Las gafas Google Glass también pueden ayudar a los niños autistas

Las gafas Google Glass también pueden ayudar a los niños autistas

Los niños autistas tienen dificultad para reconocer caras, lo que hace que su interacción con otros pequeños de su edad y con la gente que les rodea, en general, sea deficiente. Un nuevo experimento que se está llevando a cabo desde hace unos años en la Universidad de Medicina de Stanford, puede remitir esta discapacidad.

Varios expertos de esta universidad han creado un software de reconocimiento de caras para las Google Glass, gafas que cuentan con una pantalla incorporada, y que han probado ya con unos 100 niños con algún trastorno del espectro autista (TEA).

Leer más: El País

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Las palabras claves de la crisis

Nuevo diccionario de la crisis. El nuevo capítulo de la crisis que comenzó en 2007 trajo a nuestra vida cotidiana conceptos que hasta ahora eran dominio exclusivo de los expertos,

Leer más

Cultivar nuestro huerto de felicidad

Si tuviera que diseñar el huerto de la felicidad para una empresa sería necesario cultivar pensamientos positivos, pues ya hemos visto que los pensamientos negativos nos generan emociones negativas. Para ello eliminaría de nuestro vocabulario las palabras pesimistas y las sustituiría por otras más optimistas de sentido casi equivalente.

Leer más

Cacerolas en todo el mundo para protestar por la crisis

Miles de personas se manifiestan, en una jornada de protesta internacional, bajo el lema ‘No debemos, no pagamos’.

Leer más

Premios Princesa de Asturias 2018, quién es quién de unos premios internacionales

Todo listo para celebrar este viernes 19 de octubre una nueva gala de los Premios Princesa de Asturias 2018 con la atención puesta en los distinguidos premiados. Un año más

Leer más

Obama defiende la necesidad de contener la violencia de las armas

Las palabras de Barack Obama al presentar este martes un nuevo paquete de medidas ejecutivas y propuestas para controlar la violencia de las armas no eran nuevas. Tampoco las lágrimas

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario