“Las reformas de la UE se deberían haber impulsado antes”. Entrevista a Mark Blyth

“Las reformas de la UE se deberían haber impulsado antes”. Entrevista a Mark Blyth

Muchos analistas coinciden en que nos encontramos en un momento importante, de entre etapas, cuando se puede decidir el rumbo político que marcará a las próximas generaciones.

Para avanzar son muchas las reformas que se necesitan emprender, y en especial plantear soluciones de consenso sobre la crisis de la globalización, el populismo o el Brexit.

Ante este contexto hay voces críticas como es Mark Blyth, científico político británico de Escocia y profesor de economía política internacional en la Universidad de Brown.

Ya en su exitoso libro “Austeridad: historia de una idea peligrosa” denunciaba el fracaso de una política de recortes que siempre perjudica a los mismos.

Con cierta sorna Blyth argumenta en una entrevista para El País “La Comisión Europea ya no defiende las reformas basadas en recortes de salarios. Pero volverá, no te preocupes. Son ideas-zombie: por mucho que las mates, siempre acaban renaciendo”.

Sobre la situación de la UE valora con cautela el concepto de la “agenda de Macron” para revitalizar la comunidad europea, pero “Se deberían haber impulsado antes. Pero para hacerlo harían falta unos Estados Unidos de Europa, con una voluntad política clara y unos partidos capaces de articular esas reformas. Es injusto esperar que esto ocurra, porque no hay una legitimación política”.

Según su opinión, ningún país – excepto el caso anómalo del Reino Unido – quiere abandonar la UE “pero no por los beneficios de estar dentro, sino porque irse tendría consecuencias catastróficas para los ahorradores”.

En el caso del Brexit es diferente, ya que si bien parte de los ciudadanos no tenían un real sentimiento de pertenencia con la UE, tampoco los políticos han favorecido este contexto.

Es más, explica que el Brexit es un problema incentivado por las élites gobernantes británicas por una lucha de poder entre los políticos de centro y de derecha.

Además de la política Blyth se preocupa de sus consecuencias y por la situación en la que quedan los ciudadanos y la menguante clase media que ha resistido como ha podido los continuos recortes.

Para el científico político los conservadores son grandes responsables de precarizar la clase media e infravalorar sus salarios.

De no llevar a cabo medidas que fortalezcan a la clase media y el Estado de bienestar los países pueden evolucionar hacia su “japonización” o estancamiento de la economía.

Redacción
En Positivo

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

El sueño americano sigue vivo. Samuel J. Abrams

Me complace informar que el sueño americano está vivo y goza de buena salud para una abrumadora mayoría de estadounidenses. Esta afirmación puede sonar exagerada dado el clima cultural en

Leer más

“Los ricos no son como nosotros, pagan menos”. Màrius Carol

Capitalismo de amiguetes. Warren Buffet, que es el tercer hombre más rico del planeta –se le calcula una fortuna de 87.000 millones de dólares–, se quejó en una entrevista en The

Leer más

Muchos se quejan de que haya hoy tantos países gobernados por idiotas. Juan Luis Cebrián

La democracia de los idiotas. Un interesante y provocador artículo de Daniel Innerarity en estas mismas páginas, ponía el acento en recordar que todas las instituciones de la democracia se

Leer más

¿Cómo me atrevo a ser optimista ? Juan-José López Burniol

Invitación al optimismo. Hará cosa de mes y medio, planifiqué los cuatro artículos para publicar en este periódico los sucesivos cuatro sábados anteriores al 28 de abril, fecha de las

Leer más

Es urgente reducir la desigualdad económica. Moisés Naím

La desigualdad económica: ¿Qué hay de nuevo?. Soy capitalista y hasta yo pienso que el capitalismo está roto”, afirmó hace poco Ray Dalio, el fundador de Bridgewater, uno de los

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario