Educación para cambiar la vida de los niños refugiados

Educación para cambiar la vida de los niños refugiados

Ya lo dijo la joven Premio nobel de la Paz Malala Yousafzai ‘Un niño, un profesor, un lápiz y un libro pueden cambiar el mundo’ como el mejor ejemplo de empoderamiento a través de la educación.

Y esos son los elementos indispensables entorno a los cuales gira la escuela privada en Zaatari en Jordania, con una particularidad muy especial ya que fue fundada hace dos años por el refugiado sirio Abu Sultan. Esta escuela caravana ha proporcionado educación gratuita a cerca de 75 estudiantes cada año, muchos de ellos son indocumentados como el pequeño Salameh.

“Me gusta leer” explica, a pesar de que apenas conoce la mitad del alfabeto “Me gusta aprender”. Él es vivo ejemplo de esperanza en medio del conflicto. Aunque por edad debería estar cursando quinto o sexto por la guerra en Siria sólo ha podido completar el primer grado.

[banner_suma]

Según un informe de UNICEF publicado recientemente en marzo, un tercio de todos los niños sirios han nacido desde el comienzo de la guerra civil siria hora ya hace cinco años. Más de 300.000 de estos niños nacieron como refugiados.

Huyendo de la tragedia, y por su proximidad en la frontera, esta población de Zaatari ha triplicado su población  en los últimos años con la responsabilidad de hacer frente a un buen número  de niños en edad escolar que forman parte de la comunidad.

En concreto la familia de Salameh huyó a Jordania desde la guerra civil hace un par de años. En un principio fue excluido de la escuela pública local, porque no tenía la documentación de refugiados. En lugar de ello, al igual que muchos niños refugiados, ocupó un puesto de trabajo para ayudar económicamente a sus padres y cinco hermanos.

Por suerte su situación ha cambiado dentro de las difíciles circunstancias pero con la posibilidad de seguir sus clases como cualquier otro niño.

Con buena intención de dar cobijo a todos estos niños el  Ministerio de Educación de Jordania ha trabajado activamente con UNICEF y otros grupos para crear horarios de doble turno en muchas escuelas del país. Esta disposición proporciona clases para los estudiantes jordanos por las mañanas y estudiantes sirios por las tardes.

También gracias a las presiones de otros organismos en aras de un mejor sistema el Ministerio de Educación de Jordania se comprometió a añadir otras 100 escuelas adicionales para el programa de doble turno. Tienen la esperanza de aumentar la duración de los turnos, ofreciendo clases de los sábados para estudiantes sirios.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más: 
Malala y la lucha incansable por la educación de las niñas

[banner_btn_suma]

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Huesos rotos… yesos impresos en 3D

Es un soporte para yeso 3D que se adapta ergonómicamente al contorno del brazo.

Leer más

Biomasa de eucalipto para producir energía limpia

Un proyecto financiado por la UE investiga la generación de energía limpia eléctrica y térmica a partir de resíduos de eucalipto.

Leer más

La energía nuclear para proveer energía y más aún con fines bélicos, debe parar

Organizaciones sociales exigen el fin de centrales nucleares. El terremoto de 9 grados en la escala Richter, que afecto a Japón el pasado día 11, seguido por tsunami, trajo serias

Leer más

La labor humanitaria de MSF en Siria

No son pocos los logros que Médicos Sin Fronteras ha conseguido en materia sanitaria en un país en circunstancias dramáticas.

Leer más

Cannabis, usos positivos más allá de la droga

La legalización del cannabis es siempre tema de controversia, pero lejos de cualquier apología lo cierto es que la planta del cáñamo sirve para múltiples aplicaciones (alrededor de 25.000 productos) y su industria estimada en 500 millones de dólares afecta a sectores tan diversos como el sector alimenticio, farmacéutica o textil.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario