El futuro del dinero digital

El futuro del dinero digital

Del trueque al dinero digital. Esa podría ser la síntesis de la historia de las transacciones y la adquisición de bienes.

Todo este proceso avanzado con la irrupción de las criptomonedas y entre medias el uso de la tecnología blockchain, una cadena de bloques que elimina los intermediarios descentralizando la gestión.

Recientemente PayPal, el servicio de pagos online más importante a nivel global, anunció la adquisición más importante en su historia. Se trata de la compra de Honey, una exitosa extensión para navegadores para obtener códigos de descuentos en compras. La operación, que cerrará en el primer trimestre de 2020, será por USD 4.000 millones.

Honey ofrece cupones digitales que en promedio alcanzan el 18% de descuento en compras. Se integrará al servicio de PayPal el año que viene. Esta adquisición es clave para el futuro a corto plazo de la compañía, que cuenta con 295 millones de usuarios a nivel global, y alcanza un promedio de 12.5 millones de pagos por día en 100 monedas.

La compra de Honey marca el futuro de las innovaciones en los pagos digitales.

“Si miramos nuestra historia, vemos una empresa que intentaba participar en los pagos de persona a persona a fines de los años 90. Fuimos parte de eBay, entendimos que había un mercado de pagos electrónicos, comenzamos en Estados Unidos, y luego crecimos de forma global. Somos el sistema de pagos más grande del mundo”, explica en una entrevista Sri Shivananda, CTO (director de tecnología) de PayPal a nivel global.

Shivananda está convencida que la experiencia personalizada en las compras online será cada vez más protagonista, en base a machine learning (aprendizaje de máquina) e inteligencia artificial. Así, serán los algoritmos los encargados de entender cómo es cada usuario para, por ejemplo, ofrecerle el descuento indicado.

“La personalización se adaptará a cada contexto y nosotros podemos maximizar el valor del dinero de cada usuario”, explica.

En este punto aparece un nuevo concepto, de stable coins, criptomonedas de valor estable, para un uso regular y normalizado.

Argumenta que, por ejemplo, una unidad de dólar estadounidense vale igual que una unidad de dólar estadounidense en moneda digital (pero con algunas ventajas) “Al digitalizar el dólar de Estados Unidos, lo podemos usar en cualquier transacción digital para el intercambio”.

Luego es posible usar el dolar digital para cualquier tipo de transacción y eso no tiene la desventaja de la primera generación de criptomonedas. “El valor no sube ni baja tanto como el valor de las criptomonedas, y por esto es que son más estables. Stable coin es porque no sube ni baja tanto como el equivalente a las monedas físicas”.

Para más información: Honeyfund

Fuente original: Infobae

Leer más: 

Transformación digital y tecnología responsable para las personas

Hace falta una revolución digital como fue la revolución francesa. Entrevista a Markus Gabriel

Digital Future Society, soluciones para los retos del futuro digital

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

” La conversación porno’’ entre padres e hijos

The Porn Conversation ofrece una guía, técnicas y consejos a los padres que quieran conversar con sus hijos sobre el tema tabú del porno y enseñarles que se trata de ficción que no siempre se corresponde con la realidad.

Leer más

Impresión 3D, la revolución total

La impresión 3D puede parecer un invento de reciente creación pero lo cierto es que nació hace 30 años. Sin embargo, es hoy en día cuando ha comenzado a extenderse

Leer más

Sistemas de medicina alternativa

La pasada semana se celebró en la localidad de Balaguer en Lleida (Cataluña, España) el congreso “Salud censurada” en el que participaron notorios gurús de terapias alternativas. Su nombre hace

Leer más

Expresar las emociones y dar sentido a lo que está pasando

Poner experiencias desagradables en forma de cuento sería saludable.

Leer más

Un estudio anuncia que es posible regenerar un corazón tras un infarto

En un futuro muy próximo será posible reparar las células cardiacas dañadas tras sufrir un infarto.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario