Voces sabias.

Voces sabias.

En momentos turbulentos más que nunca necesitamos del talante de voces experimentadas que den pausa y sosiego como elemento de contrapunto. El actual contexto político internacional aporta demasiados ejemplos de personajes a priori prometedores pero con audacia descontrolada que les lleva a ninguna parte. Caballos sin riendas que se pasan de frenada cuando ahora lo más importante es analizar el escenario, calcular los pasos y aún con ritmo más lento llegar a buen puerto.

A soluciones precipitadas, estropicios seguros. Lo hemos visto con el reciente descalabro de David Cameron en Reino Unido que planteó un referéndum sobre la permanencia en la UE como respuesta a un cuestionamiento en su propio partido y no por petición unánime de la sociedad británica. La imagen de Cameron pillado “in fraganti” tarareando unas notas en su despedida es difícil de calificar conociendo el actual contexto: una sociedad dividida y sin la mayoría social – 51 % a favor del ‘Brexit’frente al 48 % del ‘Remain ‘– para llevar a término una decisión tan compleja.

En todo caso habría que reflexionar de forma generalizada si algunos de estos representantes, nuevas generaciones políticas, rozan por su forma la frivolidad; si no priorizan el relato y mediatización del mismo por el contenido y los hechos; sus intenciones reales de llegar a la política, si importa más tocar el poder o servir a los ciudadanos.

En una reciente entrevista Manuela Carmena, actual alcaldesa de Madrid explicaba bien esta situación. Hace apenas unos meses Pablo Iglesias, líder de Podemos en España tuvo en su manos favorecer el inicio de legislatura apoyando por activa o pasiva el acuerdo de gobierno entre el PSOE y Ciudadanos. Por el contrario el resultado fue su voto negativo conjunto al PP. Hoy ya conocemos la historia y los resultados de las segundas elecciones celebradas en apenas unos meses en este país.

“Dije que me parecía inteligente negociar. Y la izquierda no demostró talante negociador. Estamos en la crisis de los partidos. Anteponen sus intereses a los de los ciudadanos. Y eso crea un distanciamiento que la ciudadanía luego reprocha en las urnas” manifiesta Carmena.

Llegados a este punto se valoran los discursos sin estridencias, con sentido común e incluso autocritica. Sin miedo a equivocarnos generalmente este discurso pertenece a las otras generaciones, las que vivieron mucho y ya no tienen que demostrar nada. Quizá con menos pasión o capacidad arrolladora pero con más cabeza.

Los tiempos nos piden escuchar estas voces sabias que tienen un largo recorrido, una profesión contratada a sus espaldas: Miquel Roca i Junyent, Miguel Ángel Revilla, la propia Manuela Carmena, José Mújica, por citar sólo algunos ejemplos.

Pese a tener su tendencia política, como es natural, no sucumben con facilidad a un exceso de ideologización. Precisamente este perfil un tanto independiente les permite no caer en el dogmatismo y privilegiar el consenso. Ahora más que nunca la política pide diálogo.

Jorge Dobner
Editor 
En Positivo

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Un mundo mejor en nuestras propias manos

Sólo depende de nuestros pensamientos positivos para cambiar el mundo.

Leer más

Despierta mundo.

Pareciera que después de un largo periodo de silencio la boca pide a gritos expresarse y recuperar su función natural. Los perros ladran, los gatos maúllan, los ciudadanos claman.

Leer más

Una limpieza profunda.

Se ha abierto de par en par la caja de pandora y todo lo que tenga que salir saldrá.

Leer más

Refugiados, motivos para la esperanza.

Son muchas las muestras de las sociedades civiles que suman una gran montaña solidaria que nos hacen confiar a todos que todavía hay buenas razones para mejorar este mundo.

Leer más

Crear para cambiar.

Porque el desmantelamiento de antiguas estructuras tras la sacudida de la corrupción y pérdida de confianza obliga a construir nuevos cimientos y generar ilusión en el pueblo.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario

Tus datos estarán seguros Tu email no será publicado. Además, no se compartirán los datos con terceras personas.
Todos los campos son obligatorios.