El “plástico” biodegradable que se disuelve en agua

El “plástico” biodegradable que se disuelve en agua

La contaminación por plásticos es uno de los problemas medioambientales más evidentes. Cada año se producen un total de 300 millones de toneladas de plástico. De ellas, se estima que ocho millones acaban directamente en los mares y océanos de nuestro planeta.

A consecuencia de esta invasión plástica, los mares y océanos también se llenan de residuos plásticos, tal y como confirma el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y otros informes.

Según los expertos, el tiempo promedio para biodegradarse es de 50 años para vasos de plástico, 200 años para pajitas y 450 años para botellas de plástico.

A pesar de las alternativas que se están generando y un incremento en la concienciación social, lo cierto es que sigue habiendo una dependencia en el uso de plásticos.

Pero de seguirse la siguiente solución (y sobre todo de ser apoyada por gobiernos e instituciones) puede haber un antes y después para revertir los efectos y deterioro de los ecosistemas marinos, y de la biodiversidad marina.

La ingeniera química Sharon Barak emprendió un importante proyecto con un objetivo tan ambicioso como solucionar el problema de la contaminación de plásticos.

La israelí trabajaba en una fábrica de plásticos cuando se lanzó a la aventura de su propia startup y diseñó un elemento que parecía increíble, un material que cumple las mismas funciones del plástico, no es plástico y, lo mejor de todo, se disuelve en agua.

Barak es la fundadora y CEO de Solutum, quien ganara el tercer certamen anual de la Coller School of Management de la Universidad de Tel Aviv.

El producto desarrollado en Solutum “no es plástico, pero se ve y se siente como si lo fuera”, explica la ingeniera.

Junto a su equipo pasaron mucho tiempo mezclando componentes diferentes, hasta que finalmente encontraron la fórmula correcta. El plástico “falso” que Sharon inventó consiste en materiales 100% ecológicos que se disuelven fácilmente en agua y se convierten en parte de la naturaleza.

Según explican “Después de años de intensa investigación y desarrollo, hemos logrado producir un compuesto ecológico único que brinda la mejor experiencia de usuario. El exclusivo proceso de fabricación permite el uso de maquinaria de plástico regular para crear nuestros productos, lo que reduce los costos y cumple con los requisitos de los fabricantes”.

El producto es tan seguro y natural que incluso puedes beber su solución en agua. Si una bolsa hecha de este producto llega accidentalmente al océano, se convertirá en parte de ella en solo unos minutos, sin representar una amenaza para los animales marinos.

Esta compañía se ha marcado como ambiciosa mision el reemplazar los billones de bolsas de plástico utilizadas anualmente por diversas industrias y clientes privados, que contaminan el medio ambiente y los océanos. Su enfoque inicial es en bolsas de basura y bolsas para las industrias de cemento, empaque y alimentos.

Aquí un vídeo donde la protagonista de esta increíble solución explica su trabajo.

Para más información: Solutum

Fuente original: Bright Side

Redacción
En Positivo

Leer más:

Paros, la primera isla mediterránea libre de plástico

Salvar los océanos: un método para extraer microplásticos del agua

Cero plásticos: la lección medioambiental de San Pedro La Laguna

ver mas artículos

Noticias recientes

China reduce la desigualdad social

China avanza en la reducción de la desigualdad social.Programas de apoyo al campo y la migración a las ciudades ayudan a reducir la brecha de ingresos.El aumento en la desigualdad

Leer más

Descubrimiento contra el Parkinson

Una forma de impedir procesos degenerativos se descubre en Argentina.La prestigiosa revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America publicó  un trabajo realizado

Leer más

Las ciudades con más potencial cultural

Si queremos pasear por infinitos pasillos repletos de obras de arte podemos recorrer las 27 galerías que hacen que Shanghai esté a la cabeza en cuanto a museos nacionales se refiere.

Leer más

Patentan una bateria que duraría semanas

Sería alimentada con células combustibles de hidrógeno, que permitiría que el dispositivo dure semanas sin ser recargado.

Leer más

Un estetoscopio de 20 dólares para países en desarrollo

Ha sido creado por cuatro estudiantes de la Universidad de Melbourne.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario