mayor atención a la redistribución y bienestar general de la población a través de servicios eficientes.

Recientemente el sociólogo Vicenç Navarro, experto en economía política y políticas públicas, hablaba de desarrollar un cuarto pilar del bienestar en la corresponsabilidad de trabajo familiar.

Algo imprescindible para que la mujer no sea penalizada en el mercado laboral y pueda conciliar su proyecto y ambición profesional con el ámbito personal.

A todo, habría que sumar la inexorable influencia de la Cuarta Revolución Industrial, y más pronto quinta. Mientras que en unos sectores industriales los avances tecnológicos se integran a la perfección y dan lugar a un crecimiento notable de producción, en otros sectores la adaptación está siendo más difícil. 

La digitalización del bienestar se presenta como una empresa altruista y noble diseñada para garantizar que los ciudadanos se beneficien de las nuevas tecnologías.

Pero a efectos prácticos desde algunas instancias se usa de parapeto para presupuestos reducidos, elegibilidad restringida y menos servicios.

A pesar de las amenazas si se quiere seguir avanzando en línea a los cambios en muchos países del mundo están promoviendo la transformación hacia “Estados de bienestar digital” cuando  los sistemas de protección y asistencia social están cada vez más impulsados por datos digitales y tecnologías utilizadas para automatizar, predecir, identificar, monitorear, detectar problemas y ofrecer soluciones.

El hacerlo requerirá más valor que promesas electorales e ir más allá del dogmatismo. Una empresa compleja pero necesaria sentando a todos los sectores, industrias y representantes de la sociedad civil y sus colectivos.

De conseguir un renovado modelo de bienestar modernizado y un nuevo contrato social será la mejor garantía para el progreso de sociedades cada vez más afectadas por el dinamismo y pluralismo.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:

Un “socialismo participativo” que responda a los desafíos de nuestro tiempo. Thomas Piketty
Un “capitalismo popular” para atajar la desigualdad. Branko Milanović
La crisis sirve como una oportunidad de reacción de los países. Jared Mason Diamond
El desafío de la nueva década: un progreso con más humanismo. Jorge Dobner
La ideología del malestar vs. la ideología constructiva. Jorge Dobner
  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Tiempos para creer en nosotros mismos

Mucha gente, hoy en día, lo está pasando mal. Cierran las empresas, los negocios, se incrementa el paro, sube el coste de vida, se estabilizan los sueldos a la baja…

Leer más

Celebrar la vida.

Basta comprobar según un informe del pasado 2014 de la OMS cómo en apenas 12 años la esperanza de vida se incrementó en seis años, 73 para las mujeres y 68 para los hombres.

Leer más

Ideas que cambian el mundo.

Porque analizando el actual contexto muchas de nuestras realidades parecen más propias de los sueños que plasmó en libros Julio Verne u otros, e incluso en algunos casos esta realidad supera a su ficción.

Leer más

Terrorismo, el único enemigo.

Conviene una alianza insondable lo más amplia posible, no sólo de países, sino de actores sociales, tendencias políticas y unión de todas las religiones para acorralar al único enemigo común llamado terrorismo.

Leer más

En Positivo, 10 años de periodismo de soluciones. Jorge Dobner

En medio de la polarización política en EE.UU hay muchos ciudadanos que echan de menos a su ex presidente Barack Obama (encuestas al respecto lo confirman). Un sentimiento que se

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario