La codicia merece ser ridiculizada. Entrevista a Brontis Jodorowsky

La codicia merece ser ridiculizada. Entrevista a Brontis Jodorowsky

“La riqueza es compartir, la codicia es una ridiculez”
Brontis Jodorowsky, actor, artista y escritor.
Tengo 56 años. Nací en México y vivo en París. Soy artista, actor y escenógrafo. Tengo dos hijas, Alma Luna (27) y Rebeca Libertad (22). ¿ Política? He votado verde. ¿ Creencias? Acepto el misterio, entre el centro de la tierra y el cielo sobre la cabeza.

Contra los parisinos
Brontis Jodorowsky es actor, dramaturgo, poeta y acróbata, dirige óperas… y también crea aforismos, que ahora reúne en Manual de codicia (Empresa Activa). Son “365 claves para el capitalista despiadado”. Su personaje, Hammer Clume (en Twitter @HammerClume), dice: “Tener escrúpulos es de perdedores”; “la fe mueve montañas, sobre todo de oro”; “para vender un producto inútil, véndelo caro”; “luchar por un salario mínimo es de perdedores, el ganador se bate por la máxima ganancia”… Desde el reverso de sus aforismos, Brontis sueña un mundo mejor… Y critica a sus convecinos parisinos: “Se quejan mucho… porque, estando bien, han viajado poco”.

Su apellido me suena.

Mi padre es Alejandro Jodorowsky, el poeta vivo en español con obra más longeva: publicó poemas en 1943…

Y, hoy en tuits, ¡sigue!

Guionista de cómics, actor, director de cine… Me dirigió en la película El topo, su western místico de 1970.

Pero… ¿qué edad tenía usted entonces?

Siete años. Poco antes, mi padre recordó que tenía un hijo: me pidió, y mi madre me envió.

¿Ellos se habían separado?

Sí, yo vivía con mi madre por Europa: ella era una joven actriz en busca de papeles. Yo había mitificado a mi padre ausente…

¿Le gustó reunirse con él?

La primera noche apoyé mi cabeza en su pecho, y me dormí: “Siempre esperé este momento”, fue lo que le dije.

Claro.

El rodaje fue divertido, la película es salvaje.

El niño desnudo, con revólver…

Soy yo. No estoy todo el rato desnudo, ¿eh?

¿Qué aprendió de su padre?

La libertad artística, creativa.

¿Y de su madre?

¡Lo mismo! Con los dos aprendí a ser libre. Soy actor, pero el actor es tributario del deseo de otros, del productor, director… Y por eso también dirijo teatro, óperas, escribo…

Y escribe sobre economía, también.

Sí, en la línea del economista Thomas Porcher, autor de Traité d’économie hérétique: rebate creencias asentadas.

¿Qué creencias?

Proponer alternativas al sistema económico capitalista no significa ser partidario del desastroso régimen de Venezuela. La economía no es ciencia, son miradas al mundo.

¿Y cuál es la suya?

Soy consciente del poder del dinero para despertar la codicia en el ser humano. Y la codicia merece ser ridiculizada.

¿El humor es su arma?

En la Universidad de Medicina del Teherán de Jomeini rotularon: “Prohibido reír”. Si la risa es pecado, será que es poderosa.

¿Cómo lo aplica usted?

Lo hace por mí Hammer Clume, en su cuenta de Twitter. Y en su libro A time for global money (La hora de la ganancia global).

Rimbombante.

¿Hueco título, verdad? ¡Pues circulan libros así! La primera máxima de Clume da el tono: “El mejor negocio es vender a los pobres, haciéndoles creer que comprar les hará ricos”. ¿Qué hacen las rebajas de las tiendas, si no?

¿Quién es Clume?

Un capitalista despiadado que inventé en el 2013: expone con toda crudeza su codicia… y ya tiene 20.000 seguidores en las redes.

Vaya.

“Una buena manera de ganar dinero es escribir un libro sobre como ganar dinero”, dice Hammer en su obra, tan ficticia como él.

¿Algunos se lo toman en serio?

Seguro: Hammer dice lo que piensan millones de codiciosos reales a nuestro alrededor.

¿Usted no es codicioso? ¿Seguro?

Al codicioso le mueve la acumulación constante: “Toda ganancia que no es exponencial ¡es pérdida!”, dice Hammer. Y así piensa y obra todo capitalista codicioso. Pero yo, por el contrario, siento que la riqueza consiste en compartirla.

Todo lo contrario del Tío Gilito.

La ganancia sin límite es aberrante, y sucede: se despide a trabajadores sólo por ganar algo de dinero unos cuantos accionistas.

¿El codicioso no sabe frenar?

Tiene de sobra para que vivan sus hijos y sus nietos y bisnietos… pero él quiere más.

¿Por qué cree que sucede eso?

Los ricos compiten entre sí por tener más que el otro rico, son igual que los machos alfa en una berrea.

Y así es como el 50% de la riqueza mundial la posee el 1% de la población mundial, y esa pulsión no cesa…

Pero hay ricos que están donando parte de su dinero a la comunidad…

La caridad no es justa puesto que es caprichosa; ese dinero ha sido amasado con el concurso de toda la comunidad.

¿Está mal que un individuo, con su esfuerzo, amase el dinero que quiera?

El esfuerzo personal es valioso si lo acompaña el placer de compartir con otros. Si es ombliguista, es mero egoísmo, es codicia, que es la actual enfermedad del mundo.

¿Odia usted el dinero?

No. Como instrumento de intercambio, el dinero es muy útil. Pero como bien en sí mismo, el dinero nos intoxica.

Comparta con los lectores algunas otras frases de su Hammer Clume.

“Para vender a una mujer, pon un producto atractivo a su lado”, dice Hammer, y esta irónica añagaza no es tan broma… Para vender nos hacen creer que estamos comprando días soleados y sexo, felicidad…

Otra.

“Los pobres tienen el Paraíso de Dios; los ricos, el paraíso fiscal”.

Tampoco es tan broma.

Contra la codicia, ¡cultura! Poesía, cine, literatura, teatro, pintura, el arte… ¡Imaginación! La imaginación es la fuerza que insufla vida. Sin imaginación, morimos. Pero cada día estamos destinando menos dinero a la cultura… Estamos locos.

Víctor Amela
Publicado en: La Vanguardia

Leer más:

El capitalismo morirá sino vela por la igualdad de oportunidades. Raghuram Rajan

Los socialistas estadounidenses tienen razón al querer reformar el capitalismo. Entrevista a Joseph Stiglitz

La “economía positiva” y la refundación del capitalismo

El Capitalismo de las ideas

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Cataluña, llegó la hora de empezar las negociaciones. Petición de intelectuales y académicos

Petición pública en favor de una negociación política sobre Cataluña. Entre los firmantes están Iñaki Gabilondo, Jordi Amat, Manuela Carmena, Victòria Camps, Manuel Rivas, Daniel Innerarity, Noam Chomsky y Slavoj

Leer más

La repetición de las elecciones ha permitido a cada uno conocer mejor su perímetro de poder. Antón Costas

Parece que algo han aprendido. La repetición de las elecciones ha permitido a cada uno conocer mejor su perímetro de poder. Les ha hecho más humildes y realistas. Les ha

Leer más

Enemistar para reinar. Inés Capdevila

¿Para quién gobiernan los líderes populistas? Pueden ser jóvenes o viejos, de derecha o de izquierda, moderados o radicales, hijos de la escuela pública o de los internados privados, militares

Leer más

Futból en positivo. Joan Josep Pallás

Tabárez y Mbappé, el viejo y el niño. La sociedad desprecia a los viejos. Se hacen invisibles después de los 65 años. Vivimos en la época de Facebook, Twitter, Amazon

Leer más

Aceptar la diferencia y la fragilidad. Lluís Foix

Minorías amenazadas. Si el sistema democrático no respeta al discrepante, al que forma parte de minorías étnicas, culturales, religiosas o sociales, corre el riesgo de transformarse en un sistema autoritario.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario