Los múltiples beneficios de practicar la lectura lenta

Los múltiples beneficios de practicar la lectura lenta

El slow movement –‘movimiento lento’ en español– se trata de una corriente que defiende actuar en distintos ámbitos sin prisa. Así, por ejemplo, se puede aplicar a la comida como protesta a los restaurantes de comida rápida; a la moda, eligiendo ropa artesanal en lugar de prendas fabricadas en serie por grandes marcas; e, incluso, a la lectura –lo que se conoce como slowreading o lectura lenta–, promoviendo leer libros sin prisas.

En este sentido, los impulsores de la lectura lenta aseguran que reducir intencionadamente la velocidad de la lectura puede incrementar el placer así como la comprensión del texto. También afirman que esta práctica otorga una mejor habilidad de escuchar y relacionarse con los demás.

Además, tal y como corroboró un estudio de la Universidad de Sussex, Inglaterra, elaborado en 2009, este tipo de lectura también permite desacelerar el ritmo de nuestra vida cotidiana. Los investigadores afirmaron que tan solo seis minutos de lectura ayudan a reducir el estrés hasta en un 68 por ciento.

[banner_suma]

El estudio consistió en acelerar el pulso cardíaco de los sujetos estudiados mediante ejercicio físico intensivo. Posteriormente, éstos tomaron té, leyeron, escucharon música y jugaron a videojuegos. Entre todas las opciones, la lectura resultó la más eficaz para conseguir que el ritmo cardíaco se situara de nuevo en el nivel del punto de partida, e incluso en algunos casos se situó un poco por debajo.

Así pues, los promotores de la lectura lenta pretenden recuperar los hábitos de leer predominantes antes de la irrupción de internet y los dispositivos electrónicos, que consideran que fracturan nuestro tiempo y han provocado que cada vez sea más habitual que un lector no termine un libro. El movimiento evoca, de este modo, al método de lectura tradicional.

De hecho, un estudio realizado en 2006 mostró cómo las pantallas han cambiado la forma de leer, dejando atrás la secuencia linear de izquierda a derecha para pasar a una búsqueda desordenada de conceptos relevantes sin terminar de leer todas las líneas del texto, lo que genera una menor comprensión de éste.

Por este motivo, los defensores del slow reading recomiendan dedicar entre 30 y 45 minutos al día a leer sin distracciones, apartados de cualquier tecnología. También se aconseja releer algunos de nuestros libros favoritos, así como respirar profundo cinco veces antes de adentrarse en la lectura.

Judit Larios
Redacción

Leer más:
Lectura lenta: más allá de la mirada sobre el libro

[banner_btn_suma]

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Nace el primer bebé libre del gen del cáncer de mama

Evitarán que un bebé nazca con predisposición a sufrir cáncer de colon.Tras conseguir el primer bebé libre del gen del cáncer de mama, el Hospital Sant Pau y la Fundación

Leer más

Opinión de Esther Vivas
Mundo globalizado, indignación globalizada

Los jóvenes de las grandes ciudades, olvidados de la política en las altas esferas, son una vez más quienes encabezan la lucha.

Leer más

El derecho de uno está por encima del poder colectivo. Opinión de J. M. Ruiz Soroa.

Ese dolor empaña, pero no disminuye, nuestra alegría ciudadana ante la confirmación de que el derecho de uno está por encima del poder colectivo.

Leer más

Vive gratis, en todo el mundo

“Por ejemplo, familias de cuatro miembros ahorran entre 4.000 y 9.000 euros cuando acuerdan un intercambio de dos meses en Nueva York. Otros socios realizan cambios con la costa española, francesa o italiana de 15 días y ahorran entre 1.800 y 3.000 euros”, señala Laura Martínez Celada.

Leer más

Una revolución eléctrica en Perú

Esta idea planea dotar de electricidad a medio millón de viviendas gracias a la dotación de paneles fotovoltaicos hasta el año 2018. Perú, de todos los países que conforman el Marco de Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario