Un candidato francés pide un impuesto a los robots

Un candidato francés pide un impuesto a los robots

Benoît Hamon, el líder que exige impuestos a los robots.
Hasta el domingo, Benoît Hamon ha sido a sus 49 años un permanente político insatisfecho dentro del Partido Socialista francés en el que milita desde los 19. Siempre en el ala crítica, ha pasado en solo unos meses de firmar dos mociones de censura contra su primer ministro, Manuel Valls, a convertirse en su único rival para ser el candidato de la izquierda al Elíseo tras ganar la primera vuelta de las primarias. “Es el primer ladrillo para reconstruir la izquierda”, asegura.
También esta vez, todo indicaba que Hamon se quedaría en la oposición. Los sondeos coincidían en que sería el tercer hombre en la carrera, tras Valls y el exministro Arnaud Montebourg, también del ala izquierdista del partido. La historia de los tres ha seguido una ruta política coincidente durante muchos años. Han sido aliados clave. Unas veces, el jefe era Valls. Otras, Montebourg. Hamon, nunca. Hasta el domingo.

Exministro de Economía Social y de Educación entre 2012 y 2014, Hamon ha conseguido este triunfo inicial con un discurso duro, anticapitalista, lindante con el de los dirigentes antisistema.

Pedagogo de “la tensión entre el pueblo y las élites” o de la confusión entre lobbies y Gobiernos, abomina del culto sagrado al crecimiento sin fin.

“El crecimiento del PIB es una convención, pero la riqueza no refleja el bienestar, el nivel de desarrollo, las desigualdades… La carrera permanente por el consumo nos lleva a la catástrofe. El crecimiento permanente es un mito. Por él sacrificamos nuestros derechos sociales y nuestros recursos naturales”.

El “ecosocialista” o “socialecologista”, como se autodefine, tiene poco que ver con su antiguo aliado, Valls, que se autocalifica de “socialreformista”.

La medida estrella que ahora propugna Hamon consiste en establecer un salario social universal de al menos 600 euros para los mayores de 25 años. “¿De dónde va a salir ese dinero?”, le han espetado sus rivales en las primarias. “Del mismo lugar que han salido los 40.000 millones que este Gobierno ha dado a las empresas”, respondió.

Pero tiene otras opciones más imaginativas. Por ejemplo, quiere gravar con impuestos a los robots. “Si una máquina remplaza a un hombre y crea riqueza, no hay motivo alguno para que esa riqueza no sea gravada con impuestos”.

Leer más: El País

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

¿24 de junio el día más feliz?

El día más feliz del año está muy cerca… ¿No es asombrosa la ciencia? ¿Sabía usted, por ejemplo, que se puede predecir que todos vamos a ser felices el viernes

Leer más

Guía para entender la crisis griega

Los griegos votarán este domingo en un referendo que muchos consideran clave para el futuro del país, pero también para el del euro y de la misma Unión Europea. Pero, ¿sobre

Leer más

El Papa inicia el Jubileo de la Misericordia

El papa Francisco dio inicio oficialmente al año del Jubileo Extraordinario de la Misericordia y abrió la Puerta Santa de la basílica San Pedro que llevaba cerrada 15 años. Además

Leer más

El gran apagón: apaga la luz y enciende el planeta

La hora del planeta 2011. El próximo sábado 26 de marzo a las 20.30 se celebrará en todo el mundo Earth Hour, La Hora del Planeta, la iniciativa de la

Leer más

Amnistía Internacional, 50 años luchando por los derechos humanos

Amnistía Internacional cumple 50 años. Medio siglo de lucha por los presos de conciencia y los derechos humanos desde que un abogado inglés se indignara por el injusto encarcelamiento de dos estudiantes portugueses. Una lucha que aún hoy sigue vigente.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario