El innovador método para crear sangre universal

El innovador método para crear sangre universal

Cada año, se recogen en el mundo aproximadamente 117,4 millones de unidades de sangre donada cuyo uso salva vidas y mejora la salud de los pacientes: en trasplantes, transfusiones de operaciones, complicaciones del embarazo o lesiones traumáticas a causa de accidentes.

Hospitales y centros médicos se preocupan por tener abastecidos los bancos de sangre con previsión de afrontar eventuales acontecimientos. Este hecho muchas veces se complica ante la falta de provisión de determinados grupos sanguíneos habida cuenta de la compatibilidad con la sangre del paciente afectado.

Cabe recordar que hay cuatro tipos de sangre: A, B, AB y O y estos tipos no son compatibles para las transfusiones de sangre, excepto para el tipo O (también llamada universal) que se puede transfundir al receptor.

Con más razón, se celebra como positivo el hallazgo de unos investigadores para crear una sangre universal que sirva para cualquier paciente, independientemente de su tipo sanguíneo.

El equipo de científicos de la Universidad British Columbia en Canadá ha desarrollado un método que “incrementaría enormemente el suministro de sangre para transfusiones” y cuyo estudio ha sido publicado en la revista Nature Microbiology.

Los investigadores afirman que a partir de enzimas del intestino humano lograron convertir sangre del tipo A y B, que tienen limitaciones para que alguien la pueda recibir, en sangre tipo O, que se le puede entregar a cualquier persona.

Aunque previamente ya se habían identificado enzimas que podrían ofrecer un resultado similar, en este caso lo lograron hacer de manera “30 veces más eficiente” que esas otras candidatas.

Las células de sangre A y B están recubiertas por unos tipos de azúcares llamados “antígenos” que son detectadas por el sistema inmunológico.

El tipo de sangre O no tiene esos antígenos, así que si una persona con sangre O recibe sangre A, B o AB, su cuerpo detectará los antígenos que vienen con ella y destruirá sus células.

Por el contrario, como la sangre O no tiene antígenos, las sangres A, B y AB la pueden recibir sin tener nada que rechazar.

“Hemos estado particularmente interesados en las enzimas que nos permiten remover los antígenos A y B de los glóbulos rojos”, explicó en un comunicado Stephen Withers, uno de los autores del estudio.

“Si logras remover esos antígenos, que son simples azúcares, entonces puedes convertir sangre A o B en sangre O” concluye.

Solución: la posibilidad de transformar cualquier tipo de grupo sanguíneo en el grupo universal aumenta las posibilidades de transfusión en pacientes a la espera, y eliminado el obstáculo de compatibilidad entre grupos sanguíneos.

Para más información: Nature Microbiology

Publicado en: BBC Mundo

Redacción
En Positivo

Leer más: 

Nuevo test detecta la malaria analizando la orina en vez de la sangre

La sangre universal que podría unir a las personas

Una prueba detecta el cáncer en la sangre

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

El futuro de la televisión

Los temas de la televisión más destacados de la edición CES 2013.

Leer más

Los efectos del orgasmo en la salud

Se trata, según dice, de una descarga de energía que tiene un impacto positivo en todo el sistema nervioso.

Leer más

Libros para entender el mundo del 2012

Los 25 libros del año 2012 para entender lo que está pasando.

Leer más

Una nueva aplicación espera reducir la muerte materna

Winsenga, una de las aplicaciones del año, realiza la ecografía en mujeres embarazadas y detecta problemas.

Leer más

Materiales capaces de repararse a si mismos

La ciencia afirma que pronto muchos de los objetos que usamos podrán repararse solos.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario