En Dortmund se palpa la emoción de quienes sienten que pueden cambiar el mundo

En Dortmund se palpa la emoción de quienes sienten que pueden cambiar el mundo

Los activistas del clima no toman vacaciones.
Barbara Buntic ha cumplido 18 años, pero ahora está pensando en aparcar de momento sus planes para estudiar psicología en la universidad. “Mi sueño era estudiar, pero igual tengo que centrarme en algo más pragmático y convertirme en activista a tiempo completo”. Esta joven alemana de pelo rapado y gafas de pasta quiere ahora dedicar toda su energía a una causa: la crisis climática. Siente que el planeta no puede esperar, que la herida de la atmósfera pronto será irreversible y que después de cinco años en la universidad, igual ya es demasiado tarde.

Esa sensación de urgencia es la que mueve a los 1.600 militantes de Fridays for Future, que durante cinco días se han reunido en Dortmund, al oeste de Alemania en el primer congreso nacional del movimiento. Los jóvenes ecologistas se han reunido en un campamento instalado en un parque a las afueras de la ciudad, para aprender en talleres cómo lograr un mayor impacto social y político, ponerse cara más allá de Instagram y diseñar acciones de protesta y estrategias futuras.

En este campamento se palpa la emoción de quienes sienten que pueden cambiar el mundo; de los que creen que forman parte de una revolución imparable.

Para muchos, Dortmund es una suerte de rito iniciático en el activismo político, en el que participan entusiasmados. Presidiendo el congreso, cuelgan telas cosidas en las que se lee “el tiempo se acaba” o “no hay planeta B”, algunas de las consignas que se han hecho famosas en las marchas de Fridays for Future.

La huelga escolar de la adolescente sueca Greta Thunberg desencadenó en muchos jóvenes alemanes su preocupación ecológica latente y hoy es un potente y disciplinado movimiento, referencia en toda Europa. El pasado marzo lograron sacar a la calle a 300.000 escolares en toda Alemania, en una de las huelgas escolares en las que cada viernes piden a voz en grito “¡Justicia climática, ya!”.

En Alemania operan cerca de 500 grupos de Fridays for Future repartidos por el país. “Estamos en fase de expansión. Cada día se apunta gente nueva”, asegura Lucas Pohl, de 21 años y uno de los organizadores del congreso. La acción en las calles o en los despachos de los políticos tiene su espacio de reflexión política una vez a la semana en los grupos locales y los domingos a través de la teleconferencia de delegados de todo el país, donde discuten cuestiones estratégicas.

En el poco más de medio año de vida del movimiento, han logrado ejercer una considerable presión política en un país, en el que el partido Verde sube como la espuma.

Buntic ha venido con una amiga desde la Selva Negra, donde vive con su familia y donde el conflicto generacional se tiñe de verde. Al contrario que a ella, a sus padres, no les explicaron el cambio climático en el colegio ni el telediario infantil alemán. En Alemania, hay padres que se quejan de que sus hijos les presionan para que se hagan veganos, no compren plástico y dejen de volar. Mientras, los vástagos, reniegan del estilo de vida de unos padres a los que acusan de comer animales sin piedad y de consumir.

Los recursos como si fueran infinitos. “Los adultos no nos entienden. Mis padres aceptan que hay una crisis climática, pero no comprenden lo grave que es. Eso nos está separando”, reconoce esta hija de una enfermera y de un trabajador de una fábrica.

Leer más: El País

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Francia es un país pionero en la lucha contra el despilfarro de alimentos

Francia: los avances de un país pionero. Francia, donde se tiran a la basura 10 millones de toneladas de comida al año, se presenta como un país pionero en la

Leer más

Una mujer embajadora de Arabia Saudí en Estados Unidos

Arabia Saudí ha nombrado, por primera vez, una mujer embajadora. La princesa Reema Bint Bandar va a remplazar al frente de la legación del reino en Estados Unidos al príncipe

Leer más

El Barcelona conquista su 26ª Liga

Messi y punto final. La Liga de Messi no podía acabar sin Messi ni sin un gol de Messi. Uno solo para que fuera más celebrado por el Camp Nou.

Leer más

Denis Mukwege y Nadia Murad Nobel de la Paz 2018

Denis Mukwege y Nadia Murad han sido galardonados este viernes con el Premio Nobel de la Paz 2018. El Comité Noruego lo ha anunciado a las 11.00. Denis Mukwege, un

Leer más

El boom de la felicidad aumentada

De la nada al todo. La felicidad ha pasado de ser un privilegio de las élites a un deber de la mayoría. La búsqueda de la felicidad está presente en

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario