Inteligencia Artificial para diagnosticar imágenes de rayos X de tórax

Inteligencia Artificial para diagnosticar imágenes de rayos X de tórax

La Inteligencia Artificial está revolucionando un amplio número de sectores que incluye, entre otros, el diagnóstico médico.

Desde hace algún tiempo la IA se ha convertido en un aliado en el campo de la radiología.

Es el caso del proyecto Chester the AI Radiology Assistant, un sistema basado en web para diagnosticar imágenes de rayos X de tórax.

Esta herramienta de uso gratuito permite a los usuarios cargar una radiografía dentro de su navegador web para recibir un diagnóstico de 14 enfermedades, como son la neumonía y enfisema.

La aplicación IA se entrenó con los datos del NIH Clinical Center, hospital dedicado exclusivamente a la investigación clínica, que en el 2017 lanzó más de 100.000 imágenes de radiografías de tórax anonimizadas y sus datos correspondientes a la comunidad científica.

El sistema contiene tres componentes principales:

  • Error de fuera de distribución: es un mapa de calor que muestra en qué se diferencia la imagen de los datos de entrenamiento. Si el mapa de calor es demasiado brillante, la imagen es muy diferente de los datos de entrenamiento y es probable que el modelo no funcione. De esta forma el sistema evita que se procese una imagen si no es lo suficientemente similar a los datos de entrenamiento para evitar errores en las predicciones.
  • Regiones de imagen predictivas: cuanto más brillante sea cada píxel en el mapa de calor, mayor será la influencia que pueda tener en las predicciones. Si el color es brillante, significa que un cambio en estos píxeles cambiará la predicción.
  • Predicciones de la enfermedad: una probabilidad que indica la probabilidad de que la imagen contenga la enfermedad. 50% significa que la red no está segura.

A pesar de las ventajas que supone esta aplicación puede haber algún tipo de reticencia por parte de los consumidores motivado por el nivel de privacidad.

En este caso los usuarios no tienen por qué preocuparse puesto que el procesamiento de los datos del paciente se produce localmente dentro del navegador, no se transmite a un servidor remoto y, por lo tanto, está protegido a la interceptación.

Solución: una aplicación gratuita que utiliza la Inteligencia Artificial para que el usuario pueda realizarse una autoexploración de imágenes de rayos X de tórax. Este sistema de diagnóstico ahorra tiempo de espera e incertidumbre de pacientes con posibles dolencias.

Para más información: Chester the AI Radiology Assistant

Fuente original: Fast Company

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

España, líder en trasplantes

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) ha registrado un nuevo récord de actividad al realizar 94 trasplantes en 72 horas.

Leer más

Mujeres y la reivindicación de un papel protagonista en Wikipedia

Wikipedia cumplía en enero 15 años de vida asentada como una de las fuentes de información más populares del mundo. A pesar de las críticas iniciales de ciertas élites, esta

Leer más

Un sintetizador de voz devuelve el habla a personas con daños neurológicos

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación están desempeñando un papel relevante en la mejora de la calidad de vida. Así lo demuestran los neurocientíficos de la Universidad

Leer más

La científica Li-Huei Tsai avanza un tratamiento no invasivo para acabar con el Alzheimer

Cada tres segundos se diagnostica en el mundo un nuevo caso de demencia, hasta el 80% del total se deben al alzheimer. Más de un siglo después de que se

Leer más

La próxima generación de líderes

Se dice que necesitábamos un relevo generacional en liderazgo y ya hay algunos nombres que están sonando con fuerza. Los conocidos como millennials están demostrando más personalidad de la sospechada

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario