El ruido imparable de los movimientos sociales. Jorge Dobner

El ruido imparable de los movimientos sociales. Jorge Dobner

Hay movimientos silenciosos que no tienen tanto impacto en la prensa internacional, y ninguna repercusión en su país de origen puesto que es un estado fallido que aún debe caminar hacia la democracia.
Desde hace semanas una oleada de protestas antigubernamentales se han extendido por todo Irak.
De forma inusual un grupo de manifestantes mujeres desafían el modelo fuertemente patriarcal y pintan los murales reivindicando sus derechos civiles.
Los murales que le rinden homenaje a la fortaleza de las mujeres iraquíes se han convertido en una representación visual icónica de las protestas.

En Líbano, los manifestantes paralizaron el país empujando la renuncia del primer ministro Saad al Hariri y se nombra a Hassan Diab como el nuevo primer ministro tras un mes de parálisis.
Mientras que en Egipto continúa una ola masiva de protestas enfrentando el régimen de Al Sisi por las graves tramas de corrupción, oscuros secuestros y vulneración de derechos fundamentales.

Hay cada vez más voces que hablan de una nueva Primavera Árabe cuando las reivindicaciones en cuestión de democracia y derechos sociales que alimentaron diferentes movimientos en 2011 siguen presentes, y en algunos casos se han profundizado.

Entonces aquella primavera no culminó de la forma en que se quiso en un sentido claro de la democratización de estos países de la región, pero sí se inició un camino importante, un proceso que ahora parece una catarsis y aventura cambios importantes.
La suerte y la desgracia a un tiempo es que el 60 % de la población de estos países no supera los 30 años. Su población fue mermada por las guerras pero son una población joven que supone un gran activo en todos los niveles, también con mayor osadía para desafiar los regímenes absolutistas.

Casualmente en occidente estamos viendo como los jóvenes son protagonistas en el liderazgo de movimientos sociales, quizás el más relevante en materia medioambiental presionando en la puesta en marcha de soluciones para frenar el cambio climático.

Comparativamente las conquistas en derechos entre oriente medio y occidente poco tienen que ver, pero aun en democracia las sociedades no pueden permanecer en el status quo y así es como las distintas sociedades hacen saber sus distintas reivindicaciones con más o menos fuerza.

Estas manifestaciones en todo el mundo nos hacen recordar que en la mayoría de casos, y ahora en especial, las sociedades parecen más adelantadas a los cambios que ofrece la clase política que en muchos casos, ya no nos representan

Pero gracias a estos toques de atención en forma de presión ciudadana se pueden promover transformaciones de “abajo hacia arriba” forzando a tomar decisiones en arreglo al contexto. Los movimientos silenciosos finalmente hacen ruido.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:

Una generación joven comprometida con los derechos humanos
Movimientos de protesta, los ciudadanos exigen soluciones
La desigualdad de nuestro tiempo. Joaquín Estefanía
La crisis sirve como una oportunidad de reacción de los países. Jared Mason Diamond
Despertar verde: la fructífera alianza generacional entre jóvenes y mayores. Jorge Dobner
  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Tecnologías para mejorar la democracia. Jorge Dobner

No son nuevos los usos torticeros para manipular a las audiencias, también al electorado en cuestión política. Ya en el 2000 fue sonado el uso de publicidad subliminal en la

Leer más

El capitalismo de las ideas

A partes iguales la innovación ha sido y es objeto de deseo y amenaza a un tiempo. En contradicción como un estado natural cuasi permanente los seres humanos nos convertimos

Leer más

Rebelión en la granja.

La corrupción, el fraude y falta de integridad moral no son valores distintivos de una sociedad que ha demostrado paradójicamente unirse frente a la adversidad con un espíritu comprometido digno de mención.

Leer más

Todos somos griegos.

En Grecia se juega algo más que lo que atañe a sus 10 millones de habitantes, en este partido se juegan otras cosas que nos implican a todos los europeos y a nuestro modelo económico actual.
Porque hoy con nuestros más y nuestros menos, todos somos griegos.

Leer más

Las cosas están mal, pero en el mejor momento para ser cambiadas

La crisis no es económica. Es moral. Es el reflejo de la ética corrompida. Y ha puesto de manifiesto lo que la raza humana debe corregir: la avaricia. Que para

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario