Arquitectura parásita: viviendas novedosas y baratas

Arquitectura parásita: viviendas novedosas y baratas

SHED era una diminuta casa prefabricada diseñada por la firma de arquitectura inglesa Studio Bark y estaba ubicada dentro de una fábrica en desuso del distrito de Battersea, en Londres.

Al trabajar como autónomo, Richard no necesitaba vivir en ninguna zona en particular, y aunque no quería irse de Londres, el costo de vida en la ciudad se estaba convirtiendo en una carga. Al mismo tiempo, dice, tenía ganas de “algo diferente”.

En un arrebato, Richard mandó un correo electrónico al estudio mostrando interés en el proyecto. Poco después, se mudaba a una caja de 11,15 metros cuadrados sobre ruedas -ubicada dentro de una estructura más grande- en la que cabía una cama doble, un escritorio y una silla.

Richard dice que “es como un dormitorio grande”.

En un momento en el que muchas ciudades lidian con la escasez de viviendas asequibles, las construcciones parásitas atraen cada vez más atención como una forma de construir viviendas novedosas y baratas.

Este año el estudio de arquitectura ecuatoriano El Sindicato construyó una casa de 12 metros cuadrados revestida de vidrio y acero en la azotea de un edificio en el barrio de San Juan, en Quito.

Algunos proyectos conceptuales incluso imaginaron la reinvención de edificios célebres en hogares funcionales: por ejemplo, llenar la Torre CN de Toronto con pequeñas viviendas de madera o cubrir con un mar de coloridas viviendas las paredes interiores del Arco de La Défense de París.

El proyecto de “arquitectura parásita” constituido por unidades modulares en La Grande Arche de La Défense de París. Richard explica que vivir en un espacio tan poco convencional lo llevó a repensar cómo podrían ser las ciudades, especialmente más allá de los edificios tradicionales de ladrillos.

Por ejemplo, imaginemos un centro de convenciones o una sala de exposiciones: el espacio puede albergar muchas casetas diferentes que se pueden mover fácilmente, según el evento.

Las viviendas podrían ser igual de adaptables, ya sea porque los residentes quieren cambiarlas a menudo o simplemente para tener viviendas menos convencionales.

“Algunas partes podrían estar sobre ruedas, como el cobertizo, o podríamos tener espacios flexibles, espacios adaptables, tal vez edificios modulares que pudiésemos reducir cuando sea necesario”, asegura.

Cómo la arquitectura puede ayudarnos a construir nuevas ciudades con menos ruido
Para Richard, una ciudad que contemplase las posibilidades de la arquitectura parásita permitiría tanto a los arquitectos como a sus habitantes dejar volar la imaginación con su idea de hogar.

Teresa Bardzińska-Bonenberg, historiadora de la arquitectura de la Universidad de Bellas Artes de Poznan, en Polonia, ha estudiado la arquitectura parásita.

Asegura que el creciente número de edificios patrimoniales en los centros de las ciudades, que no se pueden modificar, combinado con unos precios de alquiler disparados y una disminución de los inmuebles disponibles obligan a los arquitectos a innovar en las áreas urbanas.

Al mismo tiempo, la historiadora hace referencia al cada vez más frecuente deseo de la gente de tener casas que se puedan renovar y cambiar de manera fácil y económica.

“De eso trata la idea de ‘parasitar’ la ciudad”, explica. “La gente ahora tiene mucha más inspiración, materiales, herramientas y valentía para expresarse”.

Aunque reutilizar o expandir un edificio antiguo no es un fenómeno nuevo, los complementos parásitos se distinguen porque contrastan deliberadamente con sus “anfitriones” en color, material y estilo. La visibilidad de la adición no es un problema, sino que es la gracia.

Estas estructuras parasitarias altamente visibles también se convierten en un poderoso medio para visibilizar los problemas sociales.

El artista Michael Rakowitz empezó a trabajar en paraSITE, su programa de vivienda parásita socialmente consciente, tras regresar de una residencia en Jordania.La caja con ruedas de 11,15 metros cuadrados de Richard se construyó como una casa parásita en un almacén. Adentro caben una cama de dos plazas, un escritorio y una silla.

Rakowitz, que por ese entonces estudiaba un postgrado en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, vio a una persona sin hogar durmiendo en una rejilla de calor afuera de un edificio en Cambridge, Massachusetts. Le hizo pensar en las tiendas de viento de los nómadas beduinos.

“Aquí se trataba de otro viento, no era el del desierto sino el viento subproducto del sistema de servicio de un edificio”, explica. “Y era otra forma de nomadismo: nómadas urbanos que son refugiados económicos y sociales”.

Ahora, a través de paraSITE, Rakowitz crea refugios de plástico de doble membrana a medida. Ha estado construyéndolos desde los años 90 en ciudades como Boston, Nueva York, Chicago, Montreal, Ljubljana y Berlín.

Solución: muchos ejemplos de arquitectura parásita, que suelen ser modulares,fáciles de construir y pequeños, están pensados para las necesidades de población con bajos ingresos e incluso de jóvenes creativos que intentan sobrevivir.

Para más información: Erudit

Fuente original: BBC Mundo

Leer más: 

El modelo de “sostenibilidad hedonista” de Copenhague, la primera ciudad neutral en carbono

La nueva arquitectura social de Sudáfrica que se basa en el reciclaje de basura

La arquitectura puede crear ciudades de paz. Marwa al-Sabouni

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Una adolescente convierte la cuestión climática en uno de los asuntos centrales de las próximas elecciones belgas

La adolescente que levanta a los institutos belgas contra el cambio climático. Todavía no son las siete de la tarde, pero la familia de Anuna De Wever ya degusta una

Leer más

Tecnología para el acceso de vivienda a jóvenes en riesgo de exclusión

Antes de llegar a la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston, era una trabajadora  en el centro de California. Mi compañero de trabajo y yo recorrimos la

Leer más

Unidos por la tecnología

La tecnología ayuda a muchísimas parejas y familias que, por avatares del destino, se ven obligados a vivir en ciudades o países distantes.

Leer más

La Ciudad de los Libros: la más bella, original y creativa biblioteca del siglo XXI

La Ciudadela de los Libros seguirá allí, intacta, atrayendo cada vez más lectores, como un enclave de civilización invulnerable a la barbarie.

Leer más

Las relaciones de pareja duraderas dependen de la amistad, según la ciencia

Un estudio reciente descubrió que un solo factor importó más para la satisfacción de relación de una pareja que  otras consideraciones. Ese factor fue si las parejas vieron a su pareja

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario