El Vaticano crea una aceleradora de empresas éticas

El Vaticano crea una aceleradora de empresas éticas

En palabras de Jesús de Nazaret “Por sus frutos los conoceréis” cita el evangelio de Mateo, pues la retórica debe acompañarse de los hechos.  Aunque no siempre ha sido así, el Vaticano empieza a predicar con el ejemplo, en una materia que nada tiene que ver con la imagen convencional que se tiene de la Santa Sede.

El Vaticano se está adaptando a los tiempos modernos en un intento de acercarse a la sociedad civil y participar activamente en ella, a través también del emprendimiento.

De esta manera nace la peculiar iniciativa global Laudato Sí Challenge, una aceleradora de  ‘startups’ con compromiso ético.

Esta incubadora de empresas se inspira en la encíclica del Papa Francisco que lleva su mismo nombre, “Laudato Sí” (“Alabado seas” en dialecto umbro), y que se centra en la defensa del planeta Tierra como un lugar sostenible donde se protege la naturaleza, la fauna y se promocionan las reformas energéticas.

Laudato Sí Challenge apoya activamente a las nuevas empresas mediante la búsqueda de financiación y desarrollo de sus proyectos originales que proponen soluciones al cambio climático y favorecen a las comunidades vulnerables en siete categorías: alimentos, agua, energía, conservación, soluciones urbanas, finanzas e industria.

El impulsor de la iniciativa es el cardenal Cardenal Turkson y un conjunto empresarial liderado por el norteamericano Eric Harr y financiada por un grupo de inversores y venture capitalist internacionales.

Significa una oportunidad para todos aquellos emprendedores que no sólo buscan una rentabilidad de negocio sino también generar un impacto positivo en la sociedad.

Sin embargo  estos emprendedores tienen más dificultades de financiar sus proyectos éticos por el alto riesgo que presentan.

Según explica Leonardo Becchetti, profesor de economía política de la Universidad Roma Tre, se está produciendo un cambio de conciencia posibilitando  la “hibridación entre la visión esquizofrénica que prima las ganancias y la filantropía que busca formas de rentabilidad para ser más eficiente y más independiente”.

Atendiendo el listado de empresas éticas aceptadas en curso hay una variante muy positiva de soluciones: el proyecto de AQUS que ha diseñado un filtro de agua portátil y asequible que puede procesar el 99.9999% de todos los patógenos, la pirólisis de microondas patentada por INNOV8TIA que transforma los lodos tóxicos en energía y agua, MANDULIS ENERGY compra residuos agrícolas a los agricultores y los transforma en combustible de cocina limpio, entre otros.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Gestionar mejor nuestros recursos

La creatividad, hoy en día, es un tema que está en boca de todos y necesitamos de ella para salir adelante.

Leer más

Un congreso para estudiar la felicidad

En el congreso se desarrollarán mesas redondas sobre la relación de la felicidad con los medios de comunicación o sobre cómo invertir en felicidad.

Leer más

El silencio es también un bien a preservar.

La incapacidad para el silencio se traduce en incapacidad para la escucha y, como consecuencia, en confundir estar callado con hacer silencio o reuniones con dialogar.

Leer más

Miles de alemanes en contra de la islamofobia

Esta no es la primera vez que personalidades conocidas muestran su rechazo a este movimiento intolerante. La canciller alemana Angela Merkel sorprendió en su discurso de Año Nuevo al arremeter contra Pegida.

Leer más

Que es noticia

    Leer sobre éste tema: Verdades cambiadas

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario