El boom de la felicidad aumentada

El boom de la felicidad aumentada

De la nada al todo. La felicidad ha pasado de ser un privilegio de las élites a un deber de la mayoría. La búsqueda de la felicidad está presente en todas partes convertida en una cuestión cultural. Incluso se conmemora el Día de la Felicidad, fijado el 20 de marzo.

A falta de la cantidad de libros que se publican cada año en relación a la felicidad, hay además cierto proselitismo por las bondades de la ciencia de la felicidad.

Desde los años noventa del siglo pasado hasta la actualidad esta ciencia promueve un método para conseguir la vida plena y feliz. Y si bien se apoya en diversos estudios sobre factores que influyen en la felicidad, es difícil extrapolar un método unificado que pueda ser válido para el común de los mortales, tantos sentidos de la felicidad como personas.

Al respecto, irrumpen ciertas voces críticas que denuncian la obsesión de la felicidad a cualquier precio y/o la tergiversación del sentido de esa felicidad “al servicio de los valores impuestos por la revolución cultural neoliberal” advierten la socióloga israelí Eva Illouz y el psicólogo español Edgar Cabanas.

Tanto Illouz como Cabanas han publicado un ensayo Happycracia (Paidós) –todo un éxito en Francia–, que analiza este boom de la felicidad desde una visión reduccionista que prima el factor individual y lo social se elude.

Con esto, los autores no están en contra de la felicidad sino el cariz que está tomando, cuando se manifiesta que la felicidad depende de los propios actos obviando la influencia de factores que a veces se nos escapan de las manos.

Precisamente en estos días se publicaba el informe anual sobre los países más felices que incluye la ONU. Como viene siendo habitual los países nórdicos encabezan el ranking gracias a su tan estudiado Estado del bienestar, en esta ocasión Finlandia es quien lidera la lista. Sin embargo, hay elementos chirriantes que pueden todavía mejorar sobre algunos criterios, ya que sorprendentemente en la misma lista Iraq y Arabia Saudí se encuentra por delante de países europeos como España.

Dice Alberto Simone, psicólogo, director de cine, guionista y escritor, “La felicidad es innata, fluye como la sangre por nuestras venas”.

Seguramente su concepto de la felicidad se acerca más a las necesidades del ser humano una vez desprovisto de eslóganes.

Cuanto menos Simone apela a valores universales como “el amor” que nos ayuda a conectar con nuestra esencia, incrementar así nuestro bienestar y que la felicidad por tanto venga dada, sin imposiciones ni ansiedades.

“Recuperando la autenticidad, la espontaneidad y la sinceridad, y eso pasa por no tener reparo en mostrar nuestras fragilidades” descubre el psicólogo.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:

Los países más felices del mundo del ranking mundial

Permitirnos ser felices. Jorge Dobner

La filósofa Victoria Camps y la búsqueda de la felicidad

La “felicidad sintética”, la manera de ser feliz con lo que tienes

El Dalai Lama lleva la felicidad al plan de estudios de las aulas

ver mas artículos

Noticias recientes

Jóvenes artistas israelíes participan en la resolución del conflicto

Miramos cómo puede contribuir el arte a cambiar la situación, a conectar con la gente, y con el pasado a través del presente.

Leer más

Los 13 que marcan el camino para el 14.

No estamos solos, estos personajes del 2013 nos inspiran y muestran el camino para 2014.

Leer más

ARCO 2015 y algunas obras rompedoras

Lo que más ha sorprendido de ARCO son esas obras que nadie diría que son arte.

Leer más

Parar la brecha de la desigualdad

The Wall Street Journal ha publicado un vídeo donde intenta explicar la razón de la desigualdad económica. El vídeo se centra principalmente en la brecha económica de Estados Unidos, donde según se dice, la desigualdad en Norteamérica es hoy en día la más grande de la historia.

Leer más

Manos Unidas lucha contra la injusticia con “24 horas que mueven el mundo”

La ONG Manos Unidas hace una vez gala de su cualidad social a través de la importante iniciativa “24 horas que mueven el mundo” que se prolongará hasta el 28 de mayo, día culmen de su celebración.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario