“21 lecciones para el siglo XXI”, el nuevo libro de Yuval Noah Harari

“21 lecciones para el siglo XXI”, el nuevo libro de Yuval Noah Harari

Adelanto exclusivo: el esperado nuevo libro del bestseller israelí Yuval Noah Harari.
Los humanos pensamos en relatos más que en hechos, números o ecuaciones, y cuanto más sencillo es el relato, mejor. Cada persona, grupo y nación tiene sus propias fábulas y mitos.

Pero durante el siglo xx las élites globales en Nueva York, Londres, Berlín y Moscú formularon tres grandes relatos que pretendían explicar todo el pasado y predecir el futuro del mundo: el relato fascista, el relato comunista y el relato liberal. La Segunda Guerra Mundial dejó fuera de combate el relato fascista, y desde finales de la década de 1940 hasta finales de la de 1980 el mundo se convirtió en un campo de batalla entre solo dos relatos: el comunista y el liberal.

Después, el relato comunista se vino abajo, y el liberal siguió siendo la guía dominante para el pasado humano y el manual indispensable para el futuro del planeta o esto es lo que le parecía a la élite global.

El relato liberal celebra el valor y el poder de la libertad. Afirma que durante miles de años la humanidad vivió bajo regímenes opresores que otorgaban al pueblo pocos derechos políticos, pocas oportunidades económicas o pocas libertades personales, y que restringían en gran manera los movimientos de individuos, ideas y bienes. Pero el pueblo luchó por su libertad, y paso a paso esta fue ganando terreno. Regímenes democráticos reemplazaron a dictaduras brutales. La libre empresa superó las restricciones económicas.

Las personas aprendieron a pensar por sí mismas y a seguir a su corazón, en lugar de obedecer ciegamente a sacerdotes intolerantes y a tradiciones rígidas.

Carreteras abiertas, puentes resistentes y aeropuertos atestados sustituyeron muros, fosos y vallas de alambre de espino.

El relato liberal reconoce que no todo va bien en el mundo, y que todavía quedan muchos obstáculos por superar. Gran parte de nuestro planeta está dominado por tiranos, e incluso en los países más liberales muchos ciudadanos padecen pobreza, violencia y opresión.

Pero al menos sabemos qué tenemos que hacer a fin de superar estos problemas: conceder más libertad a la gente. Necesitamos proteger los derechos humanos, conceder el voto a todo el mundo, establecer mercados libres y permitir que individuos, ideas y bienes se muevan por todo el planeta con tanta facilidad como sea posible.

Según esta panacea liberal (que, con variaciones mínimas, aceptaron tanto George W. Bush como Barack Obama), si continuamos liberalizando y globalizando nuestros sistemas políticos y económicos, generaremos paz y prosperidad para todos.

Leer más: Infobae

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Prisión para neonazis

Sin piedad para los neonazis.22 años de prisión mínima por haber incendiado el hogar de una familia gitana: la pena impuesta el 20 de octubre contra los cuatro militantes checos

Leer más

Oferta de trabajo

Se busca una “Directora de Operaciones”

Leer más

La exposición “Puertas” invitará a asomarse a las causas de la pobreza mundial

La visita consistirá en atravesar 46 puertas tras las cuales se encuentran experiencias artistas tales como vídeos, proyecciones, sonidos direccionales, olores, rastros y carteles que interpretan formas de vida y su influencia en la dinámica global.

Leer más

La ‘no violencia’ como elemento clave en los procesos de paz

En una entre una entrevista, en la que Arun habla sobre cómo se concibe y genera la violencia en nuestro tiempo, se define simplemente como “un agricultor de la paz que sale al campo a plantar semillas y que espera obtener una buena cosecha.”

Leer más

La neurociencia estudia cómo funciona y cómo se produce nuestro comportamiento

La ciencia establece que el disfrute de la belleza es una evolución cultural e intelectual del hombre.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario