Populismos de nuevo cuño, de la antiglobalización a la antirrobotización. Andrés Oppenheimer

Populismos de nuevo cuño, de la antiglobalización a la antirrobotización. Andrés Oppenheimer

Vivimos un momento de gran desarrollo tecnológico que encuentra las posiciones enfrentadas entre aquellos “tecno-optimistas” que alaban las ventajas de la Cuarta Revolución Industrial y los “tecno-negativistas” alarmados por la “amenaza” de los robots.

Este debate, que no es nuevo, y forma parte de la historia en otros momentos clave de transición tecnológica, está siendo analizado por expertos en la materia desde el punto sociológico, económico y ético.

Es el caso del prestigioso analista Andrés Oppenheimer, argentino con una exitosa trayectoria periodística en medios como el Miami Herald o CNN en español, ganador junto con otros compañeros del Herald del Pulitzter en 1987 por las investigaciones del escándalo Irán-Contra, también conocido como Irangate.

Oppenheimer ha incrementado en los últimos años su interés por la influencia del contexto tecnológico. Como explica en una reciente entrevista en El País “Cada vez me interesan menos el pasado y el presente, y más me excita el futuro”.

Esta curiosidad le ha llevado adentrarse en los principales centros tecnológicos: Silicon Valley, Nueva York, Japón, Corea del Sur, Israel o países de Europa y América Latina…para extraer conclusiones sobre el papel decisivo de la robótica, el internet de las cosas y la inteligencia artificial en nuestra vida y empleos.

Con su habitual humor socarrón Oppenheimer ha publicado su último libro ¡Sálvese quien pueda! a partir de una concienzuda investigación.

El argentino se autodenomina un “optimista cauteloso”, ya que opina que la tecnología no necesariamente creará un desempleo masivo, sino más bien cambiará drásticamente la definición de lo que hoy conocemos como un “empleo”.

Según explica “Está el dilema de si, llegado el caso de que las máquinas desarrollen nuestro empleo, seríamos felices sin trabajar. Incluso teniendo cubiertas nuestras necesidades con una renta básica universal. E incluso contando con ciertos lujos. Ese va a ser el gran tema”.

No es tan previsible que muchos oficios desaparezcan, sino que cambien su concepción tradicional, lo que exige el reciclaje de los profesionales para poder operar con alta tecnología.

Para ello pone como ejemplo el periodismo, no cambiará el “qué” pero sí el “cómo” “El periodismo no va a desaparecer. Seguiremos contando historias como se ha hecho desde tiempos bíblicos. De la piedra se pasó al pergamino, y de ahí al papel, a Internet… Quizá en 10 o 20 años lo hagamos con hologramas. El contenido seguirá existiendo”.

Al mismo tiempo denuncia el uso populista que algunos hacen del contexto “Vamos a ver pronto a demagogos populistas que, así como hoy echan la culpa de lo que nos pasa a los inmigrantes, pondrán en el punto de mira a los robots” advierte.

Ciertos populismos de nuevo cuño polarizarán el debate hacia estos temas “Así como en la década pasada vimos un movimiento antiglobalización, en la próxima década veremos un movimiento antirrobotización”.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

El Tratado de democratización de Europa. Guillaume Sacriste

Cambiar Europa es posible. A pesar de los diversos análisis que califican de cruciales a los próximos comicios europeos en el conjunto de Europa, esas elecciones van a tener lugar

Leer más

Recuperar el (perdido) arte de la civilidad. David Bornstein

La política internacional está marcada por un proceso de polarización política en beneficio de los intereses partidistas de unos pocos. También en EE.UU se ahonda en las divisiones políticas en vez

Leer más

Los videojuegos violentos como cambio del clima cultural-ideológico. Vicenç Navarro

La promoción del neoliberalismo fascista a través de los videojuegos. El cambio dramático del clima meteorológico y la toma de conciencia de los enormes daños causados a las poblaciones en

Leer más

Las mujeres que pasaron de invisibles a empoderadas. Melinda Gates

Melinda Gates es una mujer con nombre propio, a pesar de la relevancia de su marido con quien comparte filosofía y proyecto filantrópico a través de la Fundación Bill y

Leer más

Los peligros de preocuparse por el día del juicio final. Steven Pinker

El día del juicio final ha sido un tema candente durante décadas, hemos estado aterrorizados por las terribles visiones de la superpoblación, del fin de la civilización, la escasez de

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario