La Rueda de Copenhague revoluciona el uso de la bicicleta

La Rueda de Copenhague revoluciona el uso de la bicicleta

La bicicleta está de moda, ciudades de todo el mundo se suman al movimiento sostenible con una apuesta decidida por este vehículo: estacionamientos especiales, vías verdes y kilómetros de ciclovias en favor de su habitabilidad. Pero no sólo eso, también la innovación potencia aquellas mejoras que pueden popularizarla todavía más.

Así pensaron dos investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts al diseñar la “Rueda de Copenhague”, un dispositivo capaz de transformar cualquier bicicleta convencional en bicicleta híbrida con asistencia eléctrica.

Se instala en la rueda trasera y a través de una aplicación móvil sincroniza su funcionamiento de acuerdo a las necesidades del usuario, por ejemplo en la subida de un repecho. Construido con un pequeño motor, batería eléctrica y sensores acumula energía cada vez que se pedalea para luego liberarla en el momento preciso.

El desplazamiento en bicicleta resulta más cómodo ya que aumenta la autonomía del ciclista sin apenas esfuerzo, al tiempo que elimina el inconveniente de los desniveles geográficos.

Tal y como asegura Assaf Biderman, coinventor del dispositivo “Es casi como andar con otra persona, lo que hace el paseo más fácil y simple”.

Lo cierto es que sus creadores han cuidado hasta al más mínimo detalle. Por ello han incluido una programación en software que hace que siempre se respeten los límites de velocidad. Si esto ocurre el motor se desconecta automáticamente. Además, el hecho de comunicarse de forma inalámbrica con el móvil permite al usuario registrar la distancia recorrida, altura alcanzada o cantidad de calorías consumidas.

Como curiosidad la “rueda de Copenhague” debe su topónimo a la cumbre celebrada en la capital danesa en la que se debían establecer medidas políticas para combatir el cambio climático.

No en vano la propia ciudad de Copenhague es considerada por muchos la mejor ciudad para los ciclistas, plenamente integradas en el paisaje urbano no es raro ver más bicicletas que coches circulando por el centro.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

ver mas artículos

Noticias recientes

La ciencia de la felicidad

Una vez cubiertas las necesidades básicas, es decir los factores de subsistencia (salud, alimentación, etc.), protección (sistemas de seguridad y prevención, vivienda, etc.), afecto (familia, amistades, privacidad…); el ser humano

Leer más

Holanda aprueba la ley que convierte en donantes de órganos a todos sus ciudadanos

Todos los ciudadanos holandeses serán donantes de órganos, a no ser que registren explícitamente y por escrito su rechazo a ello, o que una vez muerto, sus familiares no puedan

Leer más

Chomsky y el imperio americano

La conciencia del imperio. Cuando habló en Londres recientemente, donde esta entrevista fue realizada, miles de jóvenes se disputaron las entradas para asistir a sus conferencias, que se transmitieron en

Leer más

La revolución de las soluciones

Los últimos años condicionados por una grave crisis han dejado en evidencia que los Gobiernos no pueden por sí solos sufragar todas las necesidades de los ciudadanos, ya sea por

Leer más

Libros escritos por mujeres que deberían ser leídos por hombres

A la hora de elegir una nueva lectura, la mayoría de las veces elegimos un libro por su popularidad, reconocimiento del autor o diversas recomendaciones, pero pocas veces nos fijamos

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario

Tus datos estarán seguros Tu email no será publicado. Además, no se compartirán los datos con terceras personas.
Todos los campos son obligatorios.