Los múltiples beneficios de practicar la lectura lenta

Los múltiples beneficios de practicar la lectura lenta

El slow movement –‘movimiento lento’ en español– se trata de una corriente que defiende actuar en distintos ámbitos sin prisa. Así, por ejemplo, se puede aplicar a la comida como protesta a los restaurantes de comida rápida; a la moda, eligiendo ropa artesanal en lugar de prendas fabricadas en serie por grandes marcas; e, incluso, a la lectura –lo que se conoce como slowreading o lectura lenta–, promoviendo leer libros sin prisas.

En este sentido, los impulsores de la lectura lenta aseguran que reducir intencionadamente la velocidad de la lectura puede incrementar el placer así como la comprensión del texto. También afirman que esta práctica otorga una mejor habilidad de escuchar y relacionarse con los demás.

Además, tal y como corroboró un estudio de la Universidad de Sussex, Inglaterra, elaborado en 2009, este tipo de lectura también permite desacelerar el ritmo de nuestra vida cotidiana. Los investigadores afirmaron que tan solo seis minutos de lectura ayudan a reducir el estrés hasta en un 68 por ciento.

[banner_suma]

El estudio consistió en acelerar el pulso cardíaco de los sujetos estudiados mediante ejercicio físico intensivo. Posteriormente, éstos tomaron té, leyeron, escucharon música y jugaron a videojuegos. Entre todas las opciones, la lectura resultó la más eficaz para conseguir que el ritmo cardíaco se situara de nuevo en el nivel del punto de partida, e incluso en algunos casos se situó un poco por debajo.

Así pues, los promotores de la lectura lenta pretenden recuperar los hábitos de leer predominantes antes de la irrupción de internet y los dispositivos electrónicos, que consideran que fracturan nuestro tiempo y han provocado que cada vez sea más habitual que un lector no termine un libro. El movimiento evoca, de este modo, al método de lectura tradicional.

De hecho, un estudio realizado en 2006 mostró cómo las pantallas han cambiado la forma de leer, dejando atrás la secuencia linear de izquierda a derecha para pasar a una búsqueda desordenada de conceptos relevantes sin terminar de leer todas las líneas del texto, lo que genera una menor comprensión de éste.

Por este motivo, los defensores del slow reading recomiendan dedicar entre 30 y 45 minutos al día a leer sin distracciones, apartados de cualquier tecnología. También se aconseja releer algunos de nuestros libros favoritos, así como respirar profundo cinco veces antes de adentrarse en la lectura.

Judit Larios
Redacción

Leer más:
Lectura lenta: más allá de la mirada sobre el libro

[banner_btn_suma]

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Guadalajara , centro de la cultura Latinoaméricana

Durante nueve días, Guadalajara reúne a lo más destacado del mundo del libro hispanohablante.

Leer más

Más cerca la cura a la ceguera

Crean retina artificial con células madre. Científicos del RIKEN Center for Developmental Biology en Japón lograron crear una retina de laboratorio utilizando células madre de ratones. Esto abre la puerta

Leer más

Paraísos fiscales, las cosas están cambiando.

Entre las organizaciones que luchan contra la evasión fiscal global hay un creciente optimismo.

Leer más

Una sordociega total ha logrado una carrera universitaria

Es sorda y ciega, ¿se lo puede usted imaginar? Pues se ha sacado una carrera.

Leer más

Aumenta de la esperanza de vida al doble de lo que era hace 200 años

¿Existe un límite para la esperanza de vida? Cada vez hay más personas que llegan a la vejez en mejor forma. ¡Hazte a un lado Matusalén! Las futuras generaciones podrían

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario