Emprendedores sociales que cambian el mundo

Emprendedores sociales que cambian el mundo

En la actualidad el término “emprendedor” nos es de sobra conocido. A rasgos generales nos sugiere la imagen de una persona que tiene ideas innovadoras, iniciativa y valor para asumir riesgos. No obstante, ¿qué nos sugiere el término “emprendedor social”? ¿Qué diferencias existen entre éste y un emprendedor común?

Pues bien, a la hora de fundar una empresa de carácter social, el comienzo es muy similar al de cualquier otra empresa. No obstante, los propósitos de una y de otra difieren en gran medida. Para un emprendedor que invierte en una compañía de cartuchos de tinta, la finalidad está clara: producir el máximo número posible de cartuchos a un coste tal que garantice la calidad que precisa y unos ingresos que permitan su crecimiento.

Para un emprendedor social, sin embargo, el propósito principal no es enriquecerse, sino desencadenar un impacto social positivo, ya sea reduciendo desigualdades, fomentando la educación o promoviendo el cuidado del medio ambiente.

[banner_suma]

Hoy en día están surgiendo cada vez más entidades que, con sus beneficios, contribuyen a crear un mundo mejor. A nivel internacional destacan algunas como Delight, en Corea del sur, que destina sus fondos a ayudar a personas con problemas auditivos; BroadReach, en Sudáfrica, que asiste a gobiernos y ONG’s en la lucha por una mejor atención médica; la canadiense Jump Math, que combina ejercicios guiados con el trabajo en casa para fomentar la educación, o la estadounidense Possible, que se esfuerza para llevar un innovador concepto de atención sanitaria al Nepal rural.

Pero éste no es un fenómeno que tenga cabida solamente fuera de nuestras fronteras. En España, Maira Cambrini es la portavoz de Ashoka, la mayor red de emprendedores sociales a nivel internacional.

Esta organización respalda en nuestro país a un total de veintinueve emprendedores que dedican sus esfuerzos a proteger aspectos tan importantes como la salud, la educación o el cuidado del medio ambiente.

Lo que buscan estos emprendedores sociales es ser reconocidos y sentirse apoyados por el Estado. Para ello precisan de la creación de un Consejo Nacional capaz de regular las inversiones de impacto.

Algunas de estas empresas destinan el 100% de sus beneficios a la inversión de proyectos beneficiosos para el ser humano. Ése es motivo suficiente para intentar garantizar por todos los medios la supervivencia de estos emprendedores que hacen tanto bien, sin esperar mayor recompensa que la satisfacción de saber que, con su granito de arena, están cambiando el mundo.

Elena Chozas
Redacción

Leer más: 
La ética de ponerse en el lugar del otro 

[banner_btn_suma]

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Empresa digital: 12 startups en 12 meses

Levels no tiene dirección fija y viaja por todo el mundo. Es lo que se llama un nómada digital, un término surgido a partir de Tim Ferris y su libro The Four Hour Work Week, en el que apuesta por trabajar por internet y vivir en países donde los dólares o los euros tengan más rendimiento.

Leer más

Países emergentes con mayor subida del salario mínimo

la Organización Internacional del Trabajo, agencia especial de las Naciones Unidas, que destaca los casos de los cuatro países del mundo –China, Brasil, Camboya y Alemania– en los que más se ha aumentado el salario mínimo.

Leer más

El derecho a la ciudadanía múltiple

En un mundo cada vez más globalizado y mezclado racialmente, resulta natural disfrutar de identidades múltiples.

Leer más

Cargar la batería del móvil con orina

Lo mejor de esta fuente de combustible reside en que no depende de la errática naturaleza del viento o del sol; estamos realmente reduciendo desechos para crear energía.

Leer más

La fuerza de las olas: energía sostenible en estado puro

La energía mareomotriz puede ser realmente útil para dar suministro eléctrico de una forma limpia, verde y sostenible siendo por contra no demasiado aprovechada.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario