La España en positivo

La España en positivo

La filantropía global tiene un importante cometido en el siglo XXI. Las donaciones globales están creciendo, ganando visibilidad y creando cambios necesarios en todo el mundo.

Los últimos años han visto un cambio marcado en las donaciones caritativas: los ricos, las familias y las empresas buscan dar más, de forma más estratégicamente y aumentar el impacto de sus inversiones sociales.

Un reciente informe Global Philanthropy Report sobre la situación y perspectivas de la filantropía en el mundo, elaborado por la John F. Kennedy School of Governement de la Universidad de Harvard, se hace eco del cada vez más relevante papel de España en la implementación de programas de acción social de todo tipo.

“Las fundaciones de recaudación de fondos constituyen la mayoría de las fundaciones de beneficio público en España y los Países Bajos, y entre un tercio y la mitad de todas las fundaciones de beneficio público en Alemania y Suiza” explican en el estudio.

Según el mismo, España ocupa el octavo lugar en el mundo por el volumen de los activos de las instituciones dedicadas a la filantropía, con un total de 29.000 millones de dólares, según datos de 2017.

El informe de la Universidad de Harvard está realizado sobre 156.798 fundaciones de 19 países.

“La evolución de los marcos fiscales en Alemania, Italia, España, Francia, y Bélgica han fomentado el crecimiento de la filantropía en Europa. Del mismo modo, en Asia tanto China como Singapur han desarrollado activamente nuevas políticas e impuestos favorables. Incentivos para incentivar el sector filantrópico. Y en los últimos años las familias gobernantes en Arabia Saudita y la Emiratos Árabes Unidos han promovido públicamente la actividad filantrópica, así el gobierno de Dubai designó 2017 como el “Año de dar .

Sin embargo, a diferencia de EE.UU (pionero en esta materia) se ha negado la posibilidad en otros países de  una ley de mecenazgo que regule los beneficios fiscales aplicables a donativos, donaciones y aportaciones realizadas en favor de las entidades beneficiarias.

Sobre esta postura algunos partidos políticos fundamentan su negación al mecenazgo, no  exenta de polémica, por considerar incompatible la protección pública de los servicios con el hecho de legislar el mecenazgo, ya que según su opinión, podría retrotraer el Estado del Bienestar.

Cabe señalar que España lidera el estudio de Harvard cuando se analiza la intensidad del gasto dedicado a actividades filantrópicas en relación con los activos de las entidades dedicados a esta tarea. De cada 100 dólares en activos, la filantropía española dedica 37 dólares al desarrollo de sus actividades (la media del estudio es de 10,3%).

Desde En Positivo nos hacemos eco de los principales activos en España en materia filantrópica.

Fundación Bancaria ‘la Caixa’: es la tercera del mundo por volumen de activos (26.000 millones de dólares) y la primera en España. La aportación de la Fundación presidida por Isidre Fainé supone más del 90% del total de los activos en poder de las instituciones filantrópicas de toda España. Precisamente el pasado año Fainé recibió el premio Forbes a la Filantropía.

El presupuesto dedicado a la Obra Social ha ido ascendiendo cada año hasta los 520 millones de euros en los que cerró el ejercicio del 2018. En los últimos 10 años, esta entidad ha destinado más de 5.000 millones de euros a paliar problemas sociales, educativos, culturales y científicos.

Fundación Amancio Ortega: el propietario de Inditex ha sido muy nombrado en los últimos meses a razón de su labor filantrópica. En 2001 creó la fundación que lleva su nombre para mejorar la calidad de vida: la educación y bienestar social.

Durante estos años ha destinado más de 550 millones de euros (ejecutados o comprometidos), fundamentalmente a acciones contra el cáncer en hospitales públicos y a la concesión de becas de estudio y escuelas infantiles.

Fundación Once: nace con el objetivo de mejorar la Cooperación e Inclusión Social de Personas con Discapacidad, como instrumento de cooperación y solidaridad de los ciegos españoles hacia otros colectivos de personas con discapacidad para la mejora de sus condiciones de vida.

Fundación Telefónica: trabaja en el desarrollo de la transformación digital a través de proyectos que luchan por el desarrollo social y la creación de oportunidades. Su compromiso se extiende a cuatro líneas estratégicas (educación, empleabilidad, cultura digital y voluntariado corporativo).

Fundación Repsol: articula sus actuaciones y proyectos en torno al concepto de Energía Social, impulsando la energía de las personas, con el objetivo de contribuir al bienestar de la sociedad y lograr un mayor desarrollo social, educativo, ambiental y cultural.

Para ello, crea un Fondo de Emprendedores favoreciendo las soluciones tecnológicas, y otros proyectos, como Más que palabras, de iniciativas solidarias, y Aprendenergía, sensibilizando a los jóvenes en el uso responsable de recursos energéticos.

Fundación Banco Santander: tiene una vocación cultural, humanística y científica, desarrollando una labor de mecenazgo cultural a través de unas líneas básicas, para más accesible el arte al público; colaborar en ese necesario acercamiento entre el mundo humanístico y el científico, con proyectos multidisciplinares.

Fundación Mahou San Miguel: nace con el compromiso de impulsar el talento social a través de proyectos que garanticen que todas las personas tengan las mismas oportunidades de desarrollo, también aquellas con dificultades que parten en desventaja.

Fundación Vodafone España: dedica su actividad a promover apoyo y soluciones TIC para las personas con discapacidad y para las personas mayores a través de las unidades de Innovación y de Proyectos Sociales.

Con la actuación del “Connecting for Good” se quiere frenar la brecha digital, favorecer la participación de los grupos vulnerables en la sociedad de la información, apoyar la autonomía personal de personas mayores y/o con discapacidad en lo cotidiano, hacer accesibles las TIC en las universidades y promover soluciones innovadoras que mejoren la calidad de vida, entre otras líneas de actuación.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más: 

Filantropía con rostro de mujer

Una nueva filantropía para motivar un cambio social

Donaciones, en lugar de criticarla, lo que debemos hacer es fomentarla y encauzarla

 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

David Card, el economista canadiense que sigue la estela de Piketty contra la desigualdad

También se trasluce la oportunidad de unos temas que algunos partidos han capitalizado como insignias de su identidad y que en el caso de Card alejado de los intereses internos de cualquier partido adquiere una dimensión de mayor verdad.

Leer más

La experiencia chilena y la de otros países que aspiran a ser el Silicon Valley

Santiago de Chile, Sao Paulo, Medellín y San José son apenas algunas de las ciudades que se precian de haber sido descritas en algún medio con tan codiciada etiqueta.

Leer más

Frutas y verduras, la clave de una buena alimentación

La Organización de Consumidores y Usuarios afirma que en una dieta equilibrada y saludable no puede faltar el consumo de un mínimo de 5 a 7 raciones de fruta y verdura al día.

Leer más

Africa, la homosexualidad no es un crimen

Organizaciones de gais y lesbianas se han manifestado en Nigeria contra la ley que penaliza las uniones entre el entre personas del mismo sexo.

Leer más

Los factores que construyen la felicidad sostenible

En las últimas décadas, el universo académico, desde la economía a la neurociencia, ha dedicado numerosos recursos a la investigación del bienestar psicológico.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario