Cataluña necesita estrechar lazos de concordia

Cataluña necesita estrechar lazos de concordia

Estimular el diálogo.
El debate está encima de la mesa “¿Cataluña independiente?” así se presenta el libro del periodista Xavier Vidal-Folch con un deseo de abrir el entendimiento. En sus páginas se recoge las claves de una cuestión catalana que persiste al paso del tiempo y acentúa más si cabe, sale desde los intentos de uniformización con Felipe IV hasta la coyuntura actual en trámites secesionistas.

Realidad que exige la colaboración de todos,  alejada de la confrontación nacionalista (periférica y centralista) bajo un marco dialogante.

Pues a diferencia de las razones políticas tal y como manifiesta Vidal-Folch “existe una España mucho más liberal de la que se nos presenta a los catalanes. Una España que tiene una tradición histórica liberal, abierta, dialogante y que es amante del progreso. Y “también existe una sociedad catalana que quiere vivir confortablemente dentro de una superposición de identidades. Es decir, que quiere vivir con identidades compartidas”.

El libro profundiza sobre las causas que conducen a la actual crispación, un sentido simbólico, más que político moral en reconocimiento a la identidad catalana. Cuya desafección se ha visto recrudecida con la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, las leyes neocentralizadoras del Gobierno actual y el agravio de crisis financiera.

Vidal-Floch arroja luz en la búsqueda de un modelo relativamente justo “La solución no está ni en el centralismo ni en la ruptura, y por lo tanto tenemos que buscar una solución con la cual todo el mundo pueda convivir aunque no sea su ideal (…) Soluciones en las que todo el mundo esté un poco descontento pero todos estén suficientemente cómodos”.

Encajar las piezas de este complicado puzzle bien requiere una voluntad de encuentro. En el horizonte tres vías de salida: llevar a cabo el referéndum independientemente de la modalidad, la reforma de las leyes y Constitución por parte del Estado español o el definitivo choque si se mantienen las posturas.

Sobre el autor:

Xavier Vidal-Folch es licenciado en Periodismo, Derecho e Historia Contemporánea. Miembro fundador de El Periódico y de El País/Catalunya, en este mismo diario ha sido jefe de Economía, delegado en Bruselas en los años 90 y director adjunto. Actualmente es columnista sobre asuntos económicos y europeos. Fundador y primer presidente de Global Editors Network y editor de Els catalans i el poder.

Más información: www.catarata.org (editorial de “¿Cataluña independiente?”)

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

ver mas artículos

Noticias recientes

Catalunya será lo que quiera ser

Si todo esto se hace bien, las proporciones del tsunami independentista de Catalunya son imprevisibles. Catalunya será lo que quiera ser, tarde lo que tarde y le pese a quien le pese.

Leer más

Los países menos corruptos

En el mismo informe de Transparencia Internacional sobresalen en línea positiva aquellos países menos corruptos cuya lista encabeza Dinamarca, que curiosamente fue recién elegido el país más feliz del mundo ¿será en parte porque tienen la conciencia tranquila?

Leer más

El error francés

Ciudadanos de la Unión Opinión de Francesc de Carreras Al parecer, el error francés ha sido que ni se han probado las razones, ni se han seguido los procedimientos; no

Leer más

Periodismo y ciencia, su impacto en la sociedad del conocimiento

Para ello hay ello no solo hay que saber contextualizar con precisión; sino también apelar, interesar al lector no como fin sino medio del periodismo. Sin caer en la vulgaridad, sin ser triviales porque la ciencia exige el compromiso de una divulgación al menos tan rigurosa como la propia materia.

Leer más

Naomi Klein y su lucha contra el cambio climático

No podemos luchar contra el cambio climático sin hacer frente a la desigualdad en nuestros países y entre nuestros países. Así que el argumento que estoy exponiendo esta realmente lleno de esperanza.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario