Los 10 científicos más influyentes del año

Los 10 científicos más influyentes del año

La tradicional lista anual de la revista Nature, que destaca cada año los científicos más influyentes, tienen en esta edición  un gran peso medioambiental. La prestigiosa publicación es una de las más destacadas en divulgación científica.

En un año marcado por el despertar verde de la sociedad  y las continuas manifestaciones en la calle – especialmente de los más jóvenes – , tiene sentido que la revista ajuste la lista de este año a las reivindicaciones de conciencia medioambiental.

Esta línea editorial viene a reforzar el papel de los científicos que avalan con datos e informes la aceleración del cambio climático y la defensa de cambios radicales en la actividad humana para reducir las emisiones de dióxido de carbono y otros factores que contribuyen.

No obstante los expertos señalan como dato positivo esa creciente concienciación en todas las capas de la sociedad. De forma simbólica se ha incluido en la lista a una persona no científica, en este caso a Greta Thunberg, máxima referencia de una generación.

Aquí recogemos la lista de las 10 figuras científicas más influyentes el año:

RICARDO GALVÃO (defensor de la ciencia): a medida que el caos aumentó en el Amazonas, el físico se convirtió en un héroe nacional al desafiar al gobierno de Brasil.

El 19 de julio, el líder de Brasil, Jair Bolsonaro, arremetió contra un informe sobre deforestación del equipo de Galvão en el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) en São Paulo. El análisis del grupo había despertado la ira del presidente porque encontró un pico alto en la tala de bosques en el Amazonas. El presidente acusó a los científicos de mentir sobre los datos y sugirió que Galvão, como jefe del instituto, podría estar en connivencia con los ambientalistas.

Después de una noche casi sin dormir, Galvão habló en defensa de los científicos del INPE. También acusó al presidente de cobardía y pidió una reunión cara a cara, actos que sabía que lo llevarían a perder su trabajo. Lo que no sabía era que se convertiría en un héroe, aclamado por sus colegas científicos y por extraños en las calles.

VICTORIA KASPI (la detective del cielo): esta astrofísica persiguió misteriosas ráfagas rápidas de radio con un innovador radiotelescopio. En el último cuarto de siglo, Victoria Kaspi ha utilizado muchos de los mejores telescopios del mundo para realizar descubrimientos astronómicos fundamentales. Pero en 2017, se encontró ayudando a construir uno, atornillando cientos de cables para conectar el Experimento de Mapeo de Intensidad de Hidrógeno Canadiense (CHIME) a ​​computadoras poderosas.

Este año, los esfuerzos de Kaspi y decenas de otros astrónomos dieron sus frutos. CHIME se convirtió en el mejor cazador de ráfagas de radio rápidas (FRB) del mundo: misteriosos destellos de energía de radio que frecuentemente aparecen en el cielo. CHIME, que se encuentra en el sur de Columbia Británica, ha visto cientos de explosiones, muchas más que cualquier otro telescopio.

NENAD SESTAN (rebooter cerebral): el neurocientífico revivió cerebros de cerdo sin cuerpo y desafió las definiciones de vida y muerte. Los investigadores, en la Escuela de Medicina de Yale en New Haven, Connecticut, habían encontrado actividad eléctrica en cerebros tomados de cerdos muertos. El equipo había extraído minuciosamente los órganos poco después de la muerte y les había infundido oxígeno y un conservante helado, y al hacerlo, los cerebros volvieron a la vida al menos parcialmente.

Con ese sorprendente resultado, Sestan se dio cuenta de que lo que había comenzado como un proyecto paralelo para encontrar formas de preservar mejor el tejido cerebral para la investigación se había convertido en un descubrimiento que podría redefinir nuestra comprensión de la vida y la muerte.

Sestan mantuvo la calma e inmediatamente hizo dos cosas: cerró el experimento y contactó a los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de EE. UU., Que financian su investigación, así como a un bioético de Yale. En los próximos meses, los expertos analizaron las posibles implicaciones éticas. Una vez que estuvieron seguros de que el experimento era éticamente correcto, los investigadores reanudaron sus experimentos.

SANDRA DÍAZ (guardiana de la biodiversidad): una ecologista y sus colegas evalúan los ecosistemas de la Tierra y exigen acciones drásticas.

El 4 de mayo, Sandra Díaz y otros 144 investigadores tuvieron un mensaje claro para el mundo. Acababan de terminar el estudio más exhaustivo de la biodiversidad del mundo, y la noticia fue peor de lo que la mayoría de los investigadores habían imaginado: un millón de especies se dirigen a la extinción debido a las actividades humanas, y tomará medidas drásticas para detenerlo.

Esos hallazgos provienen de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia-Política sobre Biodiversidad y Servicios de Ecosistemas (IPBES). Díaz, ecologista de la Universidad Nacional de Córdoba en Argentina, es uno de los tres copresidentes del panel.

Díaz tiene una segunda carrera ahora, influyendo en las políticas a través de su trabajo con IPBES. Ella se felicita de cómo el informe del panel está siendo adoptado por muchos movimientos sociales y ambientales, incluida la Rebelión de la Extinción, que están presionando para una acción más fuerte y más urgente sobre el medio ambiente.

JEAN-JACQUES MUYEMBE TAMFUM (luchador contra el ébola): el co-descubridor del Ébola enfrenta su décima batalla con el virus en la RDC, la más dura hasta el momento.

Muyembe lidera la respuesta de la República Democrática del Congo al brote más volátil del ébola hasta el momento. Desde agosto de 2018, la epidemia ha matado a más de 2.200 personas en el noreste del país, una región que ya se ha visto afectada por un cuarto de siglo de conflictos e inestabilidad política.

Este científico, quien tomó el timón de la respuesta en julio, aporta una gran experiencia al esfuerzo, junto con una dedicación a la ciencia de vanguardia. A partir de 1995, desarrolló las medidas clave de salud pública que todavía se utilizan para contener el virus.

YOHANNES HAILE-SELASSIE (el buscador de origen): el  paleontólogo sacudió el árbol genealógico humano con el descubrimiento de un cráneo notablemente conservado de 3,8 millones de años.

Era una forma circular y pálida en el suelo, aproximadamente del ancho de una toronja, que llamó la atención de Yohannes Haile-Selassie cuando estaba investigando un sitio en el desierto del norte de Etiopía en febrero de 2016. El objeto sobresalía del reseco Tierra a solo 3 metros de una quijada encontrada por un pastor de cabras unas horas antes.

El cráneo, conocido como ‘MRD’ y revelado al mundo en agosto (Y. Haile-Selassie et al. Nature 573, 214–219; 2019), dio a los investigadores su primer vistazo a la cara de este enigmático pariente antiguo, que era previamente conocido por solo unos pocos fragmentos óseos. Los paleoantropólogos están impresionados por el espécimen, y algunos dicen que solo rivaliza con Lucy, el fósil esquelético de 3.2 millones de años de la especie estrechamente relacionada Australopithecus afarensis.

WENDY ROGERS (especialista en ética de trasplantes): el académico reveló fallas éticas en los estudios de China sobre trasplantes de órganos.

Durante dos décadas, la controversia ha girado en torno al origen de algunos hígados, corazones y riñones utilizados para trasplantes de órganos en China.

Esta bioética de la Universidad Macquarie en Sydney, Australia, encontró una nueva forma de abrir el tema: examinar las publicaciones de investigación de los médicos chinos de trasplantes. La investigación de su equipo, publicada en febrero (W. Rogers et al. BMJ Open 9, e024473; 2019), desencadenó más de dos docenas de retracciones de informes de trasplantes, después de que los médicos no pudieron probar que los donantes dieron su consentimiento.

ONGKUI DENG (traductor CRISPR): un científico chino muestra que la edición de genes CRISPR se puede usar de manera segura en adultos con VIH.

En 2008, Brown se convirtió en la primera persona conocida en eliminar el virus, gracias a un trasplante de médula ósea que recibió como parte de un tratamiento para la leucemia. Sus médicos habían buscado intencionalmente un donante con una mutación genética que desactiva CCR5, una proteína que el VIH usa para infectar las células inmunes. Eliminaron el sistema inmunitario de Brown, luego lo rellenaron con las células donantes y el virus desapareció.

Pero la mutación protectora encontrada en el donante de médula ósea de Brown es rara, y prácticamente no existe en China. Entonces, Deng, quien formó parte de uno de los equipos que descubrieron la importancia de CCR5 en el VIH en la década de 1990, decidió intentar editar el gen. Tomó células madre formadoras de sangre inmunológicamente compatibles de la médula ósea de un donante, las editó con CRISPR-Cas9 y luego las trasplantó en una persona con leucemia y VIH.

JOHN MARTINIS (constructor cuántico): el físico dirigió la primera demostración de Google de una computadora cuántica que podría superar a las máquinas convencionales.

Lideró el trabajo de un grupo de investigadores de Google que anunció que habían demostrado una primera: una computadora cuántica que podía realizar un cálculo más rápido que la mejor computadora convencional. “Hacer este experimento fue la culminación de mi carrera”, dice Martinis.

Un equipo de más de 70 científicos e ingenieros demostró que, para un desafío específico: calcular la distribución de los resultados de una especie de generador cuántico de números aleatorios, Sycamore podría hacer en 200 segundos lo que estimaron que tomaría la mejor supercomputadora 10,000 años (aunque otros argumentaron que solo necesitaría días).

La hazaña se basó en un hardware mejorado que redujo las tasas de error y conectó qubits de nuevas maneras.

GRETA THUNBERG (catalizadora climática): la  adolescente sueca puso la ciencia del clima en primer plano mientras canalizaba la ira de su generación.

Los científicos han pasado décadas advirtiendo sobre el cambio climático, pero no pudieron galvanizar la atención mundial como lo hizo Thunberg este año. La sueca de 16 años los ha eclipsado, y muchos la están animando.

“Algunos se preguntarán por qué una adolescente debería obtener más crédito y atención por lamentarse públicamente de un conocido dilema que la mayoría de los investigadores climáticos por años de duro trabajo y esfuerzo”, dice Sonia Seneviratne, científica climática del Instituto Federal Suizo de Tecnología.

Redacción
En Positivo

Leer más: 

Las mujeres de la ciencia que están rompiendo “los techos de cristal”

La ciencia debe saber explicar todo y no dejar nada al azar. Richard Dawkins

La ciencia cambió el mundo en 100 años

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

El mundo en positivo: 8 vídeos para pensar un cambio de paradigma

Nada volverá a ser como antes. Intelectuales y filósofos coinciden en que la Covid-19 supone un punto de inflexión en la forma en que concibamos el mundo antes de la

Leer más

Un cambio en la gestión de residuos para la transición ecológica

El objetivo de “residuos cero” exige una completa estrategia en colaboración con diferentes sectores para así conseguir una reducción máxima de la generación de residuos. Esta práctica internacional se manifiesta

Leer más

La era post Covid-19: las ciudades que cambian

La pandemia mundial está cambiando a todos los niveles la concepción de la vida. También las ciudades se enfrentan a nuevos retos, entre la obligación de adaptarse a nuevos protocolos

Leer más

Una renta básica universal como antídoto a la desigualdad

La desigualdad social es uno de los problemas estructurales más importantes. Seguramente uno de los datos más representativos de esta realidad es que el 1 % de la población mundial

Leer más

El mundo en positivo: 8 vídeos inspiradores para afrontar el confinamiento

      La pandemia mundial del Coronavirus ha traído consigo medidas restrictivas para bajar la curva de contagio. En modo de confinamientos más o menos flexibles según el país,

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario