Felicidad, un movimiento global.

Felicidad, un movimiento global.

Hace un siglo hablar de felicidad era una posibilidad remota solamente son?ada por los ma?s privilegiados, mientras el comu?n de los mortales pensaba en el di?a a di?a como un ejercicio de supervivencia. Hoy, en cambio, la felicidad es una manifestacio?n compartida por la mayori?a de ciudadanos que viven en nuestro mundo, que aspiran alcanzar este estado no como un privilegio sino un derecho.

Lo cierto es que la dicha se ha convertido en un movimiento global que reivindica su democratizacio?n pasando de la teori?a a la pra?ctica.

Asi? lo indican los mu?ltiples informes, rankings, publicaciones que versan sobre ella, y nos hace reflexionar sobre el modo de ser feliz y los caminos abiertos de su meta.

Recientemente la ONU difundi?a por quinto an?o consecutivo el Informe Mundial de la Felicidad donde se cuantifica el nivel de satisfaccio?n vital en 155 pai?ses del mundo para guiar el desarrollo de las poli?ticas estatales en pro del bienestar de sus ciudadanos.

Como to?nica habitual – y ya no es ninguna sorpresa – los pai?ses no?rdicos encabezan el listado: Noruega, Dinamarca e Islandia, por este orden. Finlandia ocupa el quinto lugar y Suecia el de?cimo.

No hace ma?s que ratificar las bondades tan aclamadas del Estado social del bienestar que se afianzo? despue?s de la II G.M en estos pai?ses y que comprende un so?lido modelo econo?mico de trabajo para todos y riqueza compartida.

El Estado se compromete a cubrir las necesidades ba?sicas a cambio de un compromiso por parte de los ciudadanos y alta tasa impositiva, que es bien aceptada por justificar un ciclo de retorno.

Un modelo que penaliza gravemente la corrupcio?n y es protegido sin fisuras por gobiernos identificados de derechas e izquierdas.

Contrariamente a lo que se pudiera pensar los ciudadanos de estos pai?ses entienden el dinero como un medio de bienestar y no un fin en si? mismo. Y eso es precisamente lo que se interpreta en el informe de la ONU, que si bien valora la situacio?n econo?mica tambie?n engloba otros factores igual o ma?s importantes como la situacio?n social y salud.

En concreto la salud mental es el factor ma?s relevante en todos los pai?ses, no superado por ningu?n otro i?ndice, y que otorga otra perspectiva enfocada en el desarrollo espiritual. La felicidad que nace desde dentro y no se rige exclusivamente por los condicionantes materiales.

Los primeros en atribuir esta dimensio?n, al margen de los escandinavos, es el pequen?o Reino de Buta?n. Este pai?s con apenas 800.000 habitantes propuso en 2012 ante la ONU la celebracio?n de un di?a dedicado a la felicidad que fue aprobado ese mismo an?o por esta organizacio?n.

Mucho antes, el 2 de junio de 1974, en su discurso de coronacio?n, el conocido como Rey Drago?n, Jigme Singye Wangchuck, pronuncio? las siguientes palabras “La felicidad interior bruta es mucho ma?s importante que el producto interior bruto”.

Una consigna que se ha llevado a la pra?ctica con e?xito a razo?n de los excelentes i?ndices de felicidad en el pai?s. El 52% de los butaneses se considera “feliz”; el 45%, “muy feliz”, y so?lo un 3% dice no serlo.

En 2007 el Buta?n fue la segunda economi?a que ma?s crecio? en el mundo, aunque su modo se fundamenta en el desarrollo socioecono?mico sostenible y equitativo. En este sentido ha aprendido de los errores de pai?ses colindantes en vi?as de desarrollo que se han centrado en demasi?a del progreso econo?mico olvida?ndose de otros factores tan importantes como la preservacio?n de la cultura o conservacio?n del medio ambiente.

Los principios budistas, entre ellos que todas las criaturas vivas persiguen la felicidad, han sido cruciales para que este modelo se consolide, y sirve de ejemplo a otros muchos pai?ses sobre la posibilidad real de incorporar la felicidad como objetivo de los gobiernos.

Si consideramos que la responsabilidad de nuestros representantes es velar por los intereses de sus conciudadanos esta ma?xima no deberi?a resultar descabellada. En consecuencia una mayor valoracio?n de los gobernantes favoreceri?a la certeza de un futuro ma?s prospero y dichoso.

Todos estos informes sirven para un trabajo de concienciacio?n indispensable en el empoderamiento ciudadano y conquista de nuevos derechos en sociedades ma?s avanzadas, luego aplicarlo es so?lo cuestio?n de voluntad.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:
La felicidad en el camino

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Confrontación vs. Solución. Jorge Dobner

Los excesos de una globalización mal entendida, excluyente y que acrecienta las desigualdades sociales, puede despertar el malestar de los ciudadanos tentados a validar los planteamientos populistas a problemas complejos.

Leer más

Hacienda somos todos.

Podemos actuar con una actitud más responsable como consumidor priorizando las compañías éticas respecto a otras que evaden sus impuestos.

Leer más

El gigante chino y el pequeño occidente. Jorge Dobner

El juego de la geopolítica se mueve más rápido que nunca, donde algunos avezados manejan con agilidad sus cartas mientras otros parecen paralizados por quién las enseña. En este juego

Leer más

Los economistas de un nuevo paradigma.

Cuando sólo la vía de la austeridad sigue como panacea de solución a nuestros males unos pocos economistas valientes salen de la ortodoxia.

Leer más

El liderazgo femenino puede erradicar la violencia.

Se necesita un papel protagónico de las mujeres mediadoras, sin duda más pacientes y dotadas de capacidad de escucha.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario