sigue a Webempresa en Facebook sigue a Webempresa Twitter sigue a Webempresa Google+ sigue a Webempresa en Pinterest

Nuestros anunciantes

Hemos olvidado pedir las cosas por favor y de dar las gracias. Susana Quadrado

Hemos olvidado pedir las cosas por favor y de dar las gracias. Susana Quadrado

Ni las gracias.
Estuve sujetando la puerta para que entrara en el edificio de modo que no tuviera que bajar de la bici, pasó a mi lado, me golpeó la pierna con la rueda y ni me miró. La dependienta de la tienda de comestibles tan cool del barrio le pidió amablemente a una mujer si podía pagar con billetes más pequeños o hacer el abono con tarjeta, pero la otra se empeñó en que no, y dejó caer sobre el mostrador, con cara de asco, un billete de 100 euros. El camarero le sirvió a aquel tipo un café con suma delicadeza después de dibujar una flor de nata manchada con polvo de chocolate, pero él le despreció porque se había olvidado de que la leche tenía que ser desnatada.

Hemos olvidado pedir las cosas por favor y de dar las gracias. A la vecina, a la chica de la tienda, al camarero, al conductor del autobús cuando pierde unos minutos mientras espera a que subas corriendo. A los amigos.

A todo dios. Ignoro si es porque cada vez somos más rácanos con los sentimientos (cuánto daño está haciendo el WhatsApp), o más maleducados, o directamente es que nos hemos vuelto todos imbéciles.

Más o menos de esto iba un artículo que le leí a Milena Busquets hace unos meses. Lo recordé después de cruzarme con el jeta de mi vecino. Recordaba la escritora que ya no se agradecen las invitaciones a cenas, ni el envío de libros. Que ni siquiera se agradecen los favores, como si algunos creyeran que todo les es debido por quien son o por quien son los demás.

Hace unos años, si te invitaban a cenar, al día siguiente tenías un detalle con el anfitrión: le llamabas o le enviabas una nota, un mensaje, qué sé yo, hubiera sido o no memorable la velada. Los libros que te llegaban también merecían respuesta porque libros se escriben muchos, y los hay malísimos, sí, pero eso no significa que para el escritor no tengan un valor incalculable.

Y olvidamos decir por favor y gracias como olvidamos tantas otras cosas.

La cantidad de caras con que se puede disfrazar el egoísmo. Llamar a tu madre después de la revisión del médico. Hacer panellets con la pequeña porque ya se ha hecho mayor. Los panellets que llevaba de la escuela, incomestibles como guijarros. Que en los últimos años el otoño no parece otoño, 21 grados en Barcelona. Que vivir en la ciudad causa más ictus y que deberíamos airearnos. El sabor de los buñuelos que freía la abuela de Es Mercadal. Que llueve hasta que llueve. Ser menos cobardes y no tragarnos ni una mentira más. Que quien te ha hecho llorar una vez volverá a hacerlo. El crujido de la madera al andar por el comedor de la casa de tu padres. Que si no intentas hacer o decir aquello que te ronda por la cabeza hoy, mañana te sabrá mal no haberlo intentado. Que no tienes que escribir ni hablar sobre aquello que desconoces o no comprendes. Los muertos de la familia o de los amigos porque la vida es de los vivos. La fuerza de los recuerdos sin los que no somos nada. Decir te quiero, mucho, y de hacerlo como proponía Martí i Pol, “desde la intensidad de una mirada/ o desde la espuma de un solo beso”.

Nos olvidamos. Da lástima.
Gracias por leerme.

Susana Quadrado
Publicado en: La Vanguardia

Leer más:

Los abrazos son irremediablemente necesarios. Silvia Fesquet
La celeridad con que vivimos es indicio de la ansiedad que nos devora. Santiago Kovadloff
Sólo con un abrazo saldríamos de este atolladero. Lluís Amiguet

ver mas artículos

NOTICIAS RECIENTES

Europa, la ilusión por un proyecto común. Jorge Dobner

Europa, la ilusión por un proyecto común. Jorge Dobner

La hasta ahora primera ministra del Reino Unido, Theresa May, se ha despedido en un mar de lágrimas con la renuncia a su cargo ante la imposibilidad de culminar el

Leer más

El mundo despierta mejor que ayer.

El mundo despierta mejor que ayer.

Si la fe mueve montañas por fin hemos cambiado el no por el “Sí, se puede” sabedores de que la actitud es la primera semilla de éxito.

Leer más

Felicidad, un movimiento global.

Felicidad, un movimiento global.

La felicidad es una manifestacio?n compartida por la mayori?a de ciudadanos que viven en nuestro mundo, que aspiran alcanzar este estado no como un privilegio sino un derecho.

Leer más

La transición verde.

La transición verde.

Los medios de comunicación tenemos la obligación moral de informar con amplitud de miras y estimular la acción de aquellos que contribuyen a un planeta verde.

Leer más

Problemas vs. Soluciones.

Problemas vs. Soluciones.

Miles de ciudadanos de la capital de Catalunya se levantan cada día para hacer frente a los desafíos con una actitud valiente y proactiva. Muchos de ellos, ciudadanos brillantes, incluso van más allá de la lógica y materializan sus ideales con soluciones disruptivas, con una visión de bien colectivo cumpliendo el lema que popularizara Obama “Sí se puede”.

Leer más

AÑADIR UN COMENTARIO

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

El mundo no está empeorando sino mejorando mucho. Luis Garicano

Razones para el optimismo. No siempre ha parecido que el mundo iba de mal en peor. Tuvimos un momento de enorme optimismo en la década de los noventa del siglo

Leer más

Los socialistas estadounidenses tienen razón al querer reformar el capitalismo. Entrevista a Joseph Stiglitz

Joseph Stiglitz: los socialistas estadounidenses tienen razón al querer reformar el capitalismo. En muchos sentidos, el socialismo democrático es atractivo, dice el ganador del Premio Nobel Joseph E. Stiglitz, quien

Leer más

Suerte y acierto para las buenas intenciones. Rosa María Artal

Gobierno Sánchez: Del júbilo a la cautela. Ha sido una jugada maestra. Pedro Sánchez ha aprovechado los cauces que abre la sociedad actual, sensible a los golpes de efecto, a

Leer más

Muchos se quejan de que haya hoy tantos países gobernados por idiotas. Juan Luis Cebrián

La democracia de los idiotas. Un interesante y provocador artículo de Daniel Innerarity en estas mismas páginas, ponía el acento en recordar que todas las instituciones de la democracia se

Leer más

La búsqueda de un nuevo equilibrio económico-social planetario se hace imprescindible. Sami Naïr

Qué hay detrás del discurso del odio. La xenofobia, el rechazo de la pluralidad, la mentalidad paranoica frente al mundo exterior, y la construcción de chivos expiatorios se han convertido

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario