La democracia en un mundo de brutos

La democracia en un mundo de brutos

Puede que los rotativos de The Times y The New York Times exageren o se anticipen en demasía cuando aseguran que nos encontramos en un clima prebélico igual que en 1930.

Tras el fin de la II Guerra Mundial se han sucedido en el mundo suficientes actos violentos, reyertas, guerras civiles, guerras frías… para romper de nuevo el equilibrio del orden mundial, y sin embargo los niveles de violencia de este siglo XXI son inferiores al pasado.

No hay que pecar de optimismo, pero tampoco catastrofismo. Tal y como explica el escritor y académico canadiense, Steven Pinker, en su libro “Los ángeles que llevamos dentro” la violencia vive desde hace décadas un momento de declive en términos globales, pero para  no volver a momentos muy negros de la historia la sociedad debe trabajar en la detección de los focos de violencia y ponerles remedio.

No hay que negar que ciertos acontecimientos como el cruel asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi nada más entrar en el consulado de Arabia Saudí en Estambul pone  los pelos de punta. Al igual que el arresto en China sin causa justificable de Meng Honwei, presidente de la Interpol.

No son temas menores y merecen ser contados para que la democracia refuerce sus mecanismos contra la barbarie.

En este sentido el medio francés Courrier International dedica un suplemento especial “Un monde de brutes” (un mundo de brutos) en referencia a ciertos líderes mundiales que están usando la fuerza para propiciar el desorden mundial.

A partir de artículos relevantes extraídos de los periódicos mundialmente conocidos, The Times y The New York Times, se trazan las políticas contradictorias que están llevando a cabo estos mandatarios.

Sitúan como desencadenante la elección de Donald Trump como presidente de EE.UU, que tradicionalmente se ha considerado una pieza clave para “la estabilización del orden liberal”.

Como muestra, citan la Asamblea General de las Naciones Unidas cuya presencia y palabras de Trump provocaron la hilaridad.

Por siempre se había considerado “Una América generosa, garantía de un orden mundial, en la que se podía confiar, y de la que incluso podrían beneficiarse ocasionalmente. Pero esta América ha sido reemplazada por la de Trump”. 

Él mismo advirtió “Soy el presidente de los Estados Unidos. No soy el presidente del mundo”.

Quizás obvió entonces que en nuestro mundo globalizado, con una fuerte interconexión,  a EE.UU le interesa que el mundo vaya tan bien tanto como al resto de países.

Pero Trump no es el único y siguen su ejemplo otros tantos líderes mundiales acomodados en el mal populismo, de extrema izquierda a extrema derecha.

“Tantos políticos  que juegan la carta de El hombre fuerte y que defienden a los defensores. Del pueblo contra la injusticia. Ellos cuentan en parte con la lealtad de su aparato de seguridad. Pero también en una evolución demográfica que les ofrece un electorado cada vez más joven, apresurado por aprobar soluciones simples para resolver problemas complejos”.

Como bien explican en Courrier International estos líderes parecen regidos por el mismo patrón de conducta radicalizando sus políticas para mantenerse al mando y buscando “nuevos enemigos” para demostrar que son esenciales como garantía de la seguridad del pueblo.

El último en sumarse a esta lista de líderes mesiánicos es el brasileño Jair Bolsonaro quien prometió enviar a los chicos de 16 años a la cárcel para romper las pandillas callejeras y lo peor mostró un entusiasmo abierto por los logros del régimen militar brasileño de 1964 a 1985.

Antes  fueron el Viceprimer ministro y Ministro del Interior en Italia, Matteo Salvini, caracterizado por sus “ discursos anti-migrantes” atacando a jueces, ONGs, políticos italianos, extranjeros o futbolistas negros.  El mismo discurso del miedo y el rechazo al diferente es el que predica Viktor Orban, primer ministro de Hungría.

Asimismo “Xi, Putin y Erdogan tienen en común con Orbán el desprecio por una Sociedad abierta  que termina suplantando a los intereses nacionales”.

En el caso de Putin, convertido en señor de la guerra en la segunda guerra de Chechenia “fue la tragedia nacional rusa que resultó del colapso de la Unión Soviética, así como el sentimiento de que el país fue vendido a extranjeros y criminales” lo que permitió su ascenso.

De forma similar la República Popular China emprende parecidas tácticas. Aun valorando sus avances en la modernidad económica o iniciativas como la ruta de la seda, las intenciones son perpetuarse en el poder “conoce el mismo destino que la Unión Soviética, que el colapso del Partido comunista y que la autoridad central se rompe. En el punto donde estamos, Xi todavía podría gobernar durante diez años. Tal vez incluso hasta el final de sus días”.

Con mano dura Erdogan en Turquía quienes los críticos acusan de utilizar el sistema judicial para silenciar a sus oponentes políticos y cuyos escándalos por corrupción han salpicado su mandato.

Podíamos seguir denunciando la mala praxis de los regímenes de  Irán, la Venezuela de Maduro, de Kim Jong-un en Corea del Norte…pero poner en evidencia estos hechos debe ser el revulsivo para que la sociedad mantenga el equilibrio.

En  democracia, a diferencia del populismo mal entendido, los ciudadanos dotados de espíritu crítico ejercen sus derechos eligiendo las leyes, políticas e instituciones para que sean ellos quienes se gobiernen sustancialmente.

Visibilizar el contexto actual, debe hacer reflexionar sobre el valor de nuestra libertad y derechos, para no perder estas conquistas sino profundizar más si cabe en los propios mecanismos de la democracia.

Redacción
En Positivo

Fuente: Courrier International

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

El boom humorístico en tiempos de crisis

Ya lo dice el proverbio “Al mal tiempo buena cara” y es que en tiempos de crisis parece que el humor gana enteros no solo como paliativo ante las desgracias sino también de arma arrojadiza contra los participes de éstas.

Leer más

Salud 2.0: la sanidad africana se apoya en la tecnología

Sin embargo, una nueva herramienta consigue que su trabajo sea más fácil. Se trata del proyecto Salud 2.0. A través de internet, médicos, enfermeros y matronas de África pueden ponerse en contacto con especialistas españoles virtualmente.

Leer más

China está construyendo la mitad de los rascacielos en el mundo

China construirá una ciudad como Madrid cada año. Un informe técnico concluye que el país asiático encabeza el crecimiento urbano y el despliegue de rascacielos en el mundo Los megaproyectos

Leer más

Libertad, igualdad y fraternidad…un credo común

Ahora los profesionales supervivientes a esta barbarie que han sido realojados en la sede del diario la Libération responden de la mejor forma que saben, su humor ácido como arma pacífica aún en momentos de dolor.

Leer más

Tecnología y ayuda humanitaria, juntos para reconstruir zonas catastróficas

Pero la ayuda humanitaria no se queda únicamente en unos datos dentro de una tabla. El programa ofrece mensualmente cheques por valor de 100 dólares durante seis meses a 10.000 familias en el umbral de la pobreza.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario

Tus datos estarán seguros Tu email no será publicado. Además, no se compartirán los datos con terceras personas.
Todos los campos son obligatorios.