Las Ciudades de las Soluciones: propuestas en positivo

Las Ciudades de las Soluciones: propuestas en positivo

Hoy las ciudades contemporáneas buscan su definición en el mundo como sujetos activos; partícipes de los procesos globales y celosas guardianas de las estructuras locales a un tiempo. En este difícil juego de equilibrios de expansión y contracción, las ciudades funcionan como enlaces de relación entre territorio y sociedad.

Desde lo local con lo global, las ciudades se desarrollan en redes de cooperación en espacio y tiempo a una escala transnacional. Con la debida capacidad innovadora esta correlación de fuerzas puede integrarse positivamente siendo creadoras de sinergias sociales y económicas.

Tienen que nutrir su núcleo pero también expandirse y asociarse en red buscando la solidaridad para afrontar con garantías los nuevos retos.

El sociólogo Manuel Castells, lo expresa con acierto, al calificar nuestra sociedad como una sociedad-red. Los sistemas de comunicación avanzados generan una arquitectura espacial de concentración-descentralización, que deja en desuso hablar de centro y periferia sino de centros conectados entre sí.

En un contexto cambiante marcado por la revolución tecnológica de la información e internacionalización de la comunicación, estas ciudades en transición tienen que ajustar su paradigma a los nuevos tiempos.

Si antaño la industrialización fue el factor detonante de su crecimiento, en la actualidad influyen otros factores orientados a su optimización digital; las conocemos como ‘Smart Cities’.

El concepto de ciudad inteligente se convierte en imprescindible en un momento en que las ciudades son cada vez más grandes, complejas y pobladas; por lo tanto, exigen una gestión óptima para satisfacer las demandas con una menor cantidad de estos recursos.

Las previsiones de Naciones Unidas son que, en 2050, el 70% de la población mundial vivirá en las urbes. En la actualidad las megaciudades (población de 10 millones o más) genera más del 70% del PIB mundial, pero es muy probable que estas ciudades generen solamente un tercio del crecimiento mundial hasta 2025.

En concreto las 23 megaciudades actuales contribuirán alrededor del 10 % del crecimiento mundial hasta 2025, por debajo de su participación del 14 % del PIB mundial. En contraste, las 577 ciudades medianas (población de entre 150,000 y 10 millones), contribuirán con más de la mitad del crecimiento mundial hasta 2025, ganando así la participación de las megaciudades.

Para el año 2025, es probable que 13 de estas ciudades medianas se conviertan en megaciudades, según un informe de la consultora estratégica McKinsey & Company.

Las empresas que buscan posicionarse en las ciudades generando el crecimiento más grande del PIB encontrarán una lista diferente de centros urbanos potenciales.

Las 100 principales ciudades clasificadas por su contribución al crecimiento del PIB mundial aportarán poco más del 35% del crecimiento del PIB hasta 2025. Estas previsiones indican que durante los próximos 15 años, el centro de gravedad del mundo urbano se moverá sustancialmente ante la pujanza de otras ciudades de poder.

Pensamos en ciudades como un ente orgánico; lugar de encuentro, intercambios y flujo. En la ciudad convergen una constelación de factores que la hacen cambiante y dinámica, siempre diferente.

Su calidad digital se evalúa en la medida que los avances tecnológicos en servicios de educación, transporte, energía, comunicación, desarrollo socioeconómico y ambiental sostenible, promueven una elevada calidad de vida para con sus residentes.

Expertos como Ugo Valenti, director de la Smart City Expo, va más lejos “No podemos quedarnos sólo en la tecnología. La ciudad inteligente tiene que incorporar a todos los agentes, empezando por los ciudadanos, y avanzar hacia un modelo sostenible. La economía circular es la pieza que faltaba para cambiar la dinámica de las ciudades”.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible marca esta necesidad de conseguir que las ciudades y los  asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

La consecución de estos objetivos es una responsabilidad compartida, no solamente de las instituciones sino de la misma sociedad civil que en las ciudades ejerce un rol fundamental con mucha más participación y posibilidades
que la ofertada por los estados.

El macroproyecto “Las Ciudades de las Soluciones” promovido por la Asociación En Positivo quiere dar el merecido protagonismo a las urbes como grandes impulsoras de estos cambios socioeconómicos que hoy vivimos.

Su misión es descubrir, dar visibilidad y difundir las soluciones orientadas al progreso en los diferentes sectores, 
que encuentra en las ciudades sus principales productoras y sirven de estímulo a los demás actores para impulsar la acción.

Destacados urbanistas están trabajando en esta línea, como es el caso de Bruce Katz quien considera que nos encontramos en una era de ciudades-Estado: “Estamos aprendiendo que los compromisos verbales de los gobiernos nacionales pueden importar menos que las acciones de las principales ciudades”.

El también urbanista Ethan Kent constata el éxito del método ‘placemaking’, es decir la cultura de construir espacios públicos de manera colaborativa. De forma magistral revaloriza el capital humano, la ciudadanía, para que los vecinos y vecinas de cada distrito puedan decidir qué hacer con los espacios públicos, con el fin de mejorar la zona en la cual residen y al mismo tiempo reforzar su vínculo con el lugar.

Ahora los centros tradicionales de investigación e innovación como las Universidades o los departamentos de I+D de las empresas ya no son los únicos espacios de incubación de conocimiento. En muchas ciudades se están creando espacios innovadores heterodoxos, laboratorios ciudadanos que forjan y desarrollan proyectos de investigación
al margen de los circuitos convencionales.

Las llamadas Ciudades Lab convierten a las urbes en espacios experimentales de soluciones. En beneficio también de los emprendedores y emprendedoras que pueden validar sus proyectos antes de empezar a desarrollarlos con la útil posibilidad de testarlos en un entorno real.

El próximo evento La Girona de les Solucions que se celebra este 15 de junio es una excelente oportunidad de evaluar las soluciones que se dan en un microcosmos de realidad específica, casos de éxito procedentes de diversos sectores, por vías convencionales y/o alternativas, que se revelan también como soluciones extrapolables a nivel global.

Todos los ciudadanos/as que quieran están llamados al evento para descubrir una muestra representativas de estas soluciones. Pueden suscribirse de forma gratuita aquí.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

FECHA:  viernes 15 de junio de 2018 (9:00 – 14:30 h)

UBICACIÓN: Auditori Josep Irla, 1 Plaça Pompeu Fabra 17002 Girona

Para más información: Las Ciudades de las Soluciones

ver mas artículos

Noticias recientes

La deforestación del Amazonas va a la baja

La tasa de deforestación se ha reducido un 75% desde su máximo en el 2004.

Leer más

Millonarios americanos piden más impuestos

El grupo afirma que tiene más de 200 miembros, en su mayoría demócratas y progresistas, según los organizadores.

Leer más

El nuevo paraguas Ecobrolly

Vuestro paraguas ecológico que para hacer honor a su condición ha sido concebido en color verde.

Leer más

La nueva generación de tecnologías del futuro

Un concurso que pretende destacar jóvenes investigadores con ideas y proyectos realizados o en mente en diferentes campos.

Leer más

La tecnología del 2017

Un fenómeno cuántico podría hacer que los celulares y las computadoras consuman 100 veces menos energía.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario

Tus datos estarán seguros Tu email no será publicado. Además, no se compartirán los datos con terceras personas.
Todos los campos son obligatorios.