10 iniciativas para una vida sostenible en 2020

10 iniciativas para una vida sostenible en 2020

La vida sostenible es la práctica de reducir en el día a día la demanda de recursos naturales asegurándose de reemplazar su uso. Esto implica la toma de decisiones de distinto tipo. A veces eso puede significar no elegir el consumo de un producto que se elabora utilizando prácticas que no promueven la sostenibilidad; y a veces significa cambiar la forma en que hacemos las cosas para comenzar a ser una parte más activa del ciclo de la vida.

Estas decisiones responden a una mayor conciencia sobre el  cambio climático, el calentamiento global, el agotamiento de la capa de ozono y el agotamiento de los recursos y su impacto en la vida humana y animal.

Las medidas simples como usar el transporte público con más frecuencia, reducir el consumo de energía, volverse más ecológico pueden ser de gran ayuda para reducir su impacto ambiental y hacer de este planeta un lugar limpio y seguro.

Aquí recopilamos 10 iniciativas que cada persona puede llevar a su vida cotidiana para un estilo sostenible.

Suficiencia privada, lujo público

George Monbiot, escritor británico conocido por su activismo ambiental y político, cuestionaba en un artículo que había que elegir entre “lujo público para todos, o lujo privado para algunos”.

Si todos los hogares de Londres tuvieran piscina, la ciudad no cabría en la extensión de Australia. En su lugar, Monbiot propone una vida suficiente y contenida en lo privado, pero capaz de disfrutar de los lujos públicos que tenemos a nuestro alcance –desde piscinas olímpicas climatizadas a estupendos parques, museos y espectáculos -.

Acciones profundas

Implican salir de la zona de confort. Estas acciones radicales suponen cambios de estilos de vida que tienen consecuencias importantes en el sistema de producción y consumo, ya que envían señales inequívocas por parte de la sociedad “queremos energías renovables” o “necesitamos menos carne, pero de calidad”. Por ejemplo, una acción profunda sería contratar electricidad verde.

Easy Sustainability

Como su propio nombre indica supone hacer de la vida sostenible un estilo sencillo y relajado, pensando en el valor de los gestos pequeños. Por ejemplo, optar por la bicicleta y así no preocuparse por buscar aparcamiento cada vez que vas al trabajo.

Acciones colectindividuales

La suma de muchas acciones individuales tienen la capacidad de crear un gran impacto colectivo.

Y es por la presión de esas muchas acciones individuales que las empresas pueden  cambiar sus procesos de producción en mayor armonía con el medioambiente.

Electrodomésticos eficientes y multitarea

Es común comprar pequeños electrodomésticos para una acción concreta y luego dejarlo de utilizar, por ejemplo con la licuadora. En su lugar es más práctico comprar electrodomésticos capaces de desempeñar múltiples tareas y al mismo tiempo cuenten con la acreditación de eficiencia energética que consumen menos energía y ahorran costes.

Alternativas al consumismo

En época de rebajas es fácil caer en la tentación de comprar por comprar sin una razón lógica o de necesidad. Por ejemplo en el caso de la ropa, es interesante comprar ropa de segunda mano que además vuelve a estar de moda.

Urbanidad

Hay que tener en cuenta que compartimos el espacio con muchas otras personas que también tienen derecho a respirar y moverse. Por esa misma razón es casi de obligación moral compartir vehículo si hacemos uso individual para desplazarnos al trabajo.

Determina el alcance de las acciones verdes

Las personas y hogares que emprenden un estilo de vida sostenible deben determinar hasta dónde pueden llegar y dónde no (por el momento). Por ejemplo, pueden dejar de usar el coche ya mismo, y dejar para más adelante lo del transporte de sus hijos al colegio. Establecer estos límites ayuda a llevar a cabo las acciones y a tener una idea clara de los objetivos alcanzados.

Eco-optimismo

Para ser conscientes de que nuestras acciones tienen una repercusión hay que poner en valor los éxitos ya conseguidos. Hay informes que avalan cambios positivos al respecto, por ejemplo, en España ya no se usa prácticamente carbón para producir electricidad.

La información es poder

Tenemos a nuestro alcance gran cantidad de información sobre las consecuencias ambientales y sociales de nuestro estilo de vida.

Desde el contenido en aceite de palma de una galleta a la emisión de óxidos de nitrógeno de un coche. Es interesante dedicar algo de tiempo a leer esta información y tomar decisiones inteligentes en consecuencia.

Fuente original: Público

Redacción
En Positivo

Leer más: 

La aplicación danesa para acabar con los desperdicios de comida

Movimiento Zero Waste para reducir la basura a la mínima expresión

Economía circular para combatir el cambio climático

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Los temas cruciales de la agenda internacional 2019

Este 2019 viene precedido por ciertas tendencias del pasado año en un escenario mundial de luces y sombras. Mientras ya se están dando indicativos de ralentización económica, algunos líderes populistas

Leer más

Cultivar con menos productos químicos

Se demuestra el incremento del rendimiento y disminución de la utilización de productos químicos.

Leer más

Los niños y el bilinguismo

Los niños son capaces de distinguir las diferencias gramaticales de su lengua materna en los primeros meses de vida.

Leer más

La deforestación del Amazonas va a la baja

La tasa de deforestación se ha reducido un 75% desde su máximo en el 2004.

Leer más

Jóvenes que ayudan a través de las redes sociales

Las redes facilitan la participación de más veinteañeros en proyectos sociales.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario