“Necesitamos una tecnología tranquila que no absorba nuestra atención”. Amber Case

“Necesitamos una tecnología tranquila que no absorba nuestra atención”.  Amber Case

La Cuarta revolución industrial está llevando la tecnología a su nivel más complejo, a gran escala y velocidad, haciendo converger estos avances digitales, físicos y biológicos.

Pero como en todos procesos de gran transformación se une el entusiasmo con la incertidumbre.

Amber Case es una de esas voces de autoridad que puede arrojar luz sobre el contexto. Autodenominada cíborg antropóloga, miembro del Centro Berkman Klein para Internet de la Universidad de Harvard y colaboradora del MIT Center for Civic Media. Case ha estado en España con motivo del relanzamiento de la revista TELOS por la Fundación Telefónica.

Su visita se ha acompañado de una interesante charla acerca de la relación cada vez más estrecha entre los seres humanos y la tecnología y cómo está cambiando las estructuras de la sociedad.

Case aboga por el concepto de la “calm technology” (tecnología tranquila) para una sana cooperación en que las máquinas ayuden al ser humano a potenciar sus virtudes, tener más tiempo libre, ser más creativo y solidario.

En el año 2020 en todo el mundo habrá 50.000 millones de dispositivos móviles, luego se necesitará una mejor relación con la tecnología para que de verdad mejore nuestras vidas.

Al respecto Case incide en la parte ética de la tecnología: “No necesitamos una tecnología tan compleja, sino personas más inteligentes, en vez de centrarnos tanto en dispositivos inteligentes”.

En vez de articular una tecnología que nos haga dependientes e hiperconectados, recibiendo constantemente notificaciones, hay que mantener un equilibrio para no parecer supeditados por las constantes actualizaciones.

Necesitamos de una era de la tecnología tranquila, que nos permite vivir en serenidad, que ayude y no absorba nuestra atención.

Como ejemplo Case explica la funcionalidad de la electricidad como tecnología invisible y que no requiere ninguna atención, salvo en contadas ocasiones por fallos eléctricos.

Case parafrasea al estudioso en computación Mark weisen “una buena herramienta es una herramienta invisible” que nos permita centrarnos en la tarea y no en la herramienta en sí.

Como principios fundamentales esta tecnología tranquila en ciertas esferas como las relaciones personales no deberían estar sujetas a la automatización, según explica Case.

Y con esto no quiere decir que en otros ámbitos como en el trabajo dicha automatización puede mejorar la productividad y hacer la vida laboral más fácil a los empleados.

La tecnología debería contribuir a mejorar la humanidad, su creatividad y sensibilidad.

“Nunca la tecnología va a reemplazar al ser humano, es la tecnología que necesita a las personas” concluye Case.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Algunos parámetros mínimos para una ética válida. Leonardo Boff

El eclipse de la ética en la actualidad. Entre el 10 y el 13 de julio de 2018 se celebró en Belo Horizonte un congreso internacional organizado por la Sociedad

Leer más

Europa, un manifiesto para su democratización. Thomas Piketty

Thomas Piketty, el economista francés especializado en desigualdad económica,  es autor de un nuevo manifiesto por la democratización de Europa, que ha sido firmado por 55 intelectuales y políticos. El autor

Leer más

Entender la felicidad desde el marxismo vs capitalismo. Joan Burdeus

El 19 de abril en Toronto, Canadá, se celebró el considerado dentro del círculo filosófico como “el debate del siglo” que enfrentaba dialécticamente hablando a dos pesos pesados de las

Leer más

El poder de la comunidad. Peter Diamandis

Es probable que haya escuchado el dicho de que usted es el promedio de las cinco personas con las que pasa más tiempo. Pero más allá de los individuos, las

Leer más

Ilusionemos con las soluciones. Entrevista a Jacques Lecomte

Jacques Lecomte, presidente de honor de la Asociación Francesa de Psicología Positiva. Tengo 64 años. Nací en Lyon y vivo en París. Casado por segunda vez. Tres hijos. Doctor en

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario

Tus datos estarán seguros Tu email no será publicado. Además, no se compartirán los datos con terceras personas.
Todos los campos son obligatorios.